Compartir
Publicidad
Publicidad

Wismichu y otros youtubers se están riendo en la cara de YouTube por sus nuevas normas de censura

Wismichu y otros youtubers se están riendo en la cara de YouTube por sus nuevas normas de censura
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estaba en lo más alto de videos del momento de Youtube España antes de que la misma plataforma la censurase mediante esa fórmula conocida como limitación de contenido a mayores de 18 años. Wismichu, uno de los videocreadores del país más polémicos, saltaba contra la plataforma y su imprecisa política de contenido inapropiado para la web.

Así, en joven protestaba por la censura de un video sobre dildos que no era lo suficientemente instructivo. En el video, Wismichu nos explicaba primero su indignación por un bloqueo que, según él, nada tiene que ver con la edad de los seguidores de su canal, que serían mayores de edad en la gran mayoría de los casos. Después salía del paso resubiendo el contenido de la única manera que conoce: echando más leña al fuego.

Con una actitud destructiva, su voz en off nos narra los pasos a seguir para disfrutar del juguete sexual. En la imagen que lo acompaña, vemos un pene bastante hiperrealista siendo tratado de formas bastante gráficas. Así es como han actuado ya en el pasado muchos de los youtubers más gamberros el espectro mediático de la plataforma.

A muchos de estos chicos no les parecen nada bien esas amplias definiciones que lanzó Youtube hace un año sobre lo que es o no “apropiado”. “Escenas sugerentes, desnudo parcial, incitación a las drogas, palabrotas”. Todo eso no pasaría los filtros hipotéticos de la plataforma. Cualquiera que haya pasado más de tres minutos y medio en la red colorada sabe que esto no funciona así. El improperio, la salida de tono y la sinvergonzonería son las claves del discurso ante la webcam. El pan nuestro de cada día.

La amenaza de la plataforma es la incrustación de una etiqueta de “contenido para mayores de 18”, como le ha pasado a Wismichu. La queja de los creadores es que, cuando Youtube te estampa esa marca, tu contenido pierde toneladas de visibilidad y se te prohíbe monetizar el video. Bien, los siguientes son buenos ejemplos de esas reacciones antipuritanismo de Youtube.

Temas controvertidos

No es apropiado tratar contenidos con "temas sensibles" para el público, haya o no imágenes gráficas expuestas en el video. Con eso es con lo que se topó Philip DeFranco, uno de los Youtubers que más visibilidad le dio al tema del cambio de política de contenidos de la plataforma de los últimos tiempos. Él fue, probablemente, el creador que empujó a que actuase en contra de las nuevas condiciones el resto, ya que su caso fue especialmente injusto: sólo se dedicaba a comentar noticias de actualidad. DeFranco, por cierto, sigue subiendo videos diariamente.

Burlando la norma de "contenido perjudicial o peligroso"

"No publiques vídeos que inciten a cometer actos perjudiciales para la salud". A esa regla es a la que suponemos que aludía Dalas en su video protesta por las nuevas condiciones. Un entrañable tutorial de cómo jugar a juegos infantiles mientras se le escapaba sin querer alguna alusión a la posibilidad de que la gente se cortara las venas.

De "lenguaje inapropiado"

Incluido el acoso, las obscenidades y el lenguaje vulgar. A eso mismo aludía Delcarajo Teve, un modesto youtuber argentino, en su carta de amor a la nueva política de Youtube. Una carta, por cierto, que se regodea en los "concha de tu madre" y "carajos" durante siete minutos.

De "desnudos o contenido sexual"

YouTube no admite "contenido pornográfico ni de sexo explícito". Tal vez por eso Fernanfloo, el gran astro de la plataforma de El Salvador con casi 20 millones de suscriptores, le dedicó un video al poco de conocer la nueva política de Youtube a la experiencia (ficticia, suponemos) que vivió cuando llevó a cabo su operación de pene, con un médico más que interesado en el miembro del youtuber.

O todas a la vez

No busquen imitaciones. El mismísimo ElRubius, ese que tiene 23 millones de seguidores y que se hace récords en Twitter con nueve caracteres, también puso en evidencia a Youtube en un clip que circula en varios canales ajenos al suyo (recuperado, pues, después de que Youtube se lo censurara).

En un mensaje claro a la plataforma le leyó primero a sus seguidores las nuevas normas e intentó después comportarse durante unos minutos de forma educada ante la cámara. Hasta que un brote psicótico al estilo de los de Homer Simpson se apoderó de su cuerpo y le condujo a una bacanal de destrucción en la que había falos volantes, ametralladoras, cadáveres de muñecos recién nacidos y mucho EDM.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos