Compartir
Publicidad

Las vacaciones de Manuel Bartual están siendo la novela de misterio veraniega que necesitabas

Las vacaciones de Manuel Bartual están siendo la novela de misterio veraniega que necesitabas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Intrusos que entran en habitaciones de hotel hablando de forma rara, gente que te observa desde la playa, camisetas desaparecidas y hasta un doppelgänger. La novela del verano está siendo el hilo de Twitter en el que Manuel Bartual, dibujante de Orgullo y Satisfacción, está contando la sucesión de cosas raras que está pasándole en sus vacaciones en un hotel de playa. Podríamos descartarlas como coincidencias, pero para él está siendo una experiencia, cuanto menos, perturbadora.

No es una historia de miedo como la del fantasma de Querido David, pero está enganchando a unos cuantos tuiteros que quieren saber cómo se desarrolla todo. ¿Qué le está pasando a Manuel Bartual para que sus vacaciones parezcan sacadas de una película de Alfred Hitchcock?

La saga del hombre alto

Bartual publicó el día 21 que estaba de vacaciones en un hotel de playa, solo, disfrutando de un libro en la terraza de su habitación. Y entonces empieza lo que podemos llamar "la saga del hombre alto".

Bartual decide bajar a recepción a preguntar si algún anterior ocupante de su habitación puede tener todavía activada la tarjeta de entrada y, como precaución, la recepcionista resetea su tarjeta. Así que él regresa a la habitación y se da cuenta de que también le ha desaparecido una camiseta.

Entramos en el segundo día de la historia.

Y aquí tenemos un nuevo punto de giro. Manuel baja a pasear ya darse un baño en la playa, y vuelve a encontrarse con el hombre alto. Sólo que, esta vez, no está solo.

Después de semejante revelación, Manuel Bartual tiene tiempo para reflexionar y desconectar un poco, y empieza a pensar que igual no son más que coincidencias sin importancia.

Se va de nuevo a la playa a nadar y, cuando sale del agua, se encuentra de nuevo no con el hombre alto, sino con el que lo acompañaba, el que llevaba la camiseta que le había desaparecido.

En el rato que tarda en coger su teléfono del hotel y volver a la playa, el hombre ya no está. Pero el lugar donde se encuentran no es grande, Bartual está seguro de puede encontrárselo de nuevo. Y lo hace.

El hombre entra en un supermercado.

Y aquí es cuando los guionistas de 'Orphan Black' podrían inspirarse para continuar su serie.

La historia, de momento, termina así.

Bartual razona en voz alta que la zona turística es pequeña y hay poco que hacer; los turistas van a los mismos sitios y a la misma playa. Pero no puede evitar pensar.

El thriller de Bartual alcanza su clímax

Hasta este momento, lo que Manuel Bartual ha estado contando podrían ser casualidades, encuentros fortuitos, nada que pudiera entrar en la categoría de thriller. La cosa cambia enseguida. Y en este punto es donde muchos de sus seguidores de Twitter empiezan a darse cuenta de que todo esto no puede ser más que una novela por entregas, Muy adictiva, eso sí.

En este punto, Bartual se pregunta si no le estarán gastando una broma muy pesada y muy elaborada. Pero, ¿y si es cierto? Así que decide averiguar cuál puede ser esa "otra habitación" de las 192 que tiene el hotel. Si la suya es la 328, ¿será la contigua? ¿Será otra con los mismos números, pero ordenados de manera diferente, como la 238? ¿Y habrá dos hombres altos, el que entró en su habitación hablando sin sentido y el que se encontró en el buffet del desayuno, más tranquilo?

Resignado y cansado, Bartual se echa una siesta en la que tiene un sueño muy agobiante en el que se encontraba a su doppelgänger en todos los sitios habituales donde él suele ir, incluida su casa, hasta que decidía llamarse por teléfono a sí mismo.

El paréntesis cómico dura poco.

Bartual llama a recepción para avisar de que hay alguien sospechoso merodeando por la piscina, pero cuando el personal del hotel se acerca a comprobarlo, no hay nadie.

Manuel Bartual ha estado utilizando Twitter con anterioridad para contar historias. Por ejemplo, una de ellas, a la que tituló 'El peso de la verdad', tenía como protagonista a un hombre que descubre que han entrado a robar en su casa, mientras está de vacaciones, porque le llega una alerta al móvil de su báscula.

Y no es el único que ha aprovechado para darle una vuelta del siglo XXI a los folletines por entregas del XIX.

Elige tu propia aventura en Twitter

Hematocrítico, uno de los tuiteros más populares en España, ha utilizado esa red social para hacer dos entregas de su juego de rol/libro de 'Elige tu propia aventura'/videojuego en vivo/experimento tuitero 'Legends of Hemato'.

Hemato

Como si fuera un master de toda la vida, Hematocrítico va contando la historia en diferentes tuits y, cuando llega el momento de que los jugadores elijan el siguiente paso a dar, lo hace a través de una encuesta.

Y así hasta crear una partida de rol con sus 113.000 seguidores.

'Small places', la pionera

Esta forma de narrativa en 140 caracteres no es nueva. En cuanto apareció Twitter, hubo escritores que buscaron la manera de aprovecharla para contar historias de manera diferente, y prácticamente en tiempo real. La primera novela tuitera fue 'Small places', de Nicholas Belardes, que contó durante dos años las vidas cruzadas de varios personajes.

Es lo que la escritora española Rosa del Blanco llama #twitteratura, una forma que puede tanto dejar microrrelatos como verdaderas sagas. ¿En qué quedará la del hombre alto de Manuel Bartual?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos