Compartir
Publicidad

Así luce el Berlín de 1945 en color y alta definición: una mirada a la destrucción total

Así luce el Berlín de 1945 en color y alta definición: una mirada a la destrucción total
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los motivos por los que Europa recuerda a la Segunda Guerra Mundial con especial pavor son variados, y siempre están justificados: desde la masiva aniquilación de vidas humanas hasta el desplazamiento de millones de personas, además del odio y las ideologías extremas dominantes durante el periodo. El carácter documental del conflicto, el primero en la historia datado sistemáticamente con vídeos y fotografías, contribuye a recrudecer su impacto y memoria.

La destrucción física del continente europeo fue mayor a la de otras guerras a lo largo de la historia. Alemania se llevó la peor parte, aunque sólo al final de la guerra. Algunas ciudades fueron arrasadas por los bombarderos aliados. Berlín, protagonistas de la última y desesperada batalla de las tropas nazis, fue reducida a escombros. En este vídeo puedes ver cómo estaba la ciudad en 1945: a todo color y en alta definición. Algunas imágenes, remasterizadas todas ellas, son inéditas.

Quienes hayan visto documentales como Apocalpsis encontrarán poco por lo que sorprenderse. Son poco más de treinta minutos en los que asistimos al estado de la ciudad como si de una película moderna se tratase. Siempre hay algo de frío y distante en las viejas películas grises y poco definidas: este vídeo es una aproximación más real, en primera persona, al horror del Berlín post-Hitler.

Para hacernos una idea del nivel de destrucción al que Alemania estaba sometida poco después de la Segunda Guerra Mundial, es útil acudir a Continente Salvaje, de Keith Lowe, libro imprescindible para entender qué pasó en Europa cuando la guerra terminó:

Las fuerzas aéreas británicas y americanas destrozaron unos 3,6 millones de viviendas alemanas —es decir, alrededor de una quinta parte de todos los espacios habitables del país—. En términos absolutos, el daño a dichos espacios fue casi 18 veces mayor que en Gran Bretaña. Algunas ciudades en particular sufrieron más que el promedio. Según las cifras de la Oficina Estadística del Reich, Berlín perdió más del 50% de los locales habitables, Hannover el 51,6%, Hamburgo el 53,3%, Duisburgo el 64%, Dortmund el 66%, y Colonia el 70%.

No fueron las únicas. En todo el Este de Europa miles de pueblos y pequeñas ciudades desaparecieron, especialmente en Rusia. La geografía humana del continente mutó para siempre. Otras ciudades como Varsovia, Budapest o Minsk perdieron entre el 90% y el 80% de su estructura. Fue pura destrucción. Una experiencia salvaje que aún hoy nos fascina, y para prueba el vídeo de más arribaMás aún si la vemos con todo lujo de detalles en HD.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos