Publicidad

Una señora ha convertido su casa en la de Los Picapiedra. Sus millonarios vecinos no lo llevan nada bien

Una señora ha convertido su casa en la de Los Picapiedra. Sus millonarios vecinos no lo llevan nada bien
35 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los ricos no están para inventos. La comunidad de Hillsborough, 11.000 habitantes que viven en la bahía de San Francisco, California, se ha unido en armas contra la señora Florence Fang. Si no les gustaba la casa que compró, mucho menos lo que está haciendo ahora con ella.

Pero para los espectadores externos no se trata de ninguna aberración arquitectónica, como ellos alegan, sino de un éxito de la experimentación sensorial. Hablamos de “la casa de los Picapiedra”, pues así la han bautizado acertadamente los medios. Una vivienda unifamiliar con aspecto de caverna mid-century psicotrópica pintada con unos colores sesenteros que la acercan al trazo cartoon de la famosa serie de Hanna Barbera. 

Pues bien: la señora Fang, visionaria, en lugar de contener el tono infantiloide de la vivienda, lo ha potenciado. Ha plantado en el jardín varios dinosaurios, un mamut lanudo de metal, setas de colorines, réplicas de los Picapiedra, una estación extraterrestre y hasta un cartel en el que se lee "Yabba Dabba Doo". Todo ello perfectamente visible para los miles de pasajeros diarios que transitan por la autopista I-280 y que ahora, al darse de bruces con esta chuchería en primer plano, otorgarán a todo el valle la misma consideración.

asd

Es la mejor peor decisión que nadie podría tomar para una parcela así. Es la razón por la que ahora sus ricos vecinos le reprochan la “monstruosidad” paisajística que ha llevado a cabo contra ellos en una demanda colectiva y apoyada por las autoridades municipales presentada ante el Tribunal Superior del Estado de California.

Desgraciadamente para todos, puede que tengan razón. La nueva dueña, que compró la casa en 2017, realizó las “mejoras” del jardín sin los permisos necesarios, de forma que su ampliación “impone la visión de la demandada a otras propiedades y paisajes sin haber tenido en cuenta los deseos de otros residentes". La respuesta de esta ex comunicadora jubilada ha sido “Creo que los dinosaurios son hermosos. Hacen felices a todo el mundo. Deberían quedarse”.

sdf Ubicación de la choza Picapiedra en Hillsborough.

Hillsborough es el lugar de los “condos” y bungalós en los que vive la élite californiana. Es también el hogar de una de las creaciones de Frank Lloyd Wright, la Sidney Bazett House, otra vivienda usoniana marca de la casa de este arquitecto clave del siglo XX. En Bay Area conviven mansiones de estilos clásicos, modernos y de transición, con sus viviendas pseudo bretonas, victorianas, Arts & Crafts y, por supuesto, modernistas, las famosas “casas cuadradas”. 

En esta exclusiva zona, como en otros barrios de lujo, el eclecticismo se rige por un esfuerzo común por fusionarse con el paisaje y no destacar por encima de tus vecinos. No es exactamente la estrategia que Fang ha llevado a cabo. 

La casa Picapiedra también tiene su propia historia. Se construyó en 1976 por el arquitecto local William Nicholson. Su principal particularidad es su técnica de construcción, por la que las múltiples cúpulas de la vivienda se erigen pulverizando hormigón sobre las mallas y barras de acero que funcionaban como estructura base de la vivienda. Ya entonces no despertaba muchas simpatías entre los autóctonos, y eso que por aquel entonces estaba pintada en blanco y no había en ella rastro de muñecos prehistóricos. 

En 2007 sus gestores decidieron darle un baño naranja. Cosa que enfadó aún más al personal, aunque, según dicen, mantenían esperanzas de que el futuro comprador estuviese en sus cabales y realizase las reformas necesarias para corregir la extravagancia del proyecto. Evidentemente, Fang no está hecha de la misma pasta que el resto de vecinos. Las últimas declaraciones de su familia afirman que lucharán hasta el final para salvar la casa de los Picapiedra.

Snip 20190322092929 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322092957 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093018 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093046 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093116 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093157 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093233 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093254 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093317 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093343 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093429 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093455 Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093541 Nótese que las fotos fueron tomadas antes de 2017, antes de la "mejora" del jardín de la señora Fang. Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093605 Nótese que las fotos fueron tomadas antes de 2017, antes de la "mejora" del jardín de la señora Fang. Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
Snip 20190322093624 Nótese que las fotos fueron tomadas antes de 2017, antes de la "mejora" del jardín de la señora Fang. Foto: Alain Pinel, Flintstone House 280
zxc Foto: K PIX 5/SCREENGRAB
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir