Todo el coronavirus esparcido ahora mismo por el mundo cabe en una lata de Coca-Cola

Todo el coronavirus esparcido ahora mismo por el mundo cabe en una lata de Coca-Cola
14 comentarios

Imaginaos que una aspiradora ficticia absorbiera todas las partículas de coronavirus que habitan en las personas y las metiera en un recipiente. ¿Cuánto de grande debería ser ese envase para almacenar todo el virus? ¿Hablamos de un carrito del Mercadona? ¿Un contenedor? ¿Una piscina? ¿O un estadio de fútbol? El matemático Christian Yate se empeñó en averiguarlo, y comenzó a calcular el volumen total del Sars-CoV-2 del mundo.

El comienzo. Cuando a Yate le encargaron que calculara una aproximación del tamaño de todo el coronavirus del mundo para el programa More or Less de BBC Radio 4,  no tenía ni una idea aproximada de los datos que arrojaría su estudio. Aunque tampoco era algo nuevo para él, este matemático es reconocido por sus comparaciones y estimaciones a gran escala de las matemáticas.

Su mujer bromeaba con que "quizás todo el virus pudiera caber en una cucharilla". ¿Os imagináis una cucharada con todo el coronavirus del mundo? No quiero ni pensarlo. Pues no andaba desencaminada, pero no acertó. Así, Yate se puso manos a la obra. ¿Y por dónde empezar? Pues contando cuántas partículas de Sars-CoV-2 hay esparcidas en el mundo.

Número de personas infectadas. Para hacer eso, se necesita saber cuántas personas están infectadas. Asumiendo eso sí, señala el matemático, que los seres humanos, en lugar de los animales, son el hábitat más importante del virus. Según la web Our World in Data, medio millón de personas dan positivo por Covid todos los días. Sin embargo, todos sabemos que muchas personas no se incluyen en esa lista bien por ser asintomáticas o por no hacerse las pruebas correspondientes. Y más dado que no muchos países realizan tests rutinarios. El Institute for Health Metrics and Evaluations, en cambio, estima que el número real de personas infectadas cada día es más de 3 millones.

Carga viral. La cantidad de virus que cada una de las personas actualmente infectadas lleva consigo —su carga viral— depende sobre todo de cuánto tiempo hace que se infectó. Se cree que las cargas virales aumentan y alcanzan su punto máximo unos seis días después de la infección, después de lo cual disminuyen de manera constante. Así, las que se infectaron hace un día contribuirían muy poco al recuento total. Hace dos días, un poco más. Los de hace tres días, más aún. Luego esa contribución disminuye a partir de los siete días sucesivamente.

¿Cuántas partículas? Un estudio arrojaba datos sobre el número de partículas de virus por gramo de una variedad de tejidos diferentes en monos infectados. La investigación aumentó el tamaño del tejido para que fuera representativo de los humanos. En esas estimaciones aproximadas se revela que las cargas virales máximas oscilan entre mil millones y 100 mil millones de partículas de virus.

Si sumas todas las contribuciones a la carga viral de cada uno de los tres millones de personas que se infectaron en cada uno de los días anteriores —asumiendo que esta tasa de tres millones es siempre constante—, vemos que hay aproximadamente dos trillones (2x10¹⁸ o dos billones de billones) de partículas de virus en las personas de todo el mundo mundo ahora mismo.

Compactarlo. Puede parecer una cifra gigantesca, pero realmente no lo es. Es aproximadamente la misma cantidad de granos de arena que hay en el planeta. Tenemos que recordar que las partículas de Sars-CoV-2 son extremadamente pequeñas. Las estimaciones del diámetro oscilan entre los 80 y 120 nanómetros —un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro—. Para que os hagáis una idea, el radio de Sars-CoV-2 es aproximadamente 1.000 veces más delgado que un cabello humano.

Si el promedio del diámetro es, digamos, unos 100 nanómetros. Suponiendo un radio de 50 nanómetros (en el centro del rango estimado) del virus, el volumen de una sola partícula esférica de virus resulta ser 523.000 nanómetros cúbicos.

La pirámide de naranjas. Multiplicar este volumen muy pequeño por la gran cantidad de partículas que calculamos anteriormente y convertirlo en unidades significativas nos da un volumen total de aproximadamente 120 mililitros. Ahora bien, vamos a ver dónde lo metemos. Y ahí entra en juego la falsa creencia que se tiene del espacio que ocupa una pirámide de naranjas.

Hay que recordar que las esferas no se apilan perfectamente, siempre hay huecos. Si piensas en una pirámide de naranjas o manzanas, verás que no están del todo compactadas y gran parte del espacio está vacío. Para minimizar el espacio vacío se puede realizar un cálculo llamado "empaquetamiento de esfera cerrada" y se ve que el espacio vacío ocupa aproximadamente el 26% del volumen total. Esto aumenta el volumen total acumulado de partículas de Sars-CoV-2 a aproximadamente 160 mililitros

El tamaño. Contando con esto, se aumenta el volumen total acumulado de partículas de Sars-CoV-2 a aproximadamente 160 mililitros. Sí, esto no es más que seis vasos de chupito. Incluso tomando el extremo superior de la estimación del diámetro (que era de 120 nanómetros) y teniendo en cuenta el tamaño de las proteínas de la espiga del virus que hemos visto en fotos, ni siquiera se llenaría una lata de refresco entera.

Hay que comentar que, como bien dice el matemático, se trata de una aproximación basada en las suposiciones más razonables, pero no es un cálculo ni mucho menos exacto al 100%. También habría que tener en cuenta que el Covid también reside en superficies, animales o en el aire. No obstante, parece increíble que lo que haya acabado con cientos de miles de vidas —ese bicho, que dicen algunos— podría meterse en una simple lata de Coca-Cola.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio