Compartir
Publicidad
Publicidad

Los anillos de burbujas: el fenómeno físico acuático que parece sacado de la ciencia ficción

Los anillos de burbujas: el fenómeno físico acuático que parece sacado de la ciencia ficción
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque no los llamemos así, estamos familiarizados con los vórtices toroidales. Estos son los anillos que producen los aviones en el aire, los volcanes en erupción o los youtubers vapeadores, claramente una de las subculturas más extrañas jamás conocidas. Pero estos vórtices tienen una versión mucho más divertida y mágica que descubrir: los anillos de burbujas del agua.

Como ha mostrado un usuario de Reddit, algunos submarinistas pueden hallarse estos donuts de aire danzando en el agua en un continuo movimiento muy similar a un baile. El fenómeno, por supuesto, tiene que ver con las dinámicas de fluidos. Cuando una región de un fluido empieza a rotar a través de otro, se crea un patrón de flujo en forma de anillo que da vueltas sobre sí mismo durante un tiempo considerable, de varios segundos. Es ese movimiento doble (en un eje circular y en un movimiento vorticial) lo que le da ese aspecto tan irreal.

Water rings collide

De la misma manera que nosotros, con nuestra habilidad para desechar el humo de nuestros pulmones soltándolo en el aire, somos capaces de hacer nubes con los cigarrillos, los cetáceos pueden generar el mismo fenómeno gracias al aire que llega a sus pulmones y sale por el espiráculo, pero para ellos el fluido principal es el agua.

Es todo un placer observar a ballenas o delfines divirtiéndose con ese efecto. Los fabrican, los retuercen y los pisotean o muerden si no han optado por atravesarlos cual hula hoops. Aunque los científicos no se ponen de acuerdo sobre si esta es una acción heredada o culturalmente adquirida, sí parecen estar más o menos conformes con que son una manifestación de su espíritu lúdico.

Ver a los delfines y ballenas retozar con estos anillos es interesante por partida doble: podemos maravillarnos de los movimientos aleatorios de los animales, claro, pero también podemos pensar en la extraordinaria evolución cognitiva que supone que un mamífero practique un juego, esa actividad que ayuda a desarrollar la imaginación, la creatividad y la capacidad para resolver problemas. Es decir, una demostración de lo inteligentes que son.

Porque mientras el juego de la mayoría de animales desarrollados (monos, gatos o reptiles) suele tomar formas de tirón, persecución o lucha libre (actividades que podrían ayudar a desarrollar habilidades de supervivencia en la naturaleza), estos mamíferos marinos optan por una versión de lo más arriesgada y por ello única: tirando su precioso aire. Cuando eres un animal que vive reteniendo la respiración es un gesto increíble deshacerse del mismo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos