Publicidad

Vinilo, politono, streaming: la evolución de los formatos musicales más vendidos explicada en un gráfico

Vinilo, politono, streaming: la evolución de los formatos musicales más vendidos explicada en un gráfico
1 comentario

PieChartPirate, contribuyente del canal de Reddit dedicado a la visualización de datos Data is Beautiful, ha conquistado los corazones de los adeptos de la infografía con este gráfico animado que documenta la evolución económica de la música entre 1977 y el año 2020. Con un vistazo se pueden llegar a muchas conclusiones de cómo ha ido cambiando el sector.

Vinilo, CD, fracaso: 1977 arranca con 15.700 millones de dólares (13.300 en euros) ajustados a la inflación actual.

Los años 80 arrancan con un desplome en los ingresos a 11.000 millones de dólares y después vemos una continua escalada hasta los 22.000 de los años 2000, cuando el CD se convirtió en el rey usurpándole el puesto al vinilo y monopolizando el 92% de los ingresos de la industria a nivel mundial. A partir de ese momento notamos el impacto digital, la diversificación de fuentes y la merma generalizada con un hundimiento que adelgazó el mercado hasta una tercera parte, 7.800 millones en 2013. Sigue la remontada hasta los 11.800 con una nueva dominancia casi total del streaming y la recuperación de formatos caducados, como ese 5% de ingresos actuales gracias al vinilo.

El boom del politono: aunque ahora cualquiera de nosotros reniegue de haber participado en la compra de estos productos, las cifras de ventas no mienten y atestiguan que el mundo entero se tuvo que volcar en aquellos politonos de la banda sonora de El señor de los anillos o la canción de una “rana loca”. Su reinado fue corto, de 2002 a 2007, llegando a representar casi el 10% de la industria en cierto momento. Un recordatorio de que a la hora de hacer pasta con cutreces personalizables, el cielo es el límite.

¿Por qué no ha desaparecido el CD? Por el mainstream asiático y el mercado japonés. Como puedes observar aquí, a fecha de 2017 Japón era el segundo mayor mercado musical del mundo después de EE.UU., 2.700 millones de dólares, y allí las ventas de discos suponen el 74% de la cuota. Los propios redditers explican el fenómeno: es en parte por el coleccionismo, pero en gran medida por el sistema de apoyo fan y la asociación del ejemplar con números en sorteos para ver a los y las idols. Es decir, si en occidente ya hay jóvenes que compran discos de Taylor Swift sólo como coleccionismo, para leer el book y a modo de apoyo financiero a la cantante, imagina eso multiplicado por 2.000.

Rumbo a la nostalgia: en el gráfico de PieChartPirate vemos las cifras mundiales, donde el CD aún supera al vinilo (6.2 y 5% respectivamente). Los últimos datos de la industria norteamericana anticipan un vuelco cercano: allí ya hay más volumen de negocio con los discos surcados (232 millones de dólares) que con los compactos (130), un triunfo del vinilo que conseguido ostentar de nuevo por primera vez en 32 años en este 2020.

La era post-album: como saben los aficionados, todos estos cambios de la última década están modificando poco a poco tanto el modo de escucha y modelo económico como el de la propia producción y creación. La música, tal y como le está pasando al sector audiovisual o a la escritura, se está despegando de sus tradicionales formatos y está entrando en el etéreo reino del contenido. ¿Qué obras son ahora más relevantes, los 60 minutos y 13 clips que puedes guardar en tu estantería o los 20 segundos oídos 8 billones de veces en Tiktok? Todo pinta a que esta gráfica se verá aún más fragmentada y extraña dentro de diez años.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios