Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué pasa cuando la inteligencia artificial se convierte en artista y edita un vídeo?

¿Qué pasa cuando la inteligencia artificial se convierte en artista y edita un vídeo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente han escuchado de la nueva aplicación de moda 'Prisma', la cual permite dar un tratamiento artístico a nuestras fotos por medio de efectos basados en obras de arte y famosos estilos y técnicas, esto se logra a través de una complejo trabajo de programación que se basa en algoritmos que identifican la escena, sombras, profundidad y colores, para que el resultado sea lo más parecido a una obra de arte.

Ahora imaginamos esta complejidad aplicada a un vídeo en movimiento. Aquí necesitamos dar un importante salto ya que no sólo se necesitan algoritmos que detecten la escena, sino un sistema de redes neuronales artificiales capaces de predecir el movimiento y así conservar el efecto artístico, y eso es lo que precisamente veremos hoy aplicado a un vídeo de Nueva York que se transforma en un alucinante viaje en ácido.

Una obra de arte en movimiento

El proyecto es conocido como 'Deep Slow Flow' y corre a cargo del artista neoyorquino Danil Krivoruchko, quien logra hacer un fusión de arte y tecnología a través de una compleja programación basada en redes neuronales, que logran procesar todo un vídeo para que parezca una obra de arte en movimiento.

Para entender un poco más este proceso veamos primero el vídeo original, el cual fue grabado con un iPhone a cámara lenta a 240 cuadros por segundo.

Como vemos, el vídeo no tiene nada espectacular, se trata de un simple vídeo de Nueva York con tomas de sitios emblemáticos y situaciones cotidianas.

Ahora veamos el mismo vídeo pero bajo el procesado artístico de la red neuronal artificial desarrollada por Krivoruchko:

Sin duda el cambio es alucinante, en momentos parece acuarela bajo una mezcla de colores saturados y donde el movimiento a veces pierde toda su profundidad, esto hace que las imágenes se conviertan en un viaje hipnótico que se siente como si se hubiera consumido alguna droga.

Para aquellos interesados, Krivoruchko ha publicado en GitHub el código del procesado, con el que podremos crear obras como la que acabamos de ver; sin embargo hay que mencionar que para esto necesitaremos un potente ordenador y paciencia, ya que el tiempo de edición es de aproximadamente de 20 minutos por cada segundo de vídeo.

Pero si no quieren experimentar y de paso fundir su ordenador, Krivoruchko está recibiendo clips de vídeo para el proyecto a través de su [correo electrónico](mailto: danil@myshli.com), los cuales se irán subiendo al perfil de Instagram donde ya se pueden ver algunas propuestas.

Un vídeo publicado por Deep Slow Flow (@deepslowflow) el

Un vídeo publicado por Deep Slow Flow (@deepslowflow) el

Un vídeo publicado por Deep Slow Flow (@deepslowflow) el

Un vídeo publicado por Deep Slow Flow (@deepslowflow) el

Un vídeo publicado por Deep Slow Flow (@deepslowflow) el

Más información | MYSHLI
En Xataka | Las redes neuronales: qué son y por qué están volviendo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos