Compartir
Publicidad

"Pour du Nutella": caos en los supermercados franceses por un descuento del 70% en la crema de chocolate

"Pour du Nutella": caos en los supermercados franceses por un descuento del 70% en la crema de chocolate
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué estarías dispuesto a hacer por un bote de Nocilla? Puede que, si amas su sabor, más de lo que te imaginas. Lo descubrieron con amargura ayer los franceses cuando llegaron a causar tumultos, peleas y otras escenas de violencia en sus supermercados.

Una cadena de supermercados nacional, Intermaché, contó que durante dos días ofrecería un 70% de descuento en Nutella, bajando el precio de su bote de 950 gramos de 4,50 euros a 1,41. Nocilla casi regalada. Aunque publicaron el aviso en medios tradicionales, como prensa escrita y radio, algunos perfiles de redes sociales difundieron la noticia. Sólo este mensaje de @Hvratm recaudó más de 16.000 compartidos. Parecía un buen plan para muchos: acercarse a uno de los supermercados, llevarse un par de envases y sacarle partido al bote a precio regalado.

¿El problema? Que todo el mundo pensó lo mismo, y de una campaña económicamente agresiva a la agresividad física.

Leche, cacao, avellanas y furia

“A las 8.15 ya había una fila de 200 personas esperando ante el supermercado. Al cabo de pocos minutos, el director ha tenido que intervenir. Ha distribuido un tarro por persona, protegido por un agente de seguridad. El palé ha durado 10 minutos", dijo un empleado. “Son como animales. A una mujer le han arrancado el pelo, a una señora mayor le han puesto una caja de cartón en la cabeza y otro tenía una mano ensangrentada", declaraba una testido en Rive-de-Gier a Le Progress.

“Esto no es normal, esto no es normal”, se oía decir de fondo en la grabación en directo de una de las aperturas de los palets, a los que los clientes empiezan a sentir la fiebre. “Por la Nutella”, escribía otro para Snapchat, para luego llamarlos “locos enfermos” en Twitter. Las entrevistas a testigos presenciales lo atestiguaban, se trataba de histeria colectiva, de “disturbios”, tal y como lo describieron algunos agentes y el mejor día para los franquiciados: “Hemos vendido en unas horas lo que vendemos en tres meses. En las cajas no se pasaba otra cosa que Nutella”.

Otras encargadas eran menos optimistas. "Hemos pasado unos momentos difíciles", decía una. El procedimiento en muchos de los establecimientos ha consistido en dejar encargado a los agentes de seguridad que permitiesen la adquisición de sólo dos o tres botes por persona.

Para evitar las trampas y a los "promophages", acaparadores que luego se benefician a través de la reventa (y que la practican tanto particulares como trabajadores de las propias concesionarias) los vigilantes hacían controles de identificación a los clientes, cosa que ha causado mucho malestar entre los propios compradores, ya que podía dejar fuera de lista a los que no llevasen encima un carnet de conducir o un DNI.

Mi reino por un palé de chocolate

Por supuesto, en menos de 10 minutos, a eso de las 8.40 de la mañana, la mayoría de los establecimientos colgaban el cartel de “sold out” o “épuisé”; pero fue increíble mientras duró: "La gente se apresuró, lo empujaba todo, lo rompía todo. Parecía una orgía. Estuvimos a punto de llamar a la policía".

La jugada ha beneficiado, si podemos llamarlo así, a la cadena alimenticia Intermaché, pero no tanto a Nutella, quien ha visto cómo la imagen de este dulce untable se resentía con las escenas de violencia. Ferrero, la compañía italiana productora de Nutella, ha querido desvincularse del suceso con un comunicado en Twitter: “Quisiéramos dejar claro que esta promoción fue decidida unilateralmente por Intermarché. Deploramos las consecuencias de esta operación, que crea confusión y decepción en el espíritu de los consumidores".

La conexión Fitur-Batalla del Berézina

Algo que queda claro con este tipo de escenas es que las turbas enfervecidas pueden crearse allí donde haya una gran masa con un objetivo común. Ni los paraguas del Fitur ni las revueltas del Black Friday que antaño nos mostraban a la población de Estados Unidos como la encarnación de la pesadilla romeriana son exclusivos de sus culturas. Todos, llegado el punto, podemos ser ese animal rabioso e irracional. Así que, de nuevo, ¿qué harías tú por un bote de Nocilla?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio