Compartir
Publicidad
Publicidad

Hablamos con la agencia que está intentando convertir en Conde Mor a Chiquito

Hablamos con la agencia que está intentando convertir en Conde Mor a Chiquito
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chiquito de la Calzada debería ser conde, el Conde Mor. La idea no es nuestra. Probablemente tampoco de ninguna persona en exclusiva. Es una broma colectiva que, ante el progresivo deterioramiento de salud del cómico, ha ido apareciendo en la mente de muchos de esos españoles que han querido estos días jugar con el léxico del astro y también, de paso, pensar en cómo rendirle un tributo a una de las personas más importantes de nuestra historia.

Pero los que han llevado la propuesta más lejos han sido los publicistas de Mccann, los mismos que llevan años detrás de la imagen de Camprofrío y que por esto mismo, por ser los creadores de los anuncios de cómicos nacionales de la marca de embutidos, mantenían una relación importante con Don Gregorio.

“Se nos ha ido el gran Chiquito. Hombre bueno, entrañable, genial, artista de todos. Gracias Chiquito, nos harás sonreír siempre”. Eran estas las palabras de pésame de la cuenta oficial de los Reyes de España en Twitter. Un mensaje muy recompartido y que servía como gancho perfecto para que la marca intentase llevar a buen puerto su estrategia de comunicación.

Campofrío respondía a la Casa Real pidiendo que sean ellos los que hagan los merecidos honores dándole el título nobiliario, ya que “no hay nada más noble que hacer reír a todo un país”. Un motivo por el que cualquiera, independientemente de su ideología, estaría por un momento de acuerdo en darle a alguien títulos de excepcionalidad.

Mor existe. En concreto la localidad se llama San Pedro de Mor, un pequeño municipio de Galicia de menos de 500 habitantes situado unos kilómetros al sur de Viveiro y Burela. Aunque el malagueño no tenga ningún vínculo con la norteña región, técnicamente puede pedirse que se convierta en Conde Mor, al menos que se intente hacer de manera simbólica, así que por intentarlo que no quede.

“Aunque al principio nos pareció una gran idea luego nos cuidamos de intentar que no pareciera frívolo porque queremos que se entienda como lo que es, un reconocimiento a Chiquito”, nos dice Raquel Martínez, directora creativa ejecutiva en Mcann.

Como señala Martínez, la agencia estaba al corriente de la delicada situación del cómico, ya que estaban hablando con él para volver a hacerle un hueco en su campaña navideña de este año, como llevan haciendo desde hace más de un lustro. La campaña del “Conde Mor” estaba prevista en dos versiones, una de homenaje a su carrera y otra en versión póstuma.

“Cuando sabíamos que estaba muy malito, más o menos desde una semana antes de que falleciese, nos pusimos manos a la obra y decidimos tener este detalle con él. Primero, porque Campofrío le debe mucho, y segundo con la idea de que de esta manera podríamos mandarle ánimos. Desgraciadamente, al final el mensaje que hemos tenido que publicar es el segundo, como puede comprobarse”.

Por el momento la propuesta está teniendo muy buenos resultados. Tanto los usuarios (miles de retuits y cientos de compartidos en Facebook) como los medios (Huffington Post, La Sexta, La Vanguardia…) se han hecho eco de su publicidad, que también llevaron a los medios impresos en la mañana del domingo, un día después de su fallecimiento. Mor, por cierto, ya ha hablado: les encantaría que los Reyes convirtiesen a Gregorio Esteban Sánchez Fernández en su conde.

Como nos cuenta Martínez, ahora se trata de que Felipe IV o alguien de la casa responda, ya que son los únicos que tienen potestad de otorgar títulos nobiliarios y conseguir que esto se convierta en realidad.

Ahora que Cultura ha propuesto a Chiquito para la Medalla de Oro de las Bellas Artes, y pensando en gestos como los de la corona británica con algunas celebridades del mundo del espectáculo, no sería un gesto tan irrealizable y que, como señalan desde Mccann, "Felipe, que está pasando ahora por unos momentos políticamente complicados, tiene ahora una oportunidad de rebajar tensiones premiando a una persona de una grandeza que unía a todo el mundo, se sintiese catalán, español o lo que fuese".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos