Compartir
Publicidad

Los 13 glaciares más espectaculares del planeta

Los 13 glaciares más espectaculares del planeta
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podemos definir los glaciares como simples montones de hielo que se deslizan lentamente en los polos y zonas de clima muy frío, pero su existencia nos sirve para muchísimas cosas. Nos avisan de un futuro bastante negro, y su deshielo es capaz de cambiar el clima del planeta junto con otros factores.

Os vamos a mostrar una galería de los glaciares más alucinantes que tenemos en la Tierra para demostrarlo, que nos dejan algunas fotografías y vídeos que simplemente no se pueden explicar con simples palabras.

El glaciar de Jakobshavn, o cómo ver Manhattan desmoronándose

El documental Chasing Ice nos dejaba este vídeo en el que podemos ver el glaciar Jakobshavn, cercano a la población Ilulissat de Groenlandia, fragmentándose y desmoronándose a un ritmo diez veces mayor que en todo el siglo pasado. Muy majestuoso de ver (ya lo comprobamos nosotros mismos junto a otros fenómenos), pero una horrible señal del cambio climático.

Jakobshavn La pared frontal del glaciar Jakobshavn, vista desde un avión de la NASA en 2012. La escala no se aprecia, pero estamos viendo una extensión de hielo donde podría caber todo Manhattan sin problemas.

El gran Vatnajökull

Vatnajokull Una parte del glaciar visto desde su base. Por sus dimensiones, es imposible verlo en su totalidad a menos que no se haga desde el espacio.

Su nombre significa glaciar de ríos, y ocupa nada menos que un 8% de la superficie total de Islandia. Ha servido como lugar de rodaje de la serie Juego de Tronos. Sus estructuras de hielo pueden verse a más de 500 kilómetros de distancia, desde las Islas Faroe. También muestra señales de que algo va mal en el clima del planeta: encima de dichas estructuras empiezan a aparecer lagos que hace 60 años no existían.

Vatnajokull Google Las imágenes satelitales del mismo Google nos permiten ver las dimensiones del glaciar Vatnajokull. Sí, es el bloque de hielo blanco más grande que se puede ver.

El glaciar Perito Moreno y sus estructuras

Este glaciar situado en los Andes entre Argentina y Chile posee una cualidad única: su lento avance forma puentes que se van destruyendo y regenerando en un ciclo que se repite cada 4 años aproximadamente. Sorprendentemente, el Perito Moreno es uno de los pocos glaciares que aguantan sin retroceder en todo el mundo (aunque ya hay señales de que eso puede cambiar pronto).

Glaciar Perito Moreno Las caídas de estos majestuosos puentes naturales se pueden observar de forma segura desde el Parque Nacional Los Glaciares.

El enorme glaciar Lambert

Lambert El deslizamiento de hielo que causa este glaciar se puede ver desde esta fotografía tomada por un satélite.

Con todos ustedes, el glaciar más grande del mundo. No hay demasiadas fotografías de él porque las condiciones meteorológicas del lugar en el que se desliza lentamente son demasiado adversas: estamos hablando de las montañas Prince Charles en la Antártida. Es uno de los glaciares más sensibles al cambio climático, ya que pequeños cambios en el clima del planeta provocan cambios grandes en sus 100 kilómetros de anchura y 400 de longitud. Un 8% de la capa helada del continente depende de él.

El majestuoso glaciar Bering

Bering

Fijaos en la lengua de hielo del glaciar de Bering, el más grande de América del Norte, en Alaska. Su escala (apreciable si vemos las montañas nevadas de su alrededor) es impresionante, pero hay que lamentar su retroceso de 12 kilómetros en los últimos cien años. Para nada una buena señal.

Bering2 El glaciar Bering es un descomunal río de hielo que deja el tamaño de las montañas que lo rodean como algo ridículo. Espectacular.

El glaciar Margerie y sus paredes

Margerie Un desprendimiento de hielo en el glaciar Margerie, en Alaska. Un evento digno de ver.

No hace falta salir de Alaska para toparnos con el Margerie, un glaciar de 34 kilómetros de largo que también atrae una buena cantidad de turistas por sus definidas paredes y sus desprendimientos esporádicos. Es otro glaciar que tiene la particularidad de no retroceder.

El Furtwängler, un glaciar en África

Furtwangler Toda una capa de hielo que envuelve una parte del monte Kilimanjaro

Una ladera del monte Kilimanjaro alberga este glaciar, que se conserva debido a la altura de la montaña pero que lamentablemente va perdiendo masa muy rápido. Se espera que desaparezca del todo en 2018.

El glaciar noruego de Jostedalsbreen

Jostedalsbreen Podemos visitar esta maravilla del oeste de Noruega. No encontrarás nada más grande en todo el continente.

El glaciar más grande de la Europa continental está en Noruega, con unos 60 kilómetros de longitud y 600 metros de grosor. Según Tripping, se está fundiendo a tal velocidad que las aguas que fluyen entre el hielo obligan a visitarlo con un guía experimentado.

Jostedalsbreen Puedes incluso imaginarte cómo "fluye" el hielo por encima de la ladera de las montañas.

El glaciar antártico de Canadá

Canada Se llama Canadá, pero está muy lejos de ese país.

Se trata de un glaciar relativamente pequeño, pero compite por ser uno de los más bonitos. Está protegido por el Tratado Antártico dado a que la vida vegetal que crece únicamente en ese glaciar lo convierte en un ecosistema.

Pasterze, el glaciar suizo

Pasterze Los suizos no deben mirar con demasiada alegría cómo el glaciar de su montaña más alta recula 10 metros cada año.

Bajando por la ladera de la montaña Grossglockner, la más alta de Suiza, se encuentra el glaciar de Pasterze. Es relativamente corto, unos 8,4 kilómetros de diámetro, y al ritmo que va podría desaparecer completamente en 840 años.

El glaciar del Zorro neozelandés

Fox Si eres de España y vas más lejos que este glaciar, ya estás volviendo a casa.

Esta lengua de hielo de 13 kilómetros de largo tiene una peculiaridad que sólo comparte con otro glaciar cercano llamado Franz Josef: su base llega a estar a sólo 33 metros por encima del nivel del mar. Eso hace que sean una de las atracciones turísticas más visitadas de la isla sur de Nueva Zelanda.

Y va a ser así por poco tiempo, porque ambos glaciares están retrocediendo y dejando sedimentos que elevan el valle en el que descansan hasta un metro desde que se tienen registros. Además, eso también hace que su visita sea cada vez más difícil.

El glaciar de Biafo, en Pakistán

Biafo En este incluso se pueden hacer excursiones por encima, aunque no es precisamente un paseo.

De 67 kilómetros de longitud, estamos ante el glaciar más largo fuera de los polos terrestres. Lo llaman "la autopista de hielo" por unir los antiguos reinos de Nagar y Baltistán a 4500 metros de altura. Samar Khan, una ciclista, fue la primera mujer en pedalearlo recorriendo 1.000 kilómetros en quince días. Y a pesar de estar en Pakistán, la longitud del glaciar parece mantenerse.

El glaciar Yulong, en China

Yulong Probablemente necesites bombonas de oxígeno para poder ver este glaciar con tus propios ojos.

Nuestra última parada la hacemos en China, país que precisamente emite grandes cantidades de dióxido de carbono y contribuye a que esta joya de glaciar en lo alto de la montaña Yulong desaparezca completamente en apenas cincuenta años. Se encuentra a unos 3700 metros de altura, pero cada año la visitan decenas de miles de turistas que necesitan incluso bombonas de oxígeno para poder verlo en buenas condiciones.

Imágenes | NASA, GlynLowe, Kimberly Vardeman, Wrangell-St. Elias National Park & Preserve, Wikimedia, Red Junasun, smalljude

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos