Compartir
Publicidad

Cómo cambia el curso de un río a lo largo de los años, en una preciosa infografía de 1944

Cómo cambia el curso de un río a lo largo de los años, en una preciosa infografía de 1944
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese que caminemos por encima de ellos con cierta indiferencia, el curso de los ríos nunca es constante. Cambia y se modifica con el paso de los años de forma extrema. Durante el último siglo, el ser humano ha domado sus cursos fluviales: los ha represado, los ha enclaustrado en motas de protección y los ha resumido a cursos constantes que frenen las riadas y ganen espacio para construir o cultivar nuevas tierras. No siempre fue así. Para dibujar un río necesitas muchos más surcos que el actual.

Es lo que hizo Harold Fisk en 1944, a petición del Army Corps of Engineers de Estados Unidos. Fisk dibujó el Misisipi no sólo tal y como era entonces, sino tal y como había sido a lo largo de los siglos. Utilizando técnicas geológicas y extrapolaciones, creó esta gigantesca y preciosa infografía. En ella vemos el trazado completo del Misisipi, el río más largo de América del Norte, en diferentes cursos, cada uno pintado de un color. El de 1944, el de 1880, el de 1820, el de 1765, etcétera. ¿Resultado? Un maravilloso baile de colores, de meandros que se entrelazan formando la llanura aluvial del Misisipi.

El trabajo de Fisk fue muy importante. Un río no sólo es su curso: es también el entorno que le rodea, su cauce. Su llanura aluvial es, en realidad, lo que los ingenieros deben tener en cuenta a la hora de construir cualquier edificación (puentes, por ejemplo) sobre o cerca de él. Con su infografía, Fisk legó una interpretación fantástica de la dimensión real del Misisipi, no sólo desde el punto de vista estético, sino también utilitario.

Mis0
Mis1
Mis2
Mis3

Como se aprecia, el río, con el paso de los años, transformaba radicalmente su fisionomía, llegando a tomar formas muy distintas a la del momento. Es lo que le sucede a los ríos en estado natural: mutan y se retuercen entre sí como resultado de las crecidas y los periodos de escasez. Cada uno de los surcos de colores dibujado por Fisk tiene una forma diferente y que se semeja en poco a la anterior, hasta el punto de resultar irreconocible. A su rastro, lega galachos y otros espacios húmedos que dan fe de su antiguo curso. Cerca de las ciudades, controlado por la labor humano, permanece inalterable.

Poco a poco, eso le sucedería a la mayor parte de grandes ríos del mundo. El cambio de sus cursos nos ha dado incluso conflictos fronterizos. Lo comentamos aquí: Croacia y Serbia no se ponen de acuerdo en cuál es exactamente su frontera porque se basaba en el Danubio del siglo XIX, muy diferente al del siglo XXI.

Fisk realizó este impresionante trabajo a lo largo de tres años. Lo hizo sin técnicas digitales, porque era 1944, en un ejercicio estrictamente artesanal y fantástico. El resultado visual es también muy bonito. La utilización de distintos colores crea un lienzo de pinturas casi abstractas que, al margen del significado real de la infografía, cobran vida por sí mismas. Fisk hizo de la información visual una pequeña obra de arte. Se puede descargar completa aquí. Son más de quince láminas distintas. A disfrutar.

Mis4
Mis5
Mis6
Mis7
Misfinal
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos