Una empresa se ha propuesto comprar todos los videojuegos del mundo: así es el templo de la cultura retro

Una empresa se ha propuesto comprar todos los videojuegos del mundo: así es el templo de la cultura retro
23 comentarios

Imagínate tener en tu posesión todos los videojuegos que existen en el mundo. Parece un sueño, ¿no? Pues es lo que se propone una empresa sueca. En sus palabras, "tener una copia de cada videojuego físico que se haya creado". Hasta el momento, en su colección ya cuentan con 50.000 ejemplares de todo tipo de consolas en proceso de traslado a una bóveda subterránea gigantesca cerca de la ciudad sueca de Karlstad.

Un archivo inimaginable que haría babear a cualquier fan.

Un archivo inmenso. El artífice no es otro que la empresa editora de videojuegos Embracer Group, que hace poco se gastó una fortuna en comprar los estudios Crystal Dynamics y Eidos Montreal. Ahora emprende una nueva y sorprendente iniciativa: Embracer Games Archive. Su página web describe el proyecto como una manera de "preservar y rendir homenaje a la cultura de los videojuegos".

Su creador, David Boström, lo cuenta así: "Imagina un lugar donde todos los videojuegos, consolas y accesorios físicos estén reunidos. Y piensa en cuánto podría significar eso para la cultura y  la investigación de videojuegos". El archivo, aunque acaba de empezar, ya cuenta con 50.000 juegos, consolas y accesorios. Según la web, el próximo paso es construir una base de datos y catalogarlos.

¿Por qué? De esta manera se podrían crear comunidades, museos e instituciones, así como brindar ayuda a investigadores y periodistas. Es algo que tienen en mente: "Exhibir la colección en otros lugares". El profesor Darren Wershler, experto en consolas, explicaba en este artículo de Vice que cree que hay dos razones por las que existe este archivo: "Primero, ganarse el cariño de su base de clientes; y segundo, como una herramienta de investigación para expandir sus propiedades".

Hay que recordar que Embracer se dedica al negocio de la propiedad intelectual y la creación de un archivo así les permitirá investigar toda la IP histórica del sector para luego adquirir y poseer títulos olvidados pero que puedan ser muy valiosos.

Ampliando la colección. Los orígenes del archivo actual se remontan a más de una década. En aquel momento, Thomas Sunhede sólo era un coleccionista aficionado a los videojuegos que buscaba empleo. Ahora es el asesor de videojuegos retro para Embracer y viaja por el mundo hablando con coleccionistas y gastando las fortunas de la empresa en enviar más productos a Suecia. Se estima que hasta ahora se han gastado aproximadamente dos millones en la compra de estos.

Durante un año, han llevado a cabo tareas logísticas para mover todos los ejemplares y almacenarlos. De hecho, según comentan, no han tenido tiempo ni para probarlos. En 2023, el objetivo es usarlos en las consolas. Y hacerlo con más de 50.000 desde luego que tardará mucho tiempo.

Una tendencia. Todo este proyecto se enmarca en una gran tendencia de la que hemos hablado largo y tendido en Magnet, la nostalgia y el boom del coleccionismo en la moda retro. Los videojuegos vintage se han convertido en obras de arte y los coleccionistas pagan fortunas por esas joyas que un día adornaban las estanterías de los adolescentes en los años 80 y 90. Está sucediendo en otros sectores, como el del juguete (con figuras de Masters del Universo subastandose por sustanciosas cifras) o como las cartas coleccionables de Pokémon.

Conquistador de estudios. Pero en Embracers saben lo que hacen. Anteriormente conocida como THQ Nordic, llevan gastando millones de euros en la compra de estudios de desarrollo de videojuegos en los últimos años. Entre sus adquisiciones más notables se encuentran Gearbox Entertainment, la compañía detrás de Borderlands, y Dark Horse Media, la compañía de cómics propietaria de The Umbrella Academy y The Mask. Más recientemente, adquirió varios estudios de Square Enix, incluido Crystal Dynamics, los desarrolladores de Tomb Raider.

Pero hay que recordar que lo que ahora vemos como un titán, se ganó su éxito con la venta de videojuegos de baile y karaoke. Y actualmente hablamos de una empresa en expansión valorada en €10.000 millones.

Imágenes: Embracer Group

Temas
Inicio