Compartir
Publicidad

Las fotos más épicas de Obama y Putin juntos, el mejor culebrón televisivo de la década

Las fotos más épicas de Obama y Putin juntos, el mejor culebrón televisivo de la década
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer Barack Obama y Vladimir Putin se encontraban en la última cumbre del G20 dejándonos otro regalo para la historia: una nueva foto extremadamente tensa entre los dos grandes líderes mundiales. Es sabido que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos no son del todo confortables, pero no hay mejor recurso para ejemplificarlo que ver a los mismos representantes de los Estados torcer el gesto y poner cara de circunstancias.

Y como no es ni mucho menos la primera vez que Putin y Obama representaron ese fresco simbólico sobre sus relaciones internacionales, repasemos otras instantáneas convertidas en hito de la política entre sus países. Cuando los manuales de comunicación política del futuro quieran ejemplificar lo que es un lenguaje corporal extremadamente incómodo, estas fotos serán las que aparecerán en sus páginas.

2009 y un futuro esperanzador

6318467

Su primer cara a cara oficial tuvo lugar en 2009. Obama acababa de entrar en la Casa Blanca y Putin había terminado su segundo mandato (el máximo permitido en política rusa). Dos horas en las que se les pudo ver tomando el té con pastas en los jardines del líder ruso. El Presidente Obama anunció que se buscaría un “reseteo” de las relaciones entre las dos naciones, para rebajar la tensión. La por entonces Secretaria del Estados Hillary Clinton se presentó ante un diplomático ruso literalmente con un botón rojo que simbolizaba ese “reset”, pero la traducción les jugó una mala pasada, y en ruso el botón decía “sobrecarga”.

“Me ha parecido un hombre duro, inteligente, sagaz, poco sentimental. Muy pragmático”, dijo Obama después de su primer encuentro con Putin. “Preveo que no vamos a tener conversaciones en los próximos tiempos sobre esas áreas en las que no estamos de acuerdo, como Georgia”. Todo apuntaba a una próspera relación diplomática venidera.

2012: irrumpe el conflicto sirio

Obama Putin 5

Es la primera reunión presencial que los políticos mantienen desde el año anterior, cuando Putin acudió al despacho oval. Obama tenía la esperanza de que en las urnas rusas saliera ganador Medvedev, pero Putin volvió a conquistar a su pueblo. Ahora son ambos presidentes y les toca afrontar la dura situación bélica de Oriente Medio.

Aquí les vemos en Los Cabos, México, donde está teniendo lugar la última reunión del G-20. Según Obama, él y el presidente ruso hablaron durante dos horas para acordar “cesar los niveles de violencia en el conflicto sirio”. Su nueva estrategia conjunta debería enfocarse en la prevención de una mayor guerra civil. Como sabemos, la premisa no tuvo mucho éxito.

2013, Assad y Snowden

219205877

La escalada de tensión entre los dos mandatarios sigue su curso. Aquí les vemos en la que probablemente sea la foto más tensa de todo el lote, y no es para menos. Durante la cumbre del G-8 de junio de 2013 en Irlanda del Norte, Obama y otros líderes plantearon armar a los rebeldes sirios y exigirle a Bashar al-Assad que dimitiera para poner fin a las luchas internas del país, pero Putin no podía permitirlo, y el apoyo del líder ruso a Assad bloqueó el plan.

Poco después, los políticos planeaban reunirse de nuevo en San Petersburgo, pero los norteamericanos cancelaron la cita. Snowden, el antiguo empleado de la CIA y de la NSA, no iba a ser repatriado a Estados Unidos y se quedaría en Moscú. Aunque Obama acudió finalmente a la cita, tampoco fue un encuentro dulce para ninguna de las dos partes.

En 2014 había poco que contarse

Putin Obama

Rusia se ha anexionado Crimea en marzo. Ocho meses después los presidentes vuelven a encontrarse durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico de Beijín. La relación entre Rusia y Estados Unidos ha tocado un nuevo fondo. Según Reuters, los dirigentes se encontraron tres veces a lo largo del día, y charlaron un total de entre 15 y 20 minutos, donde la conversación giró sobre todo sobre Siria y Ucrania.

El periodista Matt Spetalnick quiso señalar el fragmento de la conversación que pudo interceptar entre los dos líderes en la convención de Beijín. “¿Es bonito, verdad?” decía Putin en inglés, en alusión al salón en el que se encontraban. “Yes”, dijo Obama. En la foto, los presidentes no se miran a la cara.

Septiembre de 2015, un lustro del conflicto sirio

Am24 Obama Putin 1216

Nos trasladamos al acto de celebración del 70º aniversario de las Naciones Unidas, que tiene lugar el 28 de septiembre de 2015 en Nueva York. Allí, durante el discurso que dio Obama, el líder norteamericano criticó el apoyo a fuerzas separatistas en Ucrania que ha promovido el gobierno ruso, así como su intervención militar en Siria, donde la guerra lleva ya cinco años. A continuación, Putin afirmó que Occidente era responsable del caos en el Oriente Medio y el Norte de África que habría extendido el conflicto a las zonas mencionadas por Obama.

Y poco después, en esa misma celebración, el brindis al que se vieron abocados los líderes mundiales.

Noviembre de 2015, París caliente

Barack Obama Vladimir Putin Handshake No Eye Contact Alpha Beta Body Language Expert Nonverbal Communication Expert Speaker Keynote Consultant Paris Las Vegas Orlando New York City Los Angeles

Es el segundo encuentro entre los mandatarios en las últimas dos semanas. Se habían visto previamente en la cumbre del G-20 de Turquía, pero aquí la foto es más elocuente. Los Presidentes hablaron de la necesidad de perseguir al Estado Islámico al completo, más que centrarse en apoyar a los grupos sirios que se oponen a Assad. En la agenda también estaba de nuevo el conflicto ucraniano, y la noticia reciente de un avión de combate ruso derribado por las fuerzas turcas.

2016 y la dificultad de sellar la brecha

Hangzhou, 5 de septiembre de 2016. Barack Obama y Vladimir Putin vuelven a encontrarse en la cumbre del G-20. Ahora Obama no se corta y le lanza una mirada de la muerte. Es la foto de una discrepancia tácita y manifiesta. Los dirigentes tendrían que haber llegado a un acuerdo sobre el alto el fuego en Siria, pero mientras las fuerzas del gobierno se van cerrando sobre la sitiada Aleppo las negociaciones siguen en activo.

“Hemos tenido una productiva conversación sobre un auténtico cese de hostilidades que nos permita concentrar esfuerzos mutuos sobre enemigos comunes”, afirmó Obama, “pero teniendo en cuenta la brecha de confianza, es una negociación difícil. Aún no hemos cerrado la brecha".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio