El porcentaje de superficie terrestre que ocupa cada país del mundo, en un original mapa

El porcentaje de superficie terrestre que ocupa cada país del mundo, en un original mapa
2 comentarios

¿Cómo de grande es la Tierra realmente? Por más que la cartografía lleve siglos tratando de ofrecer una respuesta aproximada, cuesta comprender su verdadera magnitud desde nuestra pequeñez. Un ser humano se mueve en un radio muy reducido la mayor parte de sus días, y la tecnología, muy en especial la aérea, ha reducido las distancias a proporciones casi anecdóticas. Es precisamente desde las alturas cuando podemos atisbar la verdadera escala del planeta. Sus dimensiones apabullantes.

Hace algunas semanas hablábamos del camino a pie más largo de la Tierra, del trayecto ininterrumpido más prolongado que podemos cubrir sin toparnos con una masa de agua. Parte del punto más meridional de África y termina en los confines de Siberia, bordeando el Océano Ártico. Son más de 22.000 kilómetros. La cifra en sí mismo no tiene sentido, no en nuestra cabeza. Es un valor matemático pero no uno real, dado que ningún ser humano los recorrerá consecutivamente de una tirada. Podría hacerlo, ¿pero quién tiene tres años libres?

Las magnitudes del mundo siempre han espoleado gráficos y representaciones cada vez más arriesgadas y originales. Esto se debe en parte de la falibilidad natural de todo mapa (representar sobre un plano un objeto esférico, con sus consecuentes distorsiones; un emotivo saludo al continente africano) y a nuestra facilidad para aprehender conceptos a través de figuras visuales. El trabajo del que hablamos hoy es en cierto sentido un mapa, pero uno muy especial: los ilustradores de VisualCapitalist han convertido a la Tierra en un anillo y han repartido la superficie que ocupa cada país como si de una tarta se tratase.

Lo primero que llama la atención es el predominio del agua. Los profesores del colegio repiten machaconamente que el 70% del mundo está cubierta por el líquido elemento, y no hay nada de falso en ello. Aunque podemos matizarlo y contextualizarlo. Un 43% de la superficie terrestre son aguas internacionales, libres de la injerencia soberana de cualquier estado. Otro 27% corresponde a las "zonas económicas" de cada país, 200 millas náuticas desde la costa (y objeto de constantes disputas). Al menos un 15% de las aguas oceánicas quedan cubiertas por el hielo durante gran parte del año (cada vez menos). Y otro 2,7% corresponde a la Antártida, una enorme masa de hielo a mitad de camino entre ambos elementos.

Aclarado esto, los países. Rusia es enorme, todos lo sabemos, pero allá va su porcentaje: ocupa el 3,34% del total, más incluso que la inmensidad de la Antártida. Es tan, tan grande que aunque dividiéramos al país en dos tomando como referencia los Urales cada una de las partes seguiría siendo la nación más grande de su continente (Europa y Asia). Hablando del primero: descontando a Groenlandia (nominalmente Dinamarca) y a la parte europea de Rusia, sólo representa el 1,2% de la Tierra. Minúsculo porcentaje para el continente que un día controló casi el 100%.

Tras Rusia llega el quinteto de estados por encima del 1% de la superficie global (y por tanto más grandes que Europa entera): Canadá (1,96%); China (1,88%); Estados Unidos (1,87%); Brasil (1,67%); y Australia (1,51%). Entre todos ellos nos hemos comido ya el 12,2% de la Tierra. Seis países para casi una octava parte del total. Muy bien no está repartido el mundo.

Lo puedes ver a máxima resolución aquí.

(Visual Capitalist)

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio