Compartir
Publicidad

El viaje de Magallanes y Elcano alrededor del mundo, narrado en un asombroso mapa interactivo

El viaje de Magallanes y Elcano alrededor del mundo, narrado en un asombroso mapa interactivo
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hito universal donde los haya, el trayecto iniciado por Fernando de Magallanes y rematado por Juan Sebastián Elcano tres años después estuvo plagado de incidencias, tragedias, motines, hamnbrunas, miserias, actos bélicos, traiciones y descubrimientos. En el camino, los 244 marinos que iniciaron el trayecto una mañana de agosto de 1519 se dejaron la vida, y también la gloria, en busca de un objetivo por entonces incierto: dar la vuelta al mundo.

El viaje es aún hoy una historia alucinante. Los cinco navíos que partieron de Sevilla habían quedado reducido a uno a su regreso en 1522, y los más de 200 hombres enrolados bajo bandera española se habían convertido en apenas 18. Todos ellos famélicos y delgados como jamás un hombre lo haya estado, como describiría Elcano, pero todos ellos vivos, al fin y al cabo. Y firmantes de un hecho inigualable: circunnavegar la Tierra por primera vez.

La travesía se prolongó durante más de tres años, una auténtica odisea. Como era habitual, todos los pasos datos por la expedición fueron anotados en diarios de navegación y viaje, una extraordinaria labor documental (sostenida pese a toda suerte de calamidades) que nos permite hoy saber por dónde navegaron exactamente los navíos. Y mejor aún: que ha permitido a un apasionado en la materia, Tomás Mazón Serrano, trasladarlo a un mapa.

Utilizando Google My Maps y rebuscando en las fuentes documentales que escribieron los responsables de la expedición, Mazón Serrano lanzó hace algunos meses Rutaelcano, un portal donde se pueden leer los entresijos de tan alucinante viaje y donde, por encima de todo, podemos reproducirlo fielmente desde un mapa interactivo. Anotado, completo y también disponible en Google Earth, la cartografía nos pone en la piel de Magallanes y Elcano.

Especialmente del segundo, dado que fue él quien logró terminar la vuelta al mundo cuando Magallanes, en un acto de notoria valentía, murió luchando a unos nativos en Cebú. Para llegar allí tuvieron que bordear la costa portuguesa primero, llegar hasta el por aquel entonces ya conocido Estuario de La Plata, continuar hacia el sur en territorio aún por explorar, hacer varias paradas para sortear el duro invierno patagónico y adentrarse en el Estrecho de Magallanes.

A partir de ahí, la expedición se lanzó a cruzar un océano hasta entonces completamente desconocido para los europeos: el Pacífico: pese a avanzar más de 300 kilómetros diarios, las aguas se eternizaban. El primer punto de tierra firme hollado por los marineros, ya asolados por la ausencia de víveres y el escorbuto, sería Guam, hoy pertenencia de Estados Unidos. A partir de ahí, otra larga exploración por los archipiélagos del Pacífico y el Índico.

Buena Africa El regreso por África.
Buena Loco Regreso Bordeando Australia, surcando el Índico sur para evitar toparse con los portugueses.

El objetivo, las Molucas, las islas donde se encontraban las ansiadas especias a las que España no tenía acceso tras el Tratado de Tordesillas. Aquella firma dividía el mundo en dos mitades: Portugal, más avanzada en su exploración marina de las costas africanas y asiáticas, las conocía y controlaba gran parte de las rutas comerciales. El Emperador Carlos V quería su trozo del pastel. Y para ello encargó a Magallanes su demente aventura a través del mundo.

Muerto el portugués, serían Elcano y Espinosa quienes, cargados de clavo, tratarían de volver a España. Ya sea cruzando el Índico por rutas inhóspitas y desconocidas o ascendiendo al norte dirección Sevilla, ya sobrepasado el Cabo de Buena Esperanza. En el camino pararían en Cabo Verde, donde serían perseguidos por la Armada Portuguesa. Y ya en el tramo final, muy a duras penas, los 18 hombres restantes lograron llegar a Sevilla.

El mapa de Mazón Serrano permite leer cada paso dado por los navíos, y adentrarse hasta detalles fabulosos en los recovecos del Estrecho de Magallanes o en su psicodélico paso por las actuales Filipina e Indonesia. Un ejercicio de exploración histórica inigualable, dado que nos pone en la piel de aquellos marinos que arriesgaron su vida y su suerte a una empresa incierta. Una que, de consumarse, les dotaría de fama, dinero y gloria.

Buena Cebu El trágico paso por Cebú.
Buena Estrecho El crítico paso por el hoy conocido como Estrecho de Magallanes.
Buena Molucas Las Molucas, tan ansiado destino en el que se cargaron de Clavo y en el que uno de los navíos, críticamente dañado, intentó regresar a España de nuevo por el Pacífico. Elcano tomaría la expedición desde aquí.
Buena Giro Final En un ejemplo de audacia, Elcano regresaría a Sevilla no por las Canarias sino por las Azores, pese al rodeo. El objetivo era aprovecharse de las corrientes atlánticas mientras los portugueses le pisaban los talones.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio