Compartir
Publicidad

Pocas cosas tan fascinantes vas a ver hoy: así se construyó la Columna de Trajano en el siglo II

6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo, nuestra visión de la antigüedad es en exceso mitológica. En especial, en lo relativo a la construcción de grandes monumentos. ¿Cómo, con qué tecnología se podían edificar semejantes obras atemporales que perviven aún entre nosotros? National Geographic ha querido responder a esa pregunta en relación la Columna de Trajano, del siglo II (año 114). Y el resultado es fabuloso.

Por un motivo principal: este vídeo no sólo logra explicar el proceso de forma encantadora, gracias a una exquisita animación muy bien narrada, sino que nos permite introducirnos en lo más profundo de la tecnología arquitectónica romana. Y descubrir, de paso, que aquellos hombres eran capaces de cosas extraordinarias con técnicas que no distan tanto de las actuales. La Columna de Trajano es un monumento maravilloso construido por seres humanos comunes y corrientes.

Aquellos hombres eran capaces de cosas extraordinarias con técnicas que no distan tanto de las actuales. La Columna de Trajano es un monumento maravilloso construido por seres humanos comunes y corrientes.

A ese proceso de desmitificación, necesario para comprender nuestro pasado y para arrojar luz sobre hechos que nos son inciertos, contribuye saber, por ejemplo, que los hombres del ayer utilizaban sistemas de poleas, estructuras verticales y técnicas de tallaje que nada tenían de legendarias. De hecho, la Columna de Trajano, con su proyecto, el armazón sobre el que se construyó, sus picadores y sus albañiles, no parece en absoluto excepcional una vez visto el vídeo.

De la Dacia al corazón de Roma

Columna Trajano Detalle
Detalle de la columna.

Y sin embargo lo es. No sólo por su inmenso valor arquitectónico per sé, sino por su tremenda influencia en el arte posterior del Imperio Romano, ya entrado el siglo II y en la recta final de las grandes conquistas de los últimos grandes emperadores.

La Columna de Trajano representa el culmen militar de la Roma que aún no enfilaba el camino de la decadencia, que se encontraba en la cima de su poder militar

La Columna de Trajano representa el culmen militar de la Roma que aún no enfilaba el camino de la decadencia. A nivel artístico, el gobierno de Trajano (98-117) inicia una época de esplendorosa producción, continuada después por Adriano (117-138), un emperador de gran sensibilidad, y los Antoninos. Las conquistas militares expandiendo las limes del Imperio, tanto al norte en la Germania como al este en la Dacia, se vieron acompañadas de un esplendor artístico.

Centrándonos en el caso particular de la columna, Trajano ordenó su construcción a modo de conmemoración (sin duda propagandística) de su victoria ante el pequeño reino de los dacios, en la actual Rumanía. Fue el gran proyecto político y militar del emperador: un grandísimo ejército romano cruzó el Danubio y saqueó la rica tierra de los dacios, cuya civilización quedó reducida a cenizas. Fue tal la hazaña que Trajano, henchido de personalismo, decidió construir esta columna.

Conquista Dacia National Geogrpahic
La conquista de la Dacia (gráfico de National Geographic).

En ella observamos, a través de un cómic esculpido en espiral a lo largo de la columna (casi 40 metros de alto), las andanzas del emperador y su ejército en la lejana Dacia. Como explica Filippo Coarelli, un experto arqueólogo dedicado en alma a la columna, en este estupendo reportaje de National Geographic, el relato visual de la guerra tiene tintes narrativos que son puro drama, fascinante tanto desde el punto de vista estético como desde el histórico.

Originalmente pintada en color y remachada en lo alto por una gran estatua de bronce del propio Trajano, la columna preside el actual foro de Trajano y se enmarcaba junto a dos bibliotecas, ensalzando su espíritu divulgativo. La idea de un pergamino desenrollándose alrededor de la misma contribuye a ensalzar su espíritu narrativo-propagandístico.

Originalmente pintada en color y remachada en lo alto por una gran estatua de bronce del propio Trajano, la columna preside el actual foro de Trajano y se enmarcaba junto a dos bibliotecas, ensalzando su espíritu divulgativo

Hoy la Columna de Trajano es una de las atracciones más fascinantes de Roma, aunque internamente ya no sea visitable. Inspiración para grandes artistas a lo largo de la historia, la obra es uno de los últimos grandes legados de un imperio en la cima de su poder. Poco después llegaría la decadencia, la crisis del siglo III y, finalmente, el fin del más grande imperio europeo. Pero sobre lo alto de la Columna de Trajano, Roma sigue brillando con aquel olvidado, bello esplendor.

Imagen | National Geographic, Jake&Brady

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio