The Food Timeline, el gráfico que identifica cuándo se comió un alimento por primera vez en la historia

The Food Timeline, el gráfico que identifica cuándo se comió un alimento por primera vez en la historia
6 comentarios

En 2015, la bibliotecaria de Nueva Jersey, Lynne Olver, falleció a los 57 años después de una batalla de meses contra una forma rara de leucemia. Dejó atrás a un esposo, dos hijos, varios gatos y el depósito más grande de Internet de la historia cronológica de alimentos: The Food Timeline.

¿Alguna vez te has preguntado cómo los antiguos romanos alimentaban a sus ejércitos? ¿Qué se cocinaba en el tercer siglo? ¿Quién inventó las patatas fritas... y por qué? La historia de la comida presenta un abanico fascinante de tradiciones populares, pero también de hechos contradictorios. Algunos expertos dicen que es imposible expresar este tema en un formato cronológico exacto. Básicamente, porque la mayoría alimentos no se inventan: evolucionan. Pero si hay algo que se acerque a cómo sería, esto es sin duda The Food Timeline.

Su apasionado proyecto (no remunerado), que le llevó toda la vida, es el recurso de historia alimentaria más completo e interactivo que el mundo haya conocido.

Esta línea de tiempo de alimentos fue creada y mantenida únicamente por Lynne Olver, bibliotecaria de referencia apasionada por la historia de los alimentos. Al respecto, dijo en una entrevista en 2013: "La información se compara con herramientas de referencia estándar para garantizar su precisión. Todas las fuentes se citan con fines de investigación. Como con la mayoría de los temas históricos, hay algunas historias contradictorias en el campo de la historia de los alimentos".

Food timeline

Lynne Olver creó Food Timeline en 1999. Desde que lo lanzó entonces, su alcance ha crecido desde una sola página con una pizca de enlaces a 70 páginas web que ofrecen una gran cantidad de información histórica, documentos primarios e investigaciones originales.

Fiel a su nombre, Olver's Food Timeline comienza con entradas sobre el hielo, el agua o la sal en la prehistoria y termina con los donuts y hamburguesas en 2013, haciendo cada parada en el camino, desde "la sangre como alimento" hasta la sopa de tortuga o los pretzels. El archivo tiene 35 millones de lectores, y durante su mandato de 16 años, Olver respondió más de 25.000 preguntas de esos lectores.

Las recetas que aparecen en el sitio web se seleccionan de una variedad de fuentes, incluidos libros de cocina antiguos, periódicos, revistas, parques históricos nacionales, agencias gubernamentales, universidades, organizaciones culturales, historiadores culinarios y restaurantes. Y estas recetas están vinculadas sólo con fines históricos. Basta con clicar a cualquiera de los documentos para acceder a una vasta información alimenticia e histórica sobre ese producto en concreto.

Olver llamó al sitio web el "matrimonio perfecto" de sus intereses: "Soy una bibliotecaria de referencia profesional y soy una entusiasta", contaba en Heritage Radio Network. El papel pronto la consumió, y su entorno comenzó a preocuparse por su fijación. "Cuando la biblioteca se dio cuenta de que le estaba quitando mucho tiempo, le pidieron que se detuviera", explicaba su esposo Gordon a Eater. No hace falta decir que no lo hizo.

pretzel timeline food

Olver pasó los siguientes 16 años construyendo sin ayuda la línea de tiempo de alimentos durante su tiempo libre. Aprendió HTML en la entonces nueva computadora Gateway de la familia mientras acumulaba cientos y luego miles de libros sobre comida. Con su arsenal de textos, pasó 30 horas a la semana analizando y organizando el conocimiento del mundo de habla inglesa sobre todas las cosas comestibles en un sitio web extenso pero básico, libre de anuncios y patrocinadores. El archivo exhaustivo presenta recetas, libros de cocina y cositas históricas de fuentes primarias, que van desde "¿Cómo conservaban los vikingos su comida?" a "Desmentir la historia popular del algodón de azúcar". Basta decir que solo la página sobre helados tiene más de 32.000 palabras.

La biblioteca Food Timeline poseía entonces más de 2.300 libros, cientos de folletos de compañías de alimentos de EE. UU. del siglo XX y docenas de revistas antiguas (Good Housekeeping, American Cookery, Ladies Home Journal, etc.) En 2004, recibió el premio Saveur 100 y está reconocida por la American Library Association y analizada en una publicación académica Choice de ALA en julio de 2009.

En 2015, la bibliotecaria de Nueva Jersey, Lynne Olver, falleció a la edad de 57 años después de una batalla contra la leucemia. Varias personas e instituciones se preentaron para ofrecer sus servicios, pero es comprensible que la familia eligiera quién iba a heredar el trabajo de toda la vida de Lynne. En 2020, las Bibliotecas de la Universidad Virginia Tech y la Facultad de Artes Liberales y Ciencias Humanas (CLAHS) colaboraron en un plan para ofrecer Virginia Tech como un nuevo hogar para la colección de libros físicos y el recurso web.

Temas
Inicio