Compartir
Publicidad

Los ricos italianos de ahora siguen siendo las mismas familias que los ricos de 1400

Los ricos italianos de ahora siguen siendo las mismas familias que los ricos de 1400
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Florencia, cuna de la industria y el comercio ya en los albores de la Edad Moderna, urbe que dio vida a las artes y al mecenazgo, es también el símbolo del fracaso de la movilidad social. Un estudio del Banco de Italia, obra de los economistas Guglielmo Barone y Sauro Mocetti, ha cruzado los datos del censo de 1427 con la declaración de la renta del 2011. En su informe se descubría que los apellidos más millonarios de la Florencia actual son los mismos que ya lo eran en la renacentista de los Medici. Si tu familia era rica hace 600 años, tú también lo eres.

De Italia a Reino Unido: por su naturaleza comercial hay quien podría pensar que se trata de una anomalía estadística, pero todo apunta a que se trata de una tendencia común en muchas culturas. Otra investigación sobre el patrimonio de los ingleses descubrió que la riqueza de las dinastías se remontaba a los orígenes de los censos, 28 generaciones atrás. Ocho siglos seguidos en la cumbre de la pirámide.

Y también en China, ya que aquellos que mantenían en estatus durante los años de Mao también lo hacen ahora.

Curva del Gran Gatsby: así se conoce (paradójicamente) este fenómeno acuñado por el economista Alan B. Krueger en 2012. Su investigación demostraba que, a mayor desigualdad en la sociedad, menor movilidad social intergeneracional se dará entre sus ciudadanos. O dicho de otra forma, que la tendencia general es a permanecer en la clase en la que naciste y que, si tu país es fuertemente desigual, tus méritos o fallas influirán poco en un cambio de estatus.

El caso español: lamentablemente estamos junto a Grecia, Portugal e Irlanda entre los países con las políticas de redistribución socioeconómica más débiles de Europa, lo que supone una movilidad social relativa bajísima. Enfrente, con políticas sociales activas para prevenir la desigualdad social, están Dinamarca y Suecia. En Reino Unido, un país que se mantendría en la media europea a este respecto, sólo 8 de cada 2.000 niños que nacen de un entorno socioeconómico bajo podrán subir al escalafón de la clase media.

Abolengo asturiano: España no ha hecho un análisis censal por apellidos y familias, pero sí lo hicieron los periodistas de La Voz de Asturias, que descubrieron que las grandes familias de comerciantes y nobleza de siglos atrás siguen dominando económicamente la región.

¿Y por qué se produce esto? Hay variedad de opiniones, también entre los economistas. Pero si nos vamos a las opiniones del pueblo, curiosamente el análisis de los individuos es marcadamente distinto dependiendo de su propia clase social. El éxito (que es de lo que hablamos al pertenecer al grupo de los más acaudalados de la sociedad) es, según los ricos consecuencia de su trabajo duro. Para la clase media una cuestión de alto nivel formativo. Para los pobres es cuestión de tener o no contactos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos