Publicidad

14€ por página, a prueba de plagios, aprobado seguro: el negocio de los TFG y los TFM por encargo

14€ por página, a prueba de plagios, aprobado seguro: el negocio de los TFG y los TFM por encargo
19 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sacar adelante un Trabajo de Fin de Grado (TFG) o un Trabajo de Fin de Máster (TFM) requiere de largas horas de investigación, sufridos ejercicios de creatividad literaria y mucha, muchísima paciencia. En resumidas cuentas, de tiempo, atributo ausente en la vida de muchos universitarios al borde de la graduación, muy a menudo con pie y medio en el mercado laboral. Se trata de una oportunidad de mercado, una que algunas empresas dedicadas a la fabricación de TFG/TFM están aprovechando.

Oferta. La palabra clave es "aprueba". Durante los últimos años han surgido multitud de iniciativas prometiendo un TFG impoluto a cambio de elevadas sumas de dinero. Como explicaban nuestros compañeros de Xataka hace algunos días, el montante total varía en función de la empresa y de la temática, pero puede dispararse hasta los 400€ (en ocasiones pagando parte de la factura por adelantado). El reclamo es invariable: te aseguran un aprobado seguro.

Condiciones. No todas desglosan sus precios. Es el caso de Aprueba TFG, donde más de "1.400" profesores de ayudarán en la "elección del tema, metodología, análisis de resultados y presentación de trabajo". Páginas similares, como Aprueba tu trabajo de TFG - TFM son un calco de la anterior. Más original y transparente es Aprueba Todo, que sí detalla las condiciones. Entre 14€ y 8€ la página (en función del tipo de grado, los más caros las Ingenierías, los más baratos los educativos).

El precio incluye amplios servicios: revisiones bibliográficas, adaptado a la normativa, contacto directo con un profesor asignado, revisado y con un informe de plagio incluido (por cinco euros más).

¿Por qué? En esencia, el alumno externaliza una pieza fundamental de su formación académica. Nada más y nada menos que la pieza culminante de su curso. ¿A qué se debe? Aquí se ofrecen algunas pistas. La razón más habitual es la falta de tiempo. Los TFG, por ejemplo, se exigen en periodos muy breves, de apenas cuatro meses, incompatibles con las habilidades técnicas o académicas del estudiante, con sus trabajos a tiempo parcial o con la materia escogida.

También se arguye la desmotivación (muchos temas se asignan por el profesor) o la carencia de experiencia en materia de investigación.

Opacidad. Obviamente, la práctica bordea lo legal. De ahí que las empresas aseguren tu "confidencialidad" (no exigen tu nombre ni tus datos), además de un "perfect matching" con los profesores que, entre bambalinas, redactan los TFG/TFM a la carta. El éxito no está garantizado. El servicio de las compañías es a menudo insuficiente. Al pedir el 50% del pago por adelantado, algunos alumnos se topan con un trabajo de mala calidad que no pasaría los filtros de revisión universitarios.

Oferta. Se trata, no obstante, de una industria al alza. Ya hay más de una treintena de alternativas para encargar TFG/TFM a la carta, cuando hace algunos años el número se reducía a uno. Externalización, por tanto, que pecaba de precaria, vía El Rincón del Vago, y que ahora se ha sofisticado tras el desarrollo de aplicaciones anti-plagio (un profesor puede saber en quince minutos si has calcado o no parte de tu trabajo). Eso sí, a casi 1.400€ las 100 páginas.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir