Compartir
Publicidad

Así se desplaza un castillo japonés de 200 años y 400 toneladas de peso

Así se desplaza un castillo japonés de 200 años y 400 toneladas de peso
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no es la película 'El Castillo Ambulante' de Miyazaki. Se trata de la reparación de la torre del castillo Hirosaki. Un proyecto de varios meses de duración y en el que se ha alzado y desplazado un edificio de 400 toneladas para reparar sus murallas. El proceso ha quedado documentado en un fascinante timelapse en el que podemos ver cómo la torre principal recorre 80 metros sobre unos raíles creados sobre la marcha para salvarlo.

El castillo Hirosaki uno de los 100 más importantes de Japón. Y su torre principal corría peligro desde que se descubriese que la muralla sobre la que se asentaba, de cuatro siglos de antigüedad, había quedado afectada por un terremoto en 1983. La única solución para reparar la muralla era mover la torre, reconstruida a principios del siglo XIX. El resultado es sorprendente.

¿Cómo levantas 400 toneladas?

Con 27 gatos hidráulicos, en una ceremonia celebrada el 16 de agosto de este año. Se trataba del primer paso para salvar el castillo, uno de los activos turísticos más importantes de la zona. Y eso que el edificio es relativamente nuevo: sus tres plantas se construyeron en 1810, dos siglos después de la creación del complejo. Originalmente, el castillo era más grande, de seis plantas. Pero un relámpago incendió la torre original en 1627 haciendo estallar sus depósitos de pólvora y destruyéndola.

Una vez alzado, el siguiente paso era llevarse el castillo a su nuevo hogar, construido a 80 metros de distancia. Un proceso que ha durado más de dos meses y cuyo objetivo es mantener el castillo disponible para el público mientras se llevan a cabo los trabajos de reparación de la muralla. Algo que mantendrá al castillo en su nueva posición hasta el año 2021.

El proceso entero es fascinante: desde que se alza hasta que se coloca sobre su nueva base, los responsables del proyecto han ido documentándolo todo en el canal de promoción del Ayuntamiento de Hirosaki, en el que se puede ver la magnitud de la hazaña. Doble, si tenemos en cuenta que había que hacerlo sin dañar un edificio que, como podemos ver en los vídeos, se sustenta sobre un delicado envigado:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio