China va a romper el poder de los fandoms de celebrities. El culto al individuo no encaja en sus valores

China va a romper el poder de los fandoms de celebrities. El culto al individuo no encaja en sus valores
42 comentarios

El pasado 22 de agosto los medios estatales se hicieron eco de lo que estaba sucediendo en el mundillo online del fandom de dos prominentes actores, Zhao Liying y Wang Yibo, después de que se rumorease que iban a protagonizar una película juntos. Los diversos clubs que apoyaban a la actriz Zhao llamaron al boicot y presionaron a los productores para que destruyesen el proyecto. Los administradores de Weibo (algo así como nuestro Facebook), emitió un baneo de posteo de 15 días tanto a todos los clubs como al estudio de la película y el de la agencia de representación de Zhao. Movimientos así habían tenido ya lugar antes dentro de los clanes de seguidores de grandes estrellas, pero parece ser que este ha sido la gota que ha colmado el vaso.

El peligro de las masas. En la era de las redes sociales los fandoms de grandes estrellas son fuerzas desbocadas, grandes comunidades organizadas en torno a líderes inofensivos pero con un latente poder de acción política. Ya hemos visto algunos ejemplos de lo que pueden hacer. Según el periódico local The Paper, la economía “idol” tendrá en China un valor monetario equivalente a más de 18.000 millones de euros para 2022.

Contra la “caótica cultura fan”. Como recogen Vanity Fair y Reuters, la Administración del Ciberespacio de China ha emitido hoy una serie de nuevas directrices para controlar y minimizar su margen de acción. A saber: se “revisará” la publicación de listas de popularidad de celebridades (que incentivaban guerras entre grupos) así como los “supertopics” y los shippeos, dos tipos de publicaciones parecidas a los subreddits que aglutinaban masas de gente en torno a cuestiones de la vida de las celebrities. Los grupos fans tendrán que estar mucho más vigilados por los representantes de cada famoso, o habrá “consecuencias”. También se desincentivarán los concursos de popularidad vía votos fan, un tipo de programa omnipresente y muy querido en el país, y no se puede pedir la compra de productos para apoyar monetariamente a las estrellas.

Tumbando al que destaca. Todo ello puede leerse también como un nuevo episodio en la conocida guerra de China contra sus estrellas y el inherente fomento del triunfo del individuo sobre la masa que representan. La actriz Fan Bingbing “desapareció” en 2018 por un tiempo tras un escándalo de evasión fiscal, y aunque volvió a la escena pública al año siguiente, no ha vuelto a protagonizar ninguna película y mantiene un perfil mucho más bajo.

Ese fenómeno de caída en desgracia no ha hecho sino acentuarse en los últimos meses, en los que nos encontramos con que los medios airearon un escándalo de evasión fiscal y maternidad subrogada de la actriz Zheng Shuang, otros por presuntas agresiones sexuales tanto del rapero Wu Yi Fan como del presentador Qian Feng, a Huo Zun se le criticó por las filtraciones de infidelidades a su pareja, de Zhang Zhehan se empezó a decir que era un japanófilo y muchos otros. Todos ellos recibieron castigos en forma de encarcelamiento, boicots, destierros de la industria o borrado de su presencia mediática pese a que algunos de ellos no tienen aún condenas en firme (otros sí). Lo que se dice una auténtica “cancelación”.

Reeducación. También a finales del mes pasado se publicó en prensa que 64 estrellas, algunas de primerísima fila, habían asistido a un curso organizado por el Gobierno educándoles en la historia del Partido Comunista y las responsabilidades que poseen con su pueblo como figuras públicas.

Contra el culto a la riqueza. La Administración del Ciberespacio de China también ha publicado un borrador de nuevas regulaciones para los algoritmos de redes sociales. Deberán desincentivar la promoción de individuos que presuman de riqueza o de derroche. También deberán poner más límites a la creación de cuentas falsas y deben facilitar a los usuarios la desactivación de los algoritmos de recomendación impidiendo el poder de influencia de los contenidos difundidos de las grandes plataformas.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio