Compartir
Publicidad

Este vídeo de la NASA muestra cómo se desplaza el CO2 que emitimos. Y no trae buenas noticias

Este vídeo de la NASA muestra cómo se desplaza el CO2 que emitimos. Y no trae buenas noticias
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que el cambio climático es una realidad aceptada por la abrumadora mayoría de la comunidad científica, pero sus entresijos concretos nos son aún, en gran medida, un misterio. Por ejemplo, sabemos que el ser humano emite mucho CO2 a la atmósfera, y que este contribuye a calentar la temperatura del planeta. Pero no sabemos exactamente cómo funciona el proceso y qué porcentaje de las emisiones son reabsorbidas por el propio planeta. Pero cada vez sabemos más.

O más bien, la NASA cada vez sabe más cosas. Este modelo que han presentado hoy ilustra cómo es el movimiento del dióxido de carbono en la atmósfera terrestre. La visualización se complementa con otras creadas con anterioridad por la agencia espacial y permite tener una herramienta más precisa para medir el impacto de nuestras emisiones (y su posibilidad de limitarlo) en nuestra atmósfera. Dentro vídeo.

Como se explica en este artículo relacionado, no todo el dióxido de carbono que el ser humano genera termina en la atmósfera. De hecho, sólo el 50% del mismo se dirige al aire. El resto es absorbido de forma natural por el planeta. Los océanos se quedan aproximadamente con la mitad de ese 50%, y entre la vegetación y la tierra se reparten el 50% restante (los bosques, recordemos, sí contribuyen a paliar el cambio climático absorbiendo CO2, pero los más importantes, los tropicales, están en grave retroceso).

"Buenas noticias, ¿no?". Sí, claro, pero es posible que tanto los océanos como la tierra tiene un límite a partir del cual no podrán seguir absorbiendo más. Y cuando eso suceda, si sucede, ¿qué pasará con todo el dióxido de carbono que liberarán (junto al que, además, se liberará desde el permafrost del Ártico a consecuencia del progresivo deshielo)?

Nasa2

Descubrir hacia dónde está yendo ese CO2 y cómo se mueve por nuestra atmósfera es crítico para entender el proceso y, en la medida de lo posible, combatirlo. De ahí el modelo de la NASA. Como explica Lesley Ott, científica de la agencia espacial, "no podemos medir directamente el flujo del CO2 a lo largo del mundo", pero están construyendo las herramientas necesarias para "tener un dibujo de lo que está sucediendo en la atmósfera y trasladarlo a lo que está sucediendo con el flujo de CO2". Un paso importante para comprenderlo mejor.

Si os quedáis con ganas de más, hace dos años la NASA publicó otra excelente visualización en la que se tomaba un año base, 2006, y se observaba hacia dónde iba, cómo se movía el dioxido de carbono por el planeta. Una (peligrosa) pasada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio