Cada vez más peatones mueren por distraerse con el móvil. Hong Kong ha tenido una idea: apuntarles con luces rojas

Cada vez más peatones mueren por distraerse con el móvil. Hong Kong ha tenido una idea: apuntarles con luces rojas
15 Comentarios

Desde que los móviles entraron en nuestras vidas, las calles se han llenado de transeúntes absortos en sus pantallas, caminando por doquier sin levantar la mirada de sus smartphones, sin prestar atención a su alrededor o al tráfico. Un problema reflejado en un aumento de muertes de peatones distraídos en todo el mundo. Regiones como Hong Kong ya han comenzado a probar métodos para evitarlo. Sí, hemos llegado al punto en el que tenemos que modificar literalmente la infraestructura urbana para adaptarnos a nuestras adicciones telefónicas.

Y la respuesta es esta: luces rojas.

La iniciativa. Este mes, el Departamento de Transporte de Hong Kong ha decidido instalar focos en el borde de algunos cruces que proyectan luces rojas o verdes en el suelo (y en las personas que se encuentran allí). ¿Para quién? Para esos peatones que están tan metidos en sus teléfonos que ni siquiera se molestan en mirar al frente al caminar. El nuevo dispositivo funciona sincronizado con un semáforo y proyecta un haz de luz rojo desde arriba. De esta manera, las personas que miren sus móviles verán la acera iluminada y les recordará que deben detenerse.

Adictos a la pantalla. El fenómeno es preocupante. Y tiene hasta su propio término: Smombie, o zombie del teléfono, votada como la palabra juvenil del año en Alemania en 2015. Aunque en España el término es aún desconocido, las consecuencias de este comportamiento están siendo fatales. En una encuesta reciente realizada en el mismo territorio chino se concluyó que de 100 peatones que accedían a un cruce, al menos la mitad interactuaba con sus móviles.

Luces rojas móviles hong kong

Cada vez más necesario. Algunos estudios sitúan este problema como la causa de entre el 12% y el 45% de las muertes de peatones. Alrededor de 270.000 peatones mueren en las carreteras del mundo cada año, lo que representa una quinta parte de todas las muertes en carretera a nivel mundial. Y no es solo peligroso por el tráfico. Otra investigación sugería que las lesiones por chocar contra farolas, tropezar o caer se multiplicaron por nueve entre 2004 y 2010. Lo hemos comentado en Magnet: cómo el móvil nos hace más proclives al choque, despistando a los compañeros que caminan en nuestra dirección.

Otros casos en el mundo. La iniciativa de Hong Kong en realidad sigue la estela de décadas de innovación para mantener seguros a los peatones mientras cruzan las calles. Hemos visto señales auditivas que van desde gritos de cuco hasta melodías para ayudar a las personas con discapacidad visual. Y luces como estas se han instalado ya en Sídney, Australia, Seúl, Corea del Sur, Augsburgo, Alemania, Bodegraven en los Países Bajos, la capital de Israel, Tel Aviv y Singapur.

Algunos países como Australia tienen paneles táctiles que vibran cuando es seguro cruzar. Las autoridades coreanas también han instalado luces LED verdes similares que indican cuándo es seguro cruzar, mientras que ciudades alemanas como Colonia y Augsburgo han probado filas de luces LED en los cruces de tranvías. Honolulu, en Hawái (EEUU), prohibió en 2017 enviar mensajes de texto en los pasos de cebra.

No sólo basta con luces de colores. Si bien los expertos de seguridad vial han dado la bienvenida a proyectos como este, muchos avisan de que hacer que los peatones estén más atentos es solo una parte de la solución. Pero claro, también hay que obligar a los conductores a reducir la velocidad, especialmente alrededor de los cruces. En este reportaje de Bloomberg, Hendrik Tieben, director de Arquitectura de la Universidad de Hong Kong, advertía de que muchos cruces no tienen ni siquiera señales apropiadas.

Pero la solución no solo pasa por reducir la velocidad límite a 30 km/h o instalar focos luminosos. Se necesita mucho más. Quizás estemos hablando entonces de un problema educacional y no de uno infraestructural. Quizás hay que levantar la mirada y ver lo que tenemos delante desde ya.

Imágenes: Transport Department Hong Kong

Temas
Inicio
Inicio