Compartir
Publicidad

En este momento hay tres figuras Lego orbitando alrededor de Júpiter

En este momento hay tres figuras Lego orbitando alrededor de Júpiter
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La misión Juno alcanzó ayer la órbita de Júpiter, instalándose con éxito alrededor del gigante gaseoso y culminando con éxito un trayecto de alrededor de un lustro. Fue un hito. Como explicamos aquí, sabemos algunas cosas sobre Júpiter, pero aún desconocemos gran parte de lo que se esconde debajo del planeta más importante del Sistema Solar. La misión es relevante por sí misma, pero hay un hecho que coloca a Juno por encima del resto de proyectos de la NASA en términos de molonidad: sus pilotos son tres figuras de Lego.

Yup, de Lego. La compañía de juguetes danesa ha colaborado de forma estrecha con la agencia espacial estadounidense para llevar a Galileo Galilei, al dios Júpiter y a la diosa romana Juno, su esposa, a los confines del espacio para girar y girar en torno al impresionante planeta gaseoso. La misión Juno transporta en su interior tres muñequitos de aluminio de 4 centímetros de altura como parte de un programa educacional y divulgativo acordado entre Lego y la NASA. El objetivo, además de rendir un feliz homenaje al científico que más y mejor exploró Júpiter siglos atrás, es hacer aún más atractiva la investigación espacial a los niños.

Juno Juno, comandada por tres muñecos de Lego.

Las figuritas, hechas de aluminio (y no del plástico habitual de Lego) para evitar que las fuertes radiaciones alrededor de Júpiter acaben con ellas, son un pequeño detalle sin propósito científico dentro de una misión de proporciones mastodónticas. Juno ha recorrido 2.800 millones de kilómetros a una velocidad de 250.000 kilómetros por hora para alcanzar la órbita de Júpiter. El esfuerzo le ha costado a la NASA alrededor de 1.000 millones de euros, en una de las misiones más complejas desarrolladas por la agencia espacial.

No es la primera vez, no obstante, que la NASA logra colocar un satélite orbitando alrededor de Júpiter. Ya lo logró hace veinte años de la mano de la sonda Galileo, aunque aquella no estaba tan plagada de simbolismo como Juno. Las figuritas son en sí mismas autorreferenciales: mientras Galileo viaja a bordo con un telescopio, el mismo que le permitió descubrir los satélites de Júpiter en 1610, Juno lo hace con una lupa (podía ver a través de las nubes, según la mitología romana) y Júpiter un rayo, símbolo de su poder.

Juno también lleva una placa con citas de Galileo

Hay más. De forma paralela a las figuras Lego, la nave transporta una pequeña placa-réplica de una página escrita a mano por Galileo, y cedida para la ocasión por la Agencia Espacial Italiana. Luce así:

Juno Placa

Y dice lo siguiente:

A la altura del día 11 estaban en esta formación, y la estrella más cercana a Júpiter tenía la mitad de tamaño que aquella otra y estaba muy próxima a la otra, cuando durante las noches previas las tres estrellas observadas contaban con la misma dimensión y parecían a la misma distancia; de modo que es evidente que alrededor de Júpiter hay tres estrellas móviles invisibles durante todo este tiempo para todo el mundo.

La cita resume el gigantesco descubrimiento de Galileo, explicado de forma estupenda por The Washington Post en esta pieza. El científico italiano descubrió los grandes satélites de Júpiter, y al hacerlo puso en jaque la teoría ptolomeica que ubicaba a la Tierra en el centro del universo, alrededor de la cual giraban todos los demás astros. Y las estrellas alrededor de Júpiter se movían, ¿cómo era posible que rotaran en torno a nosotros? A la altura de 1610, Galileo esencialmente había puesto en jaque la cosmovisión del momento del universo, y hubo de retractarse de todo ello frente a la Iglesia Católica.

"Eppur si muove", Galileo pudo ser castigado por los esquemas filosóficos y científicos de su tiempo, pero abrió brecha y logró expandir nuestro conocimiento del universo más allá. Sus hallazgos sobre Júpiter están íntimamente relacionados a la asunción de que es la Tierra la que gira alrededor del Sol y no al revés, y de ahí que su figura de Lego comande la nave que ahora mismo está orbitando alrededor de Júpiter. Ambos fueron claves para que la humanidad pudiera dar un paso más allá en su comprensión del universo.

Jupiter Júpiter y sus satélites.

De forma paralela a los muñecos, por cierto, Lego ha creado una web interactiva para los más pequeños donde explica de forma simple hechos interesantes sobre la Tierra y sobre nuestro espacio. Viajamos alrededor de una nave Lego, claro, atravesando distintos puntos del Sistema Solar. El complemento perfecto al Galileo de aluminio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio