Compartir
Publicidad

Si quieres que los invitados de tu boda se emocionen, mete en ella un haka neozelandés

Si quieres que los invitados de tu boda se emocionen, mete en ella un haka neozelandés
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gritar con fuerza, contorsionar tu cara como si estuvieses viendo a tu enemigo, patear el suelo con violencia y darse golpes en el pecho. No es lo que nos esperaríamos encontrar en una ceremonia nupcial, pero esa es precisamente la emotiva coreografía que ha dominado la boda de unos neozelandeses. Invitados e invitadas por los novios ejercitaban airadamente un antiguo ritual con un trasfondo tan sorprendente como presenciar el archivo de esa danza de la agresividad.

Porque el haka, que así se llama ese rito colectivo, es una demostración feroz del orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. El término sirve para definir cualquier danza maorí, pero se suele referir con este nombre de forma específica a la danza de guerra tribal de este pueblo, que practicaba el baile entes de cualquier batalla para motivar a sus guerreros. Antes de que sigamos, atención al video:

De humillar al ejército rival a intimidar al otro equipo

Impresionante, ¿verdad? En concreto, la canción que vemos en esta boda es el himno que popularizó por la selección de rubgy neozelandesa All Blacks, que lo entonan como acto de intimidación contra sus rivales. Pero la pieza, del maestro Waimarama Puhara, es mucho más antigua, y lleva desde finales del XIX siendo trasmitida generación tras generación.

El momento de mayor florecimiento de esta práctica fue con la llegada de los colonos invasores y exploradores europeos, que vieron cómo el pueblo maorí respondió con fiereza a su amenaza territorial. Los exploradores europeos Abel Tasman y James Cook fueron los primeros en narrar sus observaciones sobre los hakas maoríes, pero el contacto entre los pueblos estuvo rodeado de malentendidos y conceptos erróneos, con lo que varios de los primeros encuentros terminaron con violencia.

Esta canción que vemos en la boda, por cierto, era especialmente entonada para prepararse para actos bélicos (o eso cuentan las leyendas, ya que la historia de este ritual está envuelta en mitos), pero de los cientos de hakas existentes muchos de ellos sirven para funciones dispares, como firmas de paz, recepciones de invitados, funerales y otros eventos memorables como, bueno, una boda.

zfd

Las palabras del haka suelen describir poéticamente los ancestros y los sucesos de la historia de la tribu. El cántico de Puhara, Tika tonu!, trata sobre el proceso de maduración de los varones, un ánimo a afrontar el paso a la vida adulta y en familia. El párrafo final de su melodía, lo que escuchamos en el video de la boda justo cuando la novia se desborda, dice lo siguiente:

Así hijo, aunque te pueda parecer difícil

Así hijo, aunque parezca inflexible

Pese a todo el tiempo que pasas esforzándote en ello

La respuesta al problema

La encuentras dentro de ti

Ojos en blanco en honor a tus ancestros

Maoriwardance

El momento de la boda fue tan impactante que incluso la novia y otras chicas se unieron a la sinfonía corporal. Como en muchas otras tradiciones, estos ritos fueron progresivamente segregándose por géneros, y en concreto el Tika tonu! no está a día de hoy pensado para ser representado por mujeres. Pero en general, en los momentos más importantes se les permite puntualmente sumarse al rito.

Tal y como dijo la novia a la BBC, “no pensaba sumarme a la ceremonia hasta que lo hiciera primero alguna dama de honor. Pero cuando lo hice finalmente fue para mostrarles todo mi amor y respeto”.

Screen Shot 2016 01 23 At 7 45 07 Am

Porque esa es la base de este tipo de actos, el respeto. Hacia la comunidad, en un primer momento, y hacia la tradición cultural que envuelve tu existencia en los tiempos más modernos. Así, este acto ha pasado de ser un ejercicio de provocación bélica maorí a un elemento folclórico de Nueva Zelanda a todos los niveles.

Todos los neozelandeses saben recitar el haka Ka mate, ka mate, la tonada de los All Blacks, como si fuera su himno nacional. Se enseña en las escuelas y en los entrenamientos de equipos de rugby infantiles.

sf

Las muecas que vemos en la boda de los pobladores de tonga son habituales. Además de los descritos, es muy importante gesticular fuertemente con la lengua o mostrar el blanco de los ojos. Quejidos y gruñidos también pueden ser incorporados al acto, y en otros hakas los intérpretes portan armas, para motivar psicológicamente a los guerreros.

Los movimientos son muy libres, y el objetivo es que el participante exprese sus sentimientos. Pueden hacer cualquier cosa que necesiten para dar rienda suelta al coraje que llevan dentro para así, cual dothrakis, amedrentar al grupo rival con el vigor físico de la camada.

Hakas virales para todos los gustos

La boda de Aaliya y Benjamin Armstrong no ha sido la primera ocasión en la que se ha llevado al gran público el folclore maorí. En 2012 el New Zealand Herald recogió cómo se había hecho viral un video de la infantería neozelandesa practicando un haka en honor a los combatientes fallecidos en Afganistán.

También ese mismo año un grupo de artistas de danza realizaron una versión local del Gangnam Style, que de paso servía para honrar los 50 años de relaciones diplomáticas entre Corea del Sur y Nueva Zelanda.

Así que lo único que nos queda es tomar nota y aplicar lo aprendido en estos videos por la cultura polinesia en nuestras propias ceremonias. Desde luego, dan ganas de comprobar cómo se vive en tus propias carnes esa catarsis física que parece envolver a los realizadores de los hakas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio