Publicidad

Pisos 300€ más caros cuando pase "la situación": así se está resistiendo el mercado a la bajada del alquiler

Pisos 300€ más caros cuando pase "la situación": así se está resistiendo el mercado a la bajada del alquiler
35 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dos meses de cuarentena sin que la gente tenga la posibilidad de moverse de sus casas, millones de personas sin trabajo, unas previsiones económicas calamitosas para el futuro de España. ¿Cuál es el titular, entonces, del mercado de vivienda en alquiler? Que los precios registran “el mayor incremento en lo que va de año al subir un 10.9%”. El mundo se ha vuelto definitivamente loco. ¿Qué está pasando?

Más pisos pero más caros: si bien la lógica nos dictaba que, en una situación como esta, el alquiler sufriría un batacazo, aún no está del todo claro cómo va a influir la llegada de la vivienda turística. El coronavirus ha atropellado las expectativas de negocio de este sector para todo el resto del año, y las federaciones han apuntado a que en los grandes núcleos urbanos como Madrid y Barcelona hasta un 40% de la oferta ha decidido pasarse al alquiler tradicional.

Se resisten, eso sí, a aceptar unas bajadas de precios acordes a las de los pisos que ya estaban en este mercado, con unos márgenes de beneficios mucho más bajos que el piso turístico (aunque con otros beneficios, por supuesto, como la mayor estabilidad en los ingresos). De ahí la subida de precios generalizada y que va contra toda lógica: esta vez más oferta a igual demanda no está implicando más competitividad.

Esperando a que escampe: como cuentan en El País, así lo ven muchos particulares a los que han encuestado. Buscan la “disponibilidad” cuando esto termine. Se han lanzado a los brazos de una fórmula conocida como alquiler de temporada. No cuesta mucho encontrar ofertas de pisos que, cual oferta de suscripción, te ponen el piso 300 euros más barato los tres primeros meses. Si el precio final no te gusta, te marchas y así tienen los gestores más tiempo de encontrar un inquilino más acaudalado. Si no sale bien, vuelta al mercado turístico.

¿Es legal? Así se lo preguntan muchos potenciales arrendadores al encontrar estos anuncios, ya que están registrados en plataformas en las que, por lo general, se buscan alojamientos a largo plazo y no temporales y además suena a estratagema para evitar que el contrato tenga que ser el mismo por los cinco años siguientes, como dicta la actual ley de arrendamientos. Como explican los técnicos, sí pueden serlo pero el arrendador deberá vigilar cómo formula el contrato y muchos de ellos podrían caer en la nulidad, permitiendo que el inquilino pase el resto de su estancia al precio al que se ofertó.

No es tu residencia, estás de paso: según el artículo 6 de la Ley 29/1994, de Arrendamientos Urbanos (LAU), los contratos temporales pueden durar un mes o cinco años, el tiempo pactado que se quiera, pero deberá quedar claramente por escrito cuál es la justificación del arrendador para que esté de forma temporal (valen trabajo o estudios, pero también ideas tan difusas como “traslado temporal”). Además en el contrato deberá registrarse cuál es el domicilio permanente del inquilino, que debe ser oficialmente otro. Si el contrato no especifica estas dos fórmulas, ese alquiler pasaría a considerarse de vivienda habitual.

Demasiadas incógnitas: no sabemos si habrá una segunda ola de coronavirus, si el turismo se recuperará lo suficiente o cómo evolucionará la recesión económica. Demasiadas variables como para hacer previsiones sobre cómo influirá todo esto en el alquiler, aunque desde el propio portal de Idealista prevén una caída del 13.5% en zonas tan tensionadas como Madrid. Lo que sí sabemos es que la pandemia ha dejado en suspenso la elaboración del índice de precios de los alquileres que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, dijo que estaría listo para finales de marzo, aunque esperan publicarlo "en breve" para controlar las subidas en tiempos post Covid.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios