La nota de las velas perfumadas se ha desplomado en Amazon. El motivo, el obvio: el coronavirus


La nota de las velas perfumadas se ha desplomado en Amazon. El motivo, el obvio: el coronavirus
4 comentarios

Todo empezó como un agudo comentario. Un tuitero, TerriDrawsStuff, comentó que estaba divagando por las opiniones de una tienda virtual, topándose con un montón de “mujeres indignadas” porque las velas aromáticas que habían comprado en estos meses carecen de fragancia. Al parecer los productos de la tienda a la que hace referencia, Yankee Candle, deben tener un olor muy fuerte y distintivo, por lo que se desprende de los comentarios en Reddit. El tuitero sentencia: “me pregunto si también han sentido en los últimos días que su temperatura es un poco alta o que lo que comen no sabe a nada”.

Kate Petrova, investigadora del desarrollo de adultos en Harvard, dio rigor informativo a su ocurrencia. Hizo varias búsquedas relacionadas con las velas aromáticas más compradas (y por tanto de las mejor valoradas) en Amazon en los últimos tres años. El declive en las notas a partir de que diese comienzo la pandemia es evidente, pasando de la media ponderada de 4 estrellas a comienzos de 2020 a las 3.3 de ahora, cuando la caída en las valoraciones de las velas sin olor ha sido diez veces menor. Tan gracioso como eso es ver una correlación entre los comentarios que mencionan la falta de olor del producto y las olas del coronavirus.

Tu perfume favorito también: Moritz Wagner, estudiante especializado en matemáticas aplicadas por la Universidad de Higiene y Medicina Tropical de Londres, ha encontrado que se produce el mismo fenómeno en el top histórico de fragancias de Amazon UK. No se trata de una caída brutal en todos los productos, pero sí la justa y de forma coordinada entre una amplia variedad de marcas como para determinar que hay un “efecto Covid” afectando al sector cosmético.

Otro efecto curioso dentro del mercado aromaterápico es que, según gente de la industria, el perfume está pasando por una etapa de “efecto pintalabios”. Este conocido fenómeno de posguerra dictaba que, en tiempos de recesión y baja moral social, las mujeres gastaban dinero en un único producto de lujo pero muy llamativo.

Es comprensible que en estos días los tratamientos del cuidado de piel estén resistiendo mejor a la situación que precisamente los pintalabios, cuyo uso ha quedado sepultado por las mascarillas, pero no se entiende por qué los comerciantes dicen que las ventas de perfumes han incrementado. ¿Una señal de estatus? ¿Una inconsciente forma de cribar a la gente que se cruza contigo entre infectados (que no podrán olerlo) y gente sana?

Temas
Comentarios cerrados
Inicio