Compartir
Publicidad

El universo como literalmente jamás lo habías visto (ni oído)

El universo como literalmente jamás lo habías visto (ni oído)
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El universo es muy grande. Enfatizamos: MUY grande. Pero nadie sabe a ciencia cierta cómo de grande es, dado que las magnitudes que manejan los astrómonos se nos escapan por completo. ¿Qué son exactamente un puñado de años luz? Al no tener aplicación real en nuestro día a día, son magnitudes ficticias, útiles científicamente pero con poco valor didáctico. De modo que sí, sabemos que el universo es muy grande. Pero la pregunta sigue sin respuesta: ¿cómo de grande?

Pues bien, eso se ha acabado. Alphonse Swinehart ha creado un vídeo de tres cuartos de hora donde explora el Sistema Solar a la velocidad de un fotón del sol. ¿Resultado? 45 impresionantes minutos de vídeo recorriendo todos los planetas que nos rodean. El viaje comienza en el sol, atraviesa de forma fugaz Mercurio, pasa por Venus, la Tierra, etcétera, y termina en Júpiter. Además, también es útil para hacernos una idea de las dimensiones del sol y de sus planetas.


Primera conclusión: todo está muy lejos de todo. Si creías que el vídeo duraba 45 minutos porque se trataba de una especie de documental, error, tan sólo es el fotón emitido por el sol surcando parte de la galaxia. Y lo hace desesperadamente lento. La velocidad de la luz se nos antoja algo muy rápido desde nuestra perspectiva humana, pero ahí fuera es mucho más plomiza. El fotón tarda casi tres minutos en recorrer la distancia entre Mercurio y Venus o entre Venus y la Tierra.

Como es natural, conforme nuestro protagonista se aleja, el sol luce más y más apagado, dando una desoladora sensación de lejanía que, al llegar a Plutón, se ha convertido en un tímido destello de melancolía solar

Y esos son los planetas más cercanos los unos de los otros.

Como es natural, conforme nuestro protagonista se aleja, el sol luce más y más apagado, dando una desoladora sensación de lejanía que, al llegar a Júpiter, se ha convertido en un tímido destello de melancolía solar. En lo relativo al tamaño, también impacta: Mercurio es una canica y la Tierra y Venus apenas duran en nuestra visión un puñado de segundos. Júpiter, más grande y con más satélites, sí cuenta con más protagonismo, pero también acaba decepcionando. El sol es demasiado grande.

Swinehart avisa: la animación se toma ciertas libertades. Tanto en la alineación de los planetas y de los asteroides como en cosas tan elementales para la física como la ley de la relatividad en relación a lo que un fotón realmente "ve". Del mismo modo, el tiempo no se experimenta del mismo modo a la velocidad de la luz que desde nuestra pantalla, pero han sido sacrificios necesarios para adaptar la inmensidad del universo a nuestra imaginación y, más importante, a nuestra vista.

Jupiter

El vídeo termina en Júpiter, por cierto. 45 son demasiado cortos para que un fotón recorra el Sistema Solar al compelto, hasta tla punto que tiene que abandonar su viaje a mitad de camino. En cualquier caso, si quieres saber más sobre el autor, aquí está su página web.

Y ahora, lo mismo pero con éxitos pop

¿Te has quedado con ganas de más? Tranquilo, aquí llega Lightyear FM. Si en el vídeo de Swinehart has echado en falta algo de dinamismo, Lightyear FM lo suple con creces. El proyecto se asienta sobre una idea simple: ¿cuánto tarda en viajar una onda radiofónica a través del universo? Y a partir de ahí, te invita a investigar. Puedes acercarte o alejarte de la Tierra y te acercarás o alejarás del presente musical. Un recorrido espacial a través de los éxitos radiofónicos de cada año.

Radio Espacial 2

A diez años luz, por ejemplo, aún suenan éxitos de la pasada década. Alejados definitivamente el Sistema Solar y en los confines de la Vía Láctea, comienzan a hacer su aparición las canciones mainstream de los '90, un inenarrable museo de los horrores de baladas y el peor R&B. Más allá, mucho más allá, se encuentran ya los años '80 y los '70, y a más de 70 años luz de la Tierra, se han trasladado ya Frank Sinatra, Perry Como, Harry James y las Big Band.

Como es lógico, cuanto más vieja sea una canción, más lejos se encontrará de la Tierra, porque más tiempo habrán pasado las ondas viajando a través del espacio

Como es lógico, cuanto más vieja sea una canción, más lejos se encontrará de la Tierra. La relajación se encuentra entre los años '20, '30 y '40. Antes de eso, es inasumible: dado que Lightyear FM cambia de forma aleatoria la canción que está sonando en cada momento, y dado que en las décadas de la eclosión pop se han producido muchas más canciones que nunca antes en la historia, viajar entre los años luz de los '80 y los '90 torna en una tarea esquizofrénica.

Radio Espacial

Puedes llegar hasta los años '10, una vez hayas viajado más de 100 años luz. Entonces, la radio espacial se detiene, te informa de tu posición en el universo (no tan impresionante) y te invita a volver a empezar. En el camino, por cierto, puedes mover el ratón sobre el gran tapiz del espacio para saber qué estrellas y otros cuerpos celestes estás viendo en tu pantalla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio