Compartir
Publicidad

Expulsan a 12 camellos de un concurso de belleza saudí por el uso de bótox

Expulsan a 12 camellos de un concurso de belleza saudí por el uso de bótox
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta sociedad obsesionada con el culto al cuerpo, nadie escapa a los rígidos cánones de belleza.

Tampoco los camellos.

Punto número uno: sí, Miss Camello (o Camel Mazayna, como se le conoce por allí) existe. El certamen tiene lugar desde hace una década en Arabia Saudí, participan tribus beduinas del propio país, de Omán, Kuwait y los Emiratos. Y parece ser que la cosa se está poniendo muy competitiva.

Los responsables del King Abdulaziz Camel Festival han tenido que emitir un comunicado a través de su página web en el que se queja de las trampas en las que han incurrido algunos de los participantes: "nuestros comités tienen la experiencia y los equipos necesarios para detectar la manipulación. Trabajamos para contrarrestar el fraude. No los permitiremos".

En el Camel Festival se posicionan a favor de la belleza real.

People Camel Bedouin Tunisia Camel Racing Douz 884443 Pxhere Com

A por qué nadie llegaría al extremo de inyectar neurotoxinas a los artiodáctilos encontramos la respuesta muy rápidamente: sólo en esta segunda reunión anual se han presentado hasta 30.000 camellos, que se disputan unos premios por valor de 46 millones de euros.

Los jueces buscan el rostro perfecto, las bocas más coriáceas, las jorobas perfectamente ubicadas y las patas elegantemente musculadas. El ganador adquirirá automáticamente el estatus de celebridad en la multimillonaria industria del camello saudí. De ahí que cada retoque en las líneas del participante pueden hacer un mundo entre estar en el grupo de los triunfadores o de los perdedores.

Dl A00991770 1

Como denuncian asistentes al festival, algunos criadores estaban buscando potenciar esa guapura de sus animales “aplicándoles bótox en los labios, en la nariz, en el contorno e incluso en la mandíbula. Eso hace que sus cabezas sean más grandes, y que cuando los veas pienses ‘oh, mira que cabeza más hermosa’”.

Una crítica absolutamente lícita, ya que como dice el manual del concurso, “no se permiten camellos con drogas en los labios, rasurados, teñidos en cualquier parte del cuerpo o con alteración en su forma natural”.

A los doce mamíferos tramposos se les ha retirado inmediatamente del concurso.

Advertencia: desde el equipo de Magnet hemos decidido no reproducir en esta entrada las imágenes de los camellos descalificados por no someterles a un doble escarnio. Primero, el de cómo los humanos les sometemos a tratamientos estéticos innecesarios sin tener en cuenta su opinión; por el otro, y cual estrellas de Hollywood recién descubierto su paso por el quirófano, reírnos ahora de su aspecto sabiendo que su atractivo camélido es artificial.

Todos somos bellos tal y como vinimos al mundo.

Camel 1627043 1920

Volviendo con la cita saudí, si planeas pasarte alguna vez por Riad tal vez te convenga encajar tus fechas de viaje en la horquilla de tiempo que dura este festival, todo un espectáculo de cuatro semanas al norte de la capital, al que acuden unos 300.000 asistentes y en el que todo está establecido para rendir tributo a este símbolo nacional: puestos de comida, expendedores de leche fresca, tenderetes con souvenires, zoológicos de todo tipo, esculturas e incluso planetarios que cuentan la historia de los camellos como vehículo en el mundo árabe.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos