Compartir
Publicidad

¿Cómo es vivir una tormenta desde dentro de un barco?

¿Cómo es vivir una tormenta desde dentro de un barco?
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La furia del mar y sus tormentas han inspirado una buena cantidad de películas y relatos literarios, gracias a que pueden ser representados como uno de los escenarios más aterradores, sólo imaginemos estar a bordo de un barco navegando en un lugar lejano sobre el mar, donde estamos prácticamente solos y a merced de lo que la naturaleza quiera hacer con nosotros. No suena muy agradable ¿verdad? Ahora imaginemos esto pero en la vida real.

Lejos de la ficción, las tormentas marítimas pueden ser un espectáculo fascinante, pero también es verdad que son los fenómenos naturales más peligrosos a los que se puede enfrentar la tripulación de un barco, esto debido sobre todo a los monstruosas olas que pueden ocasionar. Los registros mencionan que las olas más altas en la historia fueron de 30,5 metros y se presentaron en 1958 después de un terremoto en cerca de la Bahía Lituya en Alaska.

Una de las fuerzas más brutales de la naturaleza

Para poner un poco en contexto de lo que es capaz de hacer una ola enorme, veamos el caso del terremoto de 9,1 grados en el océano Índico de 2004, el cual provocó un gran tsunami con olas de hasta 20 metros, lo que provocó la muerte de más de 200.00 personas.

En el caso del tsunami estamos antes olas en tierra firme, ahora vayamos a las olas sobre el mar, que pueden ser más devastadoras porque aquí entra en juego la inestabilidad del agua, lo que puede provocar que el barco se vuelque, esto sin contar la cantidad de daños que puede ocasionar a la estructura y superficie.

Muchos de los buques y barcos modernos cuentan con diseños que les permiten "cortar" las olas, pero esto no significa que estén exentos de algún accidente o de sufrir toda la furia del mar, ya que aquí depende mucho de la pericia del capitán, quien tiene que saber dirigirse a la ola en el momento exacto y con la velocidad idónea, para así no ser arrollados o sepultados por el agua.

Para ejemplificar esto, hemos hecho una sorprendente recopilación de barcos en situaciones de tormentas y olas de gran tamaño, donde nos podemos hacer una pequeña idea de cómo sería estar ahí en ese momento, una experiencia que en vídeo luce aterradora, y que no podemos imaginar cómo se debe sentir estar ahí en vivo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio