El nuevo pasatiempo de Internet: seguir en Flightradar los jets de los oligarcas rusos en sus maniobras desesperadas

El nuevo pasatiempo de Internet: seguir en Flightradar los jets de los oligarcas rusos en sus maniobras desesperadas
18 Comentarios

La Unión Europea añadió hace unos días a 26 oligarcas y empresarios rusos en activo en los sectores del petróleo, la banca y las finanzas, así como miembros del gobierno, personalidades militares de alto nivel y "propagandistas" a su lista negra de sancionados por el ataque a Ucrania. Se trata de un número significativo de oligarcas a los que se someterá a una congelación de activos y a una prohibición de viaje a la Unión Europea y al resto de territorios con los que se coordine Bruselas en estas sanciones.

Pero a pesar de todo lo que se habla de sanciones a Rusia y su élite, los símbolos de estatus de la clase multimillonaria siguen libres para vagar por los cielos y los mares. Los ultraricos de Rusia se encuentran entre los mayores propietarios de aviones privados y superyates, dos de las muestras más opulentas de riqueza masiva. Y claro, algunos de ellos ya han comenzado a trasladarlos a Montenegro y las Maldivas, posiblemente en un esfuerzo por evitar que sean incautados o congelados.

Una nueva cuenta de Twitter llamada Russian Oligarch Jets ha comenzado a rastrear el paradero de algunos de los empresarios más ricos de Rusia, publicando cuándo y dónde despega y aterriza su avión. La fuente automatizada publicaba su primer tuit después de que EEUU sancionara a varios miembros del círculo íntimo de Putin, y se comprometiera a congelar sus activos, incluidos sus yates y mansiones.

Oligarch Jets ya ha rastreado varios vuelos de aviones propiedad del multimillonario ruso Roman Abramovich, incluido un viaje en helicóptero en el Caribe. ¿Quién está detrás de todo esto? Jack Sweeney, el adolescente que lleva rastreando el jet privado de Elon Musk y publicando sus movimientos en redes. Su nuevo objetivo: los oligarcas rusos.

Al mismo tiempo, varios usuarios y expertos se han lanzado a seguir con Flightradar las maniobras de estos magnates. Flightradar es una web que permite seguir el tráfico aéreo en tiempo real. Normalmente basta con teclear la URL y entrar. Para conocer la posición de los aviones en tiempo real, Flightradar recibe los datos del vuelo directamente desde los aviones gracias al Sistema de Vigilancia Dependiente Automática, más conocido como ADS-B. En concreto, lo que nos interesa es la función ADS-B Mode-S, que permite al avión transmitir los datos del GPS, la velocidad, la dirección y el número de vuelo a través del canal 1090 MHz.

Para recibir esa señal es necesario tener un receptor ADS-B Flightradar24, que está conectado a los servidores de la web. Estos receptores los tienen normalmente los entusiastas de la aviación y colaboradores, más de 20.000 según los datos de la propia web. El transpondedor ADS-B es obligatorio desde finales de 2020, aunque según las estimaciones de la web solo el 70% de los aviones comerciales están equipados con él.

Maniobras de los millonarios

Los aviones controlados por Abramovich (quien posee el club de fútbol inglés Chelsea FC valorado en unos 1.900 millones de euros), así como Dmitry Mazepin y Alexey Mordashov, aterrizaron en Moscú el jueves, según el sitio web de datos de vuelo ADS-B Exchange. El Boeing 787-8 Dreamliner de Abramovich despegó de un aeropuerto cerca de Mónaco, mientras que el Gulfstream G650 de Mazepin voló desde el área de Nueva York. El Bombardier Global 6000 de Mordashov viajó desde la región de Seychelles en el Océano Índico occidental, según los datos.

Putin había invitado a ejecutivos y propietarios de importantes empresas rusas a una reunión el jueves en el Kremlin. Mazepin estaba allí, al igual que Mordashov. También Vladimir Potanin, la persona más rica de Rusia en el índice de multimillonarios de Bloomberg con una fortuna de 23.300 millones de euros. El avión propiedad de Mordashov, la segunda persona más rica de Rusia con un patrimonio neto de 20.000 millones, luego voló de regreso a la región de Seychelles. El yate Nord de Mordashov, valorado en 500 millones, ha estado navegando en la isla durante 10 días.

Activos como aviones o yates podrían ser objeto de una ronda de sanciones, según Andrew Lohsen, miembro del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. El desafío es que podrían mantenerse a través de empresas ficticias, lo que complicaría la cadena de propiedad.

Los yates de los rusos más ricos están en todas partes, desde las Seychelles hasta Barcelona y Palm Beach.
Los yates de los rusos más ricos están en todas partes, desde las Seychelles hasta Barcelona y Palm Beach.

Rastreando los yates

Los yates de los rusos más ricos están en todas partes, desde las Seychelles hasta Barcelona y Palm Beach. Imponer sanciones a los ultraricos de Rusia "es importante, pero reconozco que es complejo. Lleva tiempo, pero hay que quitarles las comodidades", decía Natalie Jaresko, exministra de Finanzas de Ucrania. Francia está elaborando una lista de propiedades de los oligarcas rusos, incluidos automóviles y yates, que podrían ser incautados bajo las sanciones de la Unión Europea.

Vagit Alekperov, presidente de Lukoil, navega en su yate de Barcelona a Montenegro, donde se espera que llegue en los próximos días, según datos de Marine Traffic. El yate se llama Galactica Super Nova y tiene un helipuerto táctil, un ascensor y un gran club de playa.

Quizás al darse cuenta de antemano de los extremos a los que el presidente ruso estaba dispuesto a llegar, el multimillonario Oleg Deripaska ya se adelantó. Según los informes, su yate, Clio, partió de Sri Lanka hace dos semanas y se dirige a las Maldivas, donde se espera que atraque pronto.

Mientras tanto, el propio superyate de Putin salió "abruptamente" de Hamburgo a principios de este mes antes de terminar las reparaciones, según los medios alemanes, y aunque el presidente ruso no salió y dijo que era porque no quería que el barco supuestamente valorado en 100 millones de dólares fuera incautado después de que invadiera un país vecino, parece bastante claro que por eso el barco partió con tanta prisa.

O como tuiteó Bernie Sanders: "Putin, un multimillonario, es el representante de la codicia y la oligarquía. Tal vez, antes de comenzar una guerra que podría matar a miles y desplazar a millones, podría preocuparse más por la gente de Ucrania y Rusia y menos sobre su preciado superyate".

Temas
Inicio
Inicio