Compartir
Publicidad
Publicidad

La nueva definición de miedo es caminar sobre una cinta a más de 2.800 metros de altura

La nueva definición de miedo es caminar sobre una cinta a más de 2.800 metros de altura
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Entre todas las variantes de deportes extremos que existen hoy en día, la de caminar sobre una cinta a gran altura es una de las que más provocan terror en los espectadores, esto debido a que se requiere una concentración y paciencia, mucha paciencia, para lograr el recorrido sin caer, lo que añade un grado de dificultad importante a esta actividad conocida como highlining.

El highlining es la modalidad 'extrema' del slackline, famoso deporte de equilibrio donde se usa una cinta enganchada entre dos puntos fijos, está variante consiste en realizar la actividad a más de 20 metros de altura según la definición, pero hay gente que busca ir más allá y ponerse a prueba realizando en esta caso la caminata a más de 2.800 metros de altura.

Sudor en la manos y corazón a mil por hora

Hayley Ashburn es una atleta extrema especialista en highlining, quien este año logró un nuevo hito al haber caminado sobre una cinta de 52 metros de largo a una altitud de 2.800 metros, cinta que se encontraba suspendida entre las Torres Vajolet en Italia, algo que nadie había realizado durante el invierno debido a las temperaturas congelantes del lugar.

Para nuestra fortuna, la hazaña de Hayley fue grabada en vídeo gracias a un helicóptero y un equipo de vídeo ubicado en los extremos de la cinta, una experiencia que si en vídeo causa angustia y terror, no queremos imaginar la sensación de estar allá arriba.

Con esto se está rompiendo el anterior récord al slackline más alto que era de 2.029 metros de altura, mientras que de longitud la más larga sigue en los 500 metros.

En Magnet | Caminar sobre una cinta a más de 2.000 metros de altura se ve tan fascinante como suena

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos