Llegan las "réplicas NFT", es decir, copias de un NFT original, es decir, la ironía

Llegan las "réplicas NFT", es decir, copias de un NFT original, es decir, la ironía
24 comentarios

¿Y si, a nivel conceptual, la comunidad NFT estuviera empezando a darle la vuelta a la tortilla a su invento? A ese pantanoso terreno se ha atrevido a entrar Globetro, usuario de Product Hunt que acaba de facilitar una herramienta digital que cuestiona (al menos en parte) la dimensión de exclusividad de estos tokens digitales.

NFT Replicas, así ha llamado este desconocido creador a su nueva funcionalidad. Se define de la siguiente manera: “una manera fácil de crear réplicas de prácticamente cualquier NFT. Estas réplicas de NFT son idénticas en bits al NFT original y pueden verse en tu cartera crypto, usar como avatar o exhibir en plataformas como OpenSea”. Es decir, y tal y como se está cachondeando buena parte del público, Globetro ha inventado el NFT de un NFT.

¿Justificación a semejante invento? Esta es la que da Globetro dentro del espacio de discusión de su herramienta: “he creado esta app porque últimamente veo muchos NFTs interesantes vendiéndose por cantidades exorbitantes de dinero, así que quería crear alguna manera de crear réplicas de ese NTF para incorporarlas a mi cartera por una fracción del coste original. Es lo mismo que comprar una impresión de una obra de arte famosa”. Dos usuarios plantean las siguientes preguntas: “¿Soy solo yo o con esto hemos cerrado el círculo con el tema de los NFTs?", y “¿no representa esto el final de los NFTs?”.

Screenshot 2
Captura del aspecto de la herramienta "NFT Replicas" en pleno uso (y que hemos copiado haciendo clic derecho en la imagen)

Una anécdota que ha dado mucho que hablar. NFT Replicas, esa manera de “crear copias de tus NFTs favoritos con dos clicks”, no es por el momento mucho más que una broma de Internet. Posee por el momento 35 votos en la plataforma cuando hay otros productos dentro de Product Hunt que cuentan sus votos en decenas de miles. Apenas han hablado de esta invención páginas como Launching Next o foros del tipo Y Combinator. En Twitter, eso sí, la propuesta ha hecho las delicias del público anti NFT. Dare Obasanjo, conocido opinador de tecnología de Estados Unidos, cree que se trata de un caso de “timadores timando a otros timadores”, y lo ve tal y como la mayoría de usuarios: la prueba del absurdo de la “exclusividad” de este producto. Hablamos de que esta nueva app es “un servicio que se basa en el hecho de que un NFT dice que pagaste por una URL concreta, pero, dado que la misma imagen puede guardarse en muchas más URLs… ¿Qué hacemos entonces?”.

Por usar una analogía: si la tienda de ropa es el artista original de la obra y el NFT es, supuestamente, el ticket de compra que legitima el artista, la creación de la que hablamos con NFT Replicas es una foto del ticket de compra.

Imprimir más cocos.

“¿Qué sentido tiene reintroducir la escasez en un mundo post-escasez?”, se plantean en los foros gracias a la excusa ontológica que ha propiciado Globetro con su idea. Como explicaba nuestro compañero Enrique Pérez, “la propia idea del NFT, que tecnológicamente sí es algo único, se basa en el fondo en la confianza que genera el autor”, así que, ¿qué sentido tiene que permitiese la creación de nuevos NFTs sobre la misma obra? Ninguno, pero esto no se trata de eso, sino de un NFT sobre el NFT, sobre el que, técnicamente, él podría no tener ningún control, puesto que no sería una copia de su, digamos, dibujo, sino de la compra del mismo, permitiendo un infinito de posibilidades de copias de copias. De ahí que algunos puedan terminar optando por “poseer” un dibujo a un precio mucho, mucho más bajo: haciendo clic derecho sobre la imagen y guardándola en tu ordenador.

Temas
Inicio