Compartir
Publicidad
Publicidad

Dos adorables mellizas recrean su escena favorita de Frozen con mayor precisión que actores profesionales

Dos adorables mellizas recrean su escena favorita de Frozen con mayor precisión que actores profesionales
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Disney no se lo creía. Después de muchos años desde que sus películas (que no las de Pixar) habían dejado de causar la misma huella en los más pequeños como en épocas pasadas, Frozen se convirtió en un hit sin precedentes. Niños y niñas de todo el planeta se inspiraban en Anna y Elsa, se imaginaban corriendo aventuras con Olaf y, sobre todo, le pedían a sus padres toneladas de merchandising. Los videos de niños cantando Let It Go poseyeron YouTube y temimos estar ante un nuevo tipo de plaga.

Pero resulta que el encanto de Frozen no ha muerto con los años. Los pequeños de 2017 siguen acudiendo a sus imágenes en forma de ritual haciendo de esta la obra más veces retransmitida en sus hogares. Y eso es exactamente lo que se ve en el video de Colleen Jordan que ha subido a Facebook hace unos días y se ha convertido en todo un fenómeno en sí mismo.

Sus hijas mellizas, Maddie and Scarlett, tienen dos años, pero saben imitar perfectamente sus escenas favoritas. En los dos minutos que dura el video vemos cómo dos pequeñas criaturas (que no estamos del todo seguras de que sepan hablar o incluso mantenerse de pie por mucho tiempo) tienen como referencia la televisión desde la que se está proyectando el inicio de Frozen. A veces incluso imitan las escenas sin mirar a la pantalla. Son unas profesionales.

Estas niñas llevan, según ha contado la madre, recreando escenas de la película desde que tenían 18 meses; pero su nivel de precisión en los gestos y su memoria para saber lo que vendrá a continuación nos demuestra que son un par de actrices en potencia. Probablemente las mejores de su guardería e inigualadas por otros infantes en todo el estado de Philadelphia, donde viven.

En menos de una semana 83 millones de usuarios de Facebook han disfrutado de la actuación de las hermanas, y casi 800.000 personas han querido compartir la experiencia con sus contactos. Es comprensible, los comentarios de estos balancean entre un arrobamiento propio de quien ha visto a criaturas muy tiernas y la nostalgia de los que recuerdan lo mucho que se obsesionaron ellos mismos con dos o tres películas de su infancia, un fenómeno que tiene su propia explicación psicológica perfectamente estudiada.

Después de esto, sólo nos queda ver cómo Maddie y Scarlett se hacen mayores y se aficionan a Los Vengadores o, por qué no, Hamlet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos