Se estima que el 3% de la población padece nieve visual: así es vivir viendo el mundo con interferencias

Se estima que el 3% de la población padece nieve visual: así es vivir viendo el mundo con interferencias
2 Comentarios

Imagina tu vida viendo el mundo como si estuvieras constantemente en medio de una tormenta de nieve. Abrir tus ojos y que el paisaje se llene de puntos estáticos como cuando miramos una televisión de cerca: una telaraña permanente que te acompaña siempre. Muchas personas experimentan esta enfermedad y no se han dado cuenta de ello hasta que han hablado con médicos acerca de esta condición neurológica.

Es lo que los expertos en salud han llamado "nieve visual".

Ver el mundo con "interferencias". Un estudio en Reino Unido estima que la afección de la nieve visual puede afectar hasta al 3% de la población. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos dicen que actualmente no existe cura para esta enfermedad. El síntoma principal son pequeños puntos continuos en la visión del paciente, que difieren en color y gravedad de una persona a otra. "Es como una enorme capa de interferencias de televisión que cubre toda mi visión las 24 horas al día, los 7 días de la semana", explicaba la paciente Paris Haigh en este artículo de BBC.

"Puedo verlas incluso cuando cierro los ojos", comentaba. Otras personas lo han descrito como una especie de visión pixelada. Otras que pueden filtrar los puntos la mayor parte del tiempo, pero algunos días les resultan más difíciles que otros.

Nieve visual

¿Cómo funciona? "Consiste en la visión constante de puntos blancos y negros en la totalidad del campo visual, que simula la visión a través de un filtro granulado o, como muchos pacientes refieren, simula la visión de la pantalla de un televisor encendido pero no conectado a la antena, también conocido como ruido blanco", explicaba el doctor Enrique Santos Bueso, del Instituto de Investigación del Hospital Clínico San Carlos en Madrid.

Ciertas cosas pueden hacer que los puntos parpadeantes se vuelvan más notorios. Para muchos, eso lo provocan el cansancio, la ansiedad y los dolores de cabeza, o cuando se encuentran en ambientes muy luminosos u oscuros. El uso de productos cosméticos también puede causar problemas. Algunos usan gafas con lentes de color naranja cuando leen. Si bien ayudan con la nieve visual, no la eliminan.

Nieve visual
El artista digital Zytomania creó esta imagen para mostrar cómo es su propia nieve visual.

¿Por qué aparece? La condición es causada por un problema en la forma en la que el cerebro maneja la información visual. El profesor Jon Stone, profesor de neurología en la Universidad de Edimburgo, ha visto a varios pacientes con nieve visual: "Normalmente, nuestros cerebros son buenos para filtrar las experiencias visuales que no queremos. Este sistema de filtrado no funciona tan bien en personas con nieve visual, probablemente porque partes del sistema visual de su cerebro están hiperactivas de una manera que no resulta útil. Es un poco como tener tinnitus, pero de tu visión", explicaba.

En realidad, estamos en una etapa muy temprana. Hace 15 años ni siquiera estaríamos hablando de esto pues nadie estaba de acuerdo; la nieve visual ni siquiera había sido aceptada universalmente como "trastorno".

Algunas sospechas. Peter Goadsby, profesor de Neurología del Instituto Nacional para la Investigación Sanitaria Wellcome Trust en King's College dice que ha visto tanto a un niño de 7 años como a hombres de 70 con este problema. Y de todos los países. Todos lo describen de la misma forma. Eso llevó a Goadsby a concluir que, aunque se active de maneras distintas, debe haber un mecanismo subyacente común.

Falta mucho por entender pero ya se logró algo muy importante: el reconocimiento. "Encontramos que en un área en la parte de atrás del cerebro, hay una estructura particular que es más activa metabólicamente y recibe un flujo de sangre mayor en quienes sufren de nieve visual. Eso podría indicar que esa parte del cerebro no está lo suficientemente inhibida o demasiado excitada", detallaba.

Difícil de detectar. De acuerdo con Visual Snow Initiative, una organización benéfica de EEUU dedicada a la investigación de la nieve visual, aproximadamente el 56% de las personas con esta afección reciben un diagnóstico incorrecto. Para la mayoría, el proceso para obtener un diagnóstico formal les resultó frustrante. Paris habló con un oftalmólogo y un neurólogo sobre la afección, pero sintió que no sabían lo que era. "Puede sentirse como una condición inventada cuando los expertos no saben de lo que estás hablando", decía.

A algunos se les muestra una televisión con ruido blanco y casi todos exclaman: "¡Sí, así es como se ve!". Y llevan así toda la vida.

Temas
Inicio
Inicio