Compartir
Publicidad

La historia de una estrella llamada Cervantes (y sus planetas de El Quijote)

La historia de una estrella llamada Cervantes (y sus planetas de El Quijote)
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer se anunció que la estrella μ Arae, a unos 50 años-luz de distancia, tiene desde ahora otro nombre en los libros de astronomía: Cervantes. Una iniciativa del Planetario de Pamplona y la Sociedad Española de Astronomía que ha conseguido, con más de 38.500 votos, llevar el nombre del escritor al espacio exterior.

España competía por esa estrella con otros países (Italia, Portugal, Colombia y Japón) en una competición organizada por la Unión Astronómica Internacional. Y se alzó con la victoria con el 69% de los votos. Justo a tiempo para el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, que se celebra en 2016.

El astro cervantino

Cervantes, también denominada HD 160691, es una estrella bastante parecida a nuestro sol. Un poco más grande, casi el doble de luminosa y bastante más vieja (unos 6.340 millones de años).

μ Arae Posición de Cervantes (μ Arae) en la constelación Ara, justo debajo de Escorpio.

Lo más interesante es que cuenta con cuatro planetas, descubiertos a principios de este siglo. Tres gigantes gaseosos como Jupiter (Quijote, Sancho y Rocinante) y un volcánico y rocoso planeta llamado Dulcinea. Nombres que se consiguieron gracias a una campaña emprendida por el Planetario de Pamplona, con el apoyo de la Sociedad Española de Astronomía y el Instituto Cervantes. Las votaciones empezaron en agosto, aunque la campaña llevaba un par de meses más calentando motores en las redes sociales. Como en su página de Facebook, que cuenta con 1.700 seguidores.

Cervantes

Pero el proceso había empezado un año antes, en julio de 2014, cuando se tomó la determinación de poner nombre a los exoplanetas descubiertos en los últimos años. Comenzó así un proceso de selección y propuestas que llevó a que Cervantes y sus personajes se convirtiesen en parte de la competición. Es la primera vez que se lleva a cabo algo así, aprovechando que todavía no hay un sistema "cerrado" para poner nombre a los exoplanetas.

Nombres literarios en el espacio exterior

Pero no es la primera vez que nombramos cuerpos celestes con personajes literarios. Mitología aparte, ese honor corresponde a los 27 satélites de Urano, en nuestro sistema solar, descubiertos entre finales del siglo XVIII y del siglo XX, y cuyos nombres corresponden casi todos a personajes de obras de Shakespeare (y a un poema de Alexander Pope).

Nombresa

Aunque la propuesta ganadora más macarra de las 14 estrellas y 31 exoplanetas sometidos a este particular bautismo popular es una de las italianas. Han conseguido denominar a un púlsar y a sus exoplanetas con nombres de muertos vivientes y fantasmas: Lich, Draugr, Poltergeist y Phobetor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio