Compartir
Publicidad
Publicidad

Así funcionan las luces de terremoto, el extraño fenómeno observado durante el temblor de México

Así funcionan las luces de terremoto, el extraño fenómeno observado durante el temblor de México
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hace falta que se lo digamos a los de allí: el continente americano no parece estar viviendo su mejor momento. ¿Y si fuese todo un malvado plan de un Dios encolerizado? Para los religiosos esta podría ser no sólo una razón posible, sino confirmada empíricamente por las señales que nos están dejando tierra, mar y aire. Antes del potentísimo terremoto que ha sufrido esta noche México se han visto varias luces en el cielo, como de aspecto boreal, justo antes de que la Tierra se agitase por haberse abierto desde el submundo.

También es uno de los pensamientos que pudo asolar a los españoles y portugueses durante el gran terremoto de 1755, del que Kant dejó por escrito los testimonios de ciudadanos que habían visto destellos sobre sus cabezas. O en algún momento de la remota historia del Antiguo Egipto, en cuyos documentos quedó escrito, como nos contó H. Bonnet siglos más tarde, que “Abriendo grietas en el monte y produciendo lluvia y luces, un terremoto acompañó el renacimiento del rey”.

Sea o no motivado por fuerzas divinas, sí sabemos que este fenómeno natural está siendo estudiado por la ciencia, aunque por la diversidad de resultados y lo difícil de su análisis en directo o réplica posterior mediante medios humanos, no sabemos aún muy bien en qué consisten las “luces de terremoto” o EQL en sus siglas en inglés.

Electrones corriendo del suelo al cielo

Esta es la hipótesis más extendida: como sabemos, cuando se producen rayos en el cielo por una tormenta es porque las nubes se cargan eléctricamente aglomerando los electrones que encuentran en la atmósfera. La diferencia de carga eléctrica de los componentes hace que se cause un chispazo que saltan en forma de relámpago que cae del cielo al suelo.

sdf

Las luces de terremoto son exactamente lo contrario. Por los movimientos sísmicos y la ruptura del suelo cargan la Tierra que luego liberará sus rayos de abajo hacia arriba. Aunque sabemos que la roca no es conductora sí pueden serlo distintos materiales rocosos que conforman nuestro suelo. En la diferencia de compuestos y sus distintas propiedades hacen que esa predisposición a trasmitir cargas eléctricas varíen.

Se cree que esta es la explicación por los resultados en las pruebas de la Sociedad Estadounidense de Física, comandadas por el ingeniero biomédico Troy Shinbrot, que llevaron a cabo hace un par de años. Allí llenaron tanques con diferentes tipos de granos y los agitaron para provocar grietas. En ese meneo notaron cómo se generaban voltios de electricidad. Sus estimaciones calcularon que si se tratase de más volumen de materia es muy posible que la materia se cargase lo suficiente como para generar rayos.

Pura luz inocente (aunque con posibilidad de advertirnos)

Como sabemos, las luces de terremoto aparecen antes, durante o después de un terremoto dependiendo de muchos factores. Uno puede ser la fuerza del sismo, ya que si es de una intensidad mayor de 5 en la escala Ritcher suele preceder al temblor, no llegar más tarde, aunque “la señal del voltaje no es siempre la misma. Algunas veces es alta y otras baja”, como señaló el ingeniero.

El otro, como hemos apuntado, podría ir en los materiales de las placas que sufren el terremoto. Como apuntó Shinbrot, sus resultados en laboratorio indicaban que lo que se producía el fenómeno de la triboluminiscencia, que sólo se da en los materiales cuya estructura cristalina provoca que se arranquen a los átomos de sus electrones.

Si creas fricción entre dos piedras de cuarzo en la oscuridad, por ejemplo, verás lo que parecen chispas pero en realidad es sólo luz. De entre los más de medio centenar casos observados de luces de terremoto la mayoría de ellos, como el que se ha visto esta última jornada en México, han sido avistados por la noche.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos