Compartir
Publicidad
Publicidad

Esta es la terrible realidad detrás de los vídeos de los adorables loris

Esta es la terrible realidad detrás de los vídeos de los adorables loris
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuerpo de ardilla, actitud relajada y unos enormes ojos suplicantes que hacen que la criatura parezca más algo inventado por los dibujos animados que algo real. Aparece en 2009 un ejemplar de esta criatura en un video de YouTube que luego se haría viral en la plataforma. Su dueña le pasa los dedos por el cuerpecito, y el loris mira a cámara sin pronunciar palabra, elevando sus brazos.La dueña ha llamado a su mascota Sonya, y la define en la descripción del video como “amante de las cosquillas”.

Desde ese momento y en los siguientes años miles de personas de todo el planeta quieren un loris perezoso. No habían oído hablar de esa especie hasta el momento, pero Sonya es tan adorable que no ven por qué no iban a poder tener uno de ellos. Los loris perezosos aparecen en otros videos junto a sus dueños de Japón, Estados Unidos o Gran Bretaña que juegan con sus mascotas domesticadas en el salón de sus pisos.

Hemos tenido que esperar a ahora, 2017, para saber que en muchas de esas escenas que conmovieron a los espectadores de fauna adorable que pueblan Internet había tortura. El grupo International Animal Rescue, organizado bajo la campaña Las cosquillas son tortura, ha lanzado un potente mensaje a las redes que, por suerte, también ha conseguido viralizarse.

Estos expertos en los loris advierten que cuando les exponemos a la luz solar, la visión de estos animales nocturnos se resiente, y que cuando los humanos juguetean con sus cuerpos su respuesta, que en apariencia es de aceptación, es la del miedo que paraliza al primate e intenta ahuyentar a su agresor a golpe de encimas tóxicas. Puedes ver su campaña original aquí:

Y el video traducido aquí:

El adorable animal que nos estamos cargando a pasos agigantados

La explotación que hemos ejercido sobre este animal no es más que otra muestra de la influencia de las modas humanas sobre ciertas especies animales. Pasamos por encima de su derecho a existir en el entorno que les corresponde, de la supervivencia de los ecosistemas donde viven, sólo para satisfacer nuestro deseo de poseer un bicho exótico.

El comercio típico de los loris perezosos proviene del sudeste asiático, especialmente Indonesia, donde miles de ejemplares del animal se raptan ilegalmente y se venden en el mercado negro. Para su venta al público general, se les mutila.

Nycticebus Tooth Removal 01

Se arrancan sus dientes sin anestesia, ya que sus mordeduras tienen la capacidad de envenenar a sus dueños, y se les transporta en muchos de estos casos en condiciones que les provoca la muerte. Sin cuidados veterinarios, sin alimentación durante días, en entornos plásticos que les puede llevar a la asfixia o el abatimiento por el excesivo calor. Entre el 30 y el 80% de los especímenes capturados mueren sólo en el proceso de llegada hasta su destino. Los que tienen suerte, pasan una vida al cuidado de sus dueños, apartados para siempre de cualquier otro animal de su especie.

Los loris se venden en los mercados locales por unos 30 euros el ejemplar, aunque debido a su carácter de mascota ilegal en la mayoría de países occidentales, al llegar a esos destinos su precio es mucho mayor. Aunque se han confiscado cientos de ejemplares en los aeropuertos comerciales de medio mundo, debido a su pequeño tamaño es fácil que se cuelen por esta u otras vías en los países receptores.

Un análisis de 2013 publicado en la revista Public Library of Science determinaba que las ocho especies de loris perezosos conocidas por el hombre estaban “amenazadas”, y que los loris de Java son uno de los 25 primates con mayor riesgo de extinción del planeta.

El comercio de loris es un problema de demanda de mascotas raras

Loris Tardigradus Tardigradus 002

Aunque hay leyes que penalizan el tráfico de loris, desde la propia International Animal Rescue son tajantes: la oferta desaparecerá cuando lo haga la demanda. Es importante que las personas de todo el mundo dejen de intentar adquirir loris porque de esa forma el propio tráfico desaparecerá casi por completo. La otra parte de motivación morirá cuando los autóctonos dejen de solicitar medicinas tradicionales que llevan, entre sus compuestos, el veneno de los loris.

En la página de estos defensores de los animales tiene mucha más información sobre el tráfico de loris y las condiciones a las que se somete a los loris cautivos. Si quieres concienciar a tus conocidos contra el tráfico de loris (o ya puestos, contra el tráfico de cualquier animal exótico), puedes difundir este artículo o los videos que hemos dejado ahí arriba. Y por último, para firmar la petición sobre esta causa sólo tienes que entrar aquí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos