Compartir
Publicidad

Este mapa del mundo parece estar mal, pero en realidad es casi perfecto

Este mapa del mundo parece estar mal, pero en realidad es casi perfecto
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1569 un geógrafo flamenco llamado Gerardus Mercator presentó la primera versión de su mapamundi, que lograba por fin proyectar sobre un plano el mapa de nuestro planeta con mucha precisión. El problema es que al aplicar esa proyección los países más cercanos a los polos parecen mucho mayores de lo que en realidad son.

La cartografía ha demostrado desde entonces poder enfocar este mapamundi desde perspectivas diversas y maravillosas, pero a esas creaciones se les une ahora la del artista y arquitecto japonés Hajime Narukawa, mucho más precisa que la que nos ofreció Mercator... aunque parezca que no.

Un mapa distinto y genial

El diseño de Narukawa hace uso de una proyección muy peculiar a la que ha llamado AuthaGraph. La precisión lograda es tal que este arquitecto ha logrado ganar el premio más importante del país en este ámbito, el Good Design Award.

Authagraph1

El método para lograr esa precisión es complejo y extraño: Narukawa dividió el globo terráqueo en 96 regiones exactamente iguales, y luego trasladó esas dimensiones desde una esfera a un tetraedro, algo que le permitió recostruir el mapa plano final.

El resultado permite representar de forma fidedigna los océanos y los continentes, "incluyendo a la descuidada Antártida", explican los responsables de la concesión de ese premio de diseño. "El mapa proporciona una perspectiva avanzada y precisa de nuestro planeta", y es un intento de ofrecer una visión más realista —aunque no sea perfecta— de la Tierra.

Buena El mapa creado por Narukawa se construye dividiendo la superficie esférica en 96 regiones triangulares, que luego se trasladan a un tetraedro irregular "inflado". A partir de él se obtiene un tetraedro que mantiene la relación de superficie de cada triángulo y que luego simplemente se despliega para dar el resultado final.

No ha sido el único intento en este sentido: Arno Peters creó en 1974 el Peters World Map, afirmando que era "la representación más precisa del mundo jamás creada".

Mapa de Peters El mapa de Peters (también conocido como la proyección de Gall-Peters) es especialmente conocido por lograr que cada cuadrícula represente un área igual a las demás. Fuente: Wikipedia.

En realidad no fue la primera proyección del tipo "equal-area", pero lo cierto es que se ha convertido en uno de los más famosos a la hora de mostrar los países con su tamaño relativo real... o de intentarlo.

No te creas lo que ves en los mapas

En los mapas que conocemos y queremos el problema son las citadas dimensiones reales de los países, que crecen de forma irreal: Groenlandia tiene una superficie aparentemente similar a la de todo el continente africano, pero lo cierto es que África es 14 veces más grande en superficie. Hace tiempo que es posible comprobar ese tamaño real en sitios web alucinantes como The True Size.

Truesize Ahí tenéis el tamaño real de Groenlandia comparado con África: apenas ocupa el mismo territorio que Libia y Chad. Debería darle vergüenza, Sr. Mercator.

Puede que los mapamundis que todos conocemos y queremos fallen más que una escopeta de feria en esas dimensiones reales, pero se han convertido en una forma muy válida de echarle un vistazo a nuestra geografía, sobre todo porque hacer un mapa plano de algo esférico no es nada sencillo.

Goode

De hecho hay otras muchas posibilidades a la hora de proyectar una esfera sobre un plano para nuestro planeta, aunque en la mayoría hay distorsiones inevitables hagas lo que hagas. Puedes seguir la proyección de Goode que se asemeja a lo que saldría si "pelásemos la Tierra" como si fuera una naranja, pero también están las proyecciones estereográficas, las ortogonales o las proyecciones gnomónicas, entre otras.

Y las que están por venir. Tenemos mapas para rato. Afortunadamente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio