Compartir
Publicidad

Este profesor se ha tomado el April Fools' Day como la excusa perfecta para hacer enloquecer a sus alumnos

Este profesor se ha tomado el April Fools' Day como la excusa perfecta para hacer enloquecer a sus alumnos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué es lo más interesante que ha pasado mientras has estado en un aula? Creo que lo más divertido que presencié durante mis años de carrera fue a aquel profesor de comunicación audiovisual tan seguro de la bondad de sus alumnos que se echó una siesta durante el examen final de junio. Aprobaron hasta los alumnos que vimos por primera vez ese día.

Emociones fuertes aparte, es mucho más increíble lo que presenciaron estos alumnos de programación computacional de la Universidad de Biola, en California. Uno de los estudiantes enchufó la cámara para subir la amarga clase de trigonometría al canal de YouTube de la asignatura, como hacía tras cada sesión. Pero en menos de tres días millones de personas de todo el planeta han descubierto los métodos de Matthew Weathers, y no precisamente por su instrucción matemática.

En ese primero de abril, día oficial para las bromas en el país anglosajón, Weathers escribe sin querer en la pizarra digital con un rotulador permanente. Un error que, sabemos, podría curarse después de la clase con alcohol y un poco de algodón. Pero Weathers necesita seguir con sus enseñanzas, así que toma una solución increíble: apela a una copia digital de sí mismo que aparece reflejado en la pantalla… y que, resulta, parece entenderle.

Como si de un corto implicado en romper la cuarta pared se tratase, ambos profesores dialogan, buscan soluciones de lo más descacharrantes y llevan a cabo algunos trucos que verdaderamente propios de un mago.

Y, aunque alguno de los participantes de la clase ha comentado en redes sociales que el espectáculo les pilló por sorpresa, los repetidores del curso y alumnos veteranos de Weathers no se habrían asombrado tanto. Parece que el profe de matemáticas aprovecha esta festividad anual para preparar distintas variaciones, cada vez más complejas, del mismo truco. Sólo la broma de 2015 lleva más de 15 millones de reproducciones en su canal. La primera versión, la de 2010, tiene 6 millones de visitas.

Habría que preguntar a educadores sobre el efecto motivacional de estas interrupciones en el programa estudiantil, pero a juzgar por las risas de los alumnos éstos lograrían atender a las subsiguientes explicaciones matemáticas con mucho más interés.

Y si te has quedado con las dudas de cómo demonios ha hecho lo que ha hecho, el profesor ya ha avisado de que subirá en las próximas dos semanas a su canal la explicación de su ejercicio para que todos podamos ensayar esa misma broma. Si quieres hacer alguna de las versiones anteriores, menos elaboradas, te basta con este tutorial propio donde decía que todo era cuestión de Premiere, After Effects y un montón de práctica.

Aunque quién sabe, tal vez diciéndonos que en unos días tendremos la explicación completa nos estaba tomando el pelo. Eso sí, habrá que esperar a 2018 a tener la siguiente entrega del April Fools Day.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos