Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando las fotografías sirven para congelar el momento que precede a un desastre

Cuando las fotografías sirven para congelar el momento que precede a un desastre
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, una foto es la captura de un momento. Curiosamente muchos de esos momentos son capturas de objetos fijos, como monumentos, flores, o personas a las que se les pide que se mantengan quietas mientras tomamos la foto. ¿Por qué no se suelen capturar objetos en movimiento?

Hoy daremos un recorrido por el trabajo de Dina Belenko, una gran fotógrafa rusa que se ha vuelto famosa por sus maravillosas composiciones de fotos que dan la impresión de movimiento, ya que es capaz de capturar el momento exacto en el que están ocurriendo las cosas, como si congelara el tiempo para mostrarnos una escena que de otra forma sería imposible de admirar.

¿Fotos en movimiento? Y no, no son GIFs

No digo que no se hagan fotos a objetos en movimiento, simplemente que estas fotos no son tan populares como las que se hacen a objetos estáticos, esto por diversas razones que tienen que ver con el tipo de cámara y la velocidad de captura, ya que la mayoría de ellas, incluidas las de los smartphones, al no tener la capacidad para hacer este tipo de tomas el resultado es una bonita foto movida.

Por ello se admira que alguien pueda congelar un momento exacto, y no un simple objeto en movimiento, sino toda una composición que requiere horas, e incluso días, de planificación, ya que muchos podrían pensar que se trata de un montaje, pero no, la foto ocurrió tal y como la vemos, incluido el desastre que vino después.

La magia de estas fotos es el trabajo realizado durante la planificación y la captura, ya que juega con las perspectivas, la gravedad, y se apoya en otros materiales y objetos que ayudan a tratar de controlar esos segundos que durará ese fragmento de acción. Aquí explica parte de los procesos que usa para sus fotos.

El resultado son fotos de leche derramada, gotas y chorros de agua, vapor, nubes de harina, caída de tazas, todo bajo un momento congelado en el tiempo y que precede a un potencial desastre, de ahí que tenga su valor y sea muy atractivo visualmente.

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

Una foto publicada por Dina Belenko (@dinabelenko) el

En Magnet | Comida y simetría: una combinación que demuestra que el arte también puede lucir delicioso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos