Compartir
Publicidad

Hoy, en cosas rusas, competiciones deportivas de bofetadas: aguantar tortazos hasta que revientes

Hoy, en cosas rusas, competiciones deportivas de bofetadas: aguantar tortazos hasta que revientes
32 Comentarios
HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

Como un pulso donde usar tu cara. Un escenario idóneo para ganar daños neuronales y perder algún que otro diente. 

A los rusos es imposible no quererlos por lo que son: uno de los pueblos elegidos para triunfar en Internet. Este fin de semana lo han vuelto a demostrar gracias a una competición que se ha viralizado en distintas redes sociales. 

Primero, en contexto: desde hace muchos años las peleas de puños es un deporte practicado y extendido en la madre Rusia, parece ser que hay un nuevo deporte de creciente popularidad, los campeonatos de tortazos masculinos. Vasiliy Kamotskiy, a la izquierda en el vídeo, acaba de hacerlos aún más mainstream gracias a lo que vemos en el fragmento de arriba, un despliegue de fuerza por el que el gigante casi deja KO a su rival sólo de dos tollinas. Advertencia: sólo de verlo puede que te empiece a picar la cara y que notes dolor y desorientación.

Lo que se dicen dos señores guantazos.

Según el Moscow Times, el concurso formaba parte de las actividades del concurso de powerlifters Sarychev Power Expo, un evento que quiere promocionar "el powerlifting,  el patriotismo y a los hombres más fuertes de Rusia". El ganador de todas las rondas sería recompensado con 30,000 rublos, 413 euros. Eso es lo que se ha llevado Kamotskiy, una mole de 168 kilos aficionado al levantamiento de peso y al que apodan "Pelmeni", un tipo de empanadilla local rellena de carne.

Aunque según sus declaraciones, "en realidad, soy una persona amante de la paz. No soy de meterme en peleas". El ganador no había entrenado previamente para esta competición, que también tuvo lugar en la Sarychev Power Expo de 2018, pero al llegar al evento y ver todos los carteles que animaban a alistarse decidió probar suerte. Como resultado, unos de los vídeos de hostias más salvajes de toda la Internet.

Como se ve, la mecánica es tan bruta como sencilla. Un juego de a dos, donde se se van alternando los roles, nadie puede moverse de su sitio y donde cada uno debe recibir el guantazo ajeno estoicamente. El atacante puede girar su cuerpo tanto como necesite. Al más puro estilo de rondas de eliminaciones, cuando el participante no pueda más o los jueces consideren que hay riesgo real de contusión cerebral, se resolverá quién es el ganador.

Kamotskiy, quien suponemos que es a partir de ahora uno de los héroes nacionales, ha sido invitado por los organizadores del evento para que participe en el próximo campeonato oficial, que tendrá lugar en abril en Moscú. Tal vez, gracias a toda esta visibilidad recibida, se halla sentido movido a participar el animal capaz de tumbar a Pelmeni. A todos los demás que vayan a intentarlo, sólo podemos desearles mucha suerte en lo que les queda de vida.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio