Compartir
Publicidad

Los dibujos en la nieve nunca han sido tan extraordinarios como en el arte de Sonja Hinrichsen

Los dibujos en la nieve nunca han sido tan extraordinarios como en el arte de Sonja Hinrichsen
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ni líneas de Nazca ni señales fractales de extraterrestres. Su autora opina que “el mundo está saturado de proyectos hechos por el hombre. Yo no creo que tenga que agregar más cosas que el planeta”. Sonja Hinrichsen, ambientalista, hace gala de esa modestia del que no quiere darse demasiados aires, pero sus dibujos ciertamente son misteriosos, así como la elección del lienzo o los pinceles con los que dibujar.

Como podemos imaginar, Hinrichsen depende completamente de los elementos naturales. De la aleatoriedad y de la indefensión de la huella humana que, como queda claro con sus patrones con fecha de caducidad, no tiene demasiada trascendencia en el esquema general de las cosas. La nieve es el papel y los voluntarios ecologistas, ataviados con raquetas en los pies y unas buenas capas de abrigo, son sus instrumentos. Acuden raudos a los rincones más inhóspitos del planeta aunque después vayan a ver cómo el temporal borra su rastro.

1
2

Las espirales de Hinrichsen siguen también patrones aleatorios, tan impredecibles como la propia naturaleza a la que intenta emular. Cada propuesta lleva horas en realizarse, pero su duración es muchas veces de apenas unos minutos, dependiendo del clima y otros factores.

Otra de las ideas que tiene detrás la propuesta es atraer a la comunidad de las regiones para que conecten mejor con su territorio, y como se puede comprobar, muchas veces funciona. Como dice la autora, "incluso al esquiar se trata solo de subir y bajar por esas pendientes, pero este proyecto hace que la gente salga de este modo de actuar, y caminar creando formas en espiral es algo hipnótico y meditativo para el que se anima".

Monumentos, satélites, catedrales… la humanidad lleva siglos intentando dejar su rastro y hacerlo imperecedero, pero la mayoría vivimos inmersos en una cotidianeidad, en unos procesos constantes, casi matemáticos, que conducen a una entropía de suma cero. Si lo pensamos, puede que Hinrichsen esté haciendo el tipo de arte que mejor nos represente e identifique como especie.

3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
Portada19

Fotografías de Cedar Beauregard.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio