Compartir
Publicidad

10 razones por las que los estudios y las listas sobre ser padre me han quitado las ganas de tener hijos

10 razones por las que los estudios y las listas sobre ser padre me han quitado las ganas de tener hijos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No quiero tener hijos y parte de la culpa es de Internet. Empezando por el sharenting, para ser exactos: una tendencia entre los padres internautas en la que se comparte todo sobre los bebés en redes sociales.

Y acabando por las listas para padres primerizos asustados: una sobreinformación que da miedo, entre fluidos corporales y pequeñas criaturas capaces de provocar terrores cósmicos. Y que hace sentir a los que no tenemos descendencia como seres completamente inadecuados, mitad "pobrecitos, lo que se pierden", mitad "no son gente de verdad, no han sufrido lo que nosotros".

Hablemos del sharenting

The Sims La suma de toda mi preparación para ser padre alguna vez.

Más de la mitad de las madres y un tercio de los padres estadounidenses debaten sobre la maternidad en las redes sociales (bien) y comparten fotos e información públicamente sobre sus hijos (puede que no tan bien). Son las conclusiones de un estudio de la Universidad de Michigan y el Hospital Infantil Mott sobre el comportamiento de los padres, con una advertencia de la directora asociada del hospital, Sarah J. Clark:

“Cuando los niños tengan edad para usar las redes sociales por sí mismos, muchos de ellos ya tendrán una identidad digital creada de antemano por sus padres”
.

Ay. Me imagino a mi retoño dentro de 20 años mandándome copias de cada correo a Google pidiendo su derecho al olvido, con una bio en el equivalente a Twitter de 2040 que rece "NO SOY EL SIM DE NADIE", por aquel disfraz que tanta gracia nos hacía a su madre y a mí. Y peor, que nadie le entienda porque en 2040 los Sims sean como los dinosaurios y la imprenta.

Sharenting: El Regreso

Ahora en serio: estoy metido en un grupo familiar de Whatsapp con el nombre de la hija de uno de mis primos. Consiste en más o menos 75 petabytes de fotos y vídeos de mi cuquísima [um, no sé cuál es mi grado de parentesco con ella] y unos 180 miembros de mi familia comentando lo cuquísima que es.

Awww

También en todas las cosas que comparte un grupo familiar de Whatsapp. Todo a la vez. El proceso está a punto de repetirse con otro miembro de mi familia, y me siento culpable porque veo un futuro en el que tenga 10 grupos muteados con 8.000 mensajes diarios cada uno.

El problema es que lo entiendo, yo también estaría todo el día así. Necesito una lista de "10 cosas que la gente que no tiene hijos puede hacer en Whatsapp sin sentirse culpable".

No hay una lista de 10 cosas para la gente-que-no-tiene-hijos-pero-conoce-a-gente-que-sí

*llorar bajito*

Te odio, Internet.

"10 errores que cometemos como padres"

Errores De Padres

Entre esa cifra de resultados y las casi 85.000 reproducciones que lleva el vídeo de abajo -que lleva tiempo paseando por mi Facebook- vivo en el terror.

Me parece sensato. Mis compañeros dicen que es sensato, pero...

"Pero al final merece la pena" es un copy horrible

Y no es sólo por ese vídeo. Cada día me llegan al menos uno o dos sobre las verdades de ser padre, las 157 cosas que nadie te dijo sobre tener un hijo o los consejos que tendrás que olvidar para "triunfar" como padre. Pero todos, sin excepción, listan problemas emocionales, estrés inaudito, y todo tipo de taras físicas y sociales, rematados con un "al final merece la pena".

"Olerás a caca pero merece la pena", "no podrás salir nunca pero merece la pena", "no recuerdas la última vez que dormiste de manera regular pero merece la pena". Queridos padres: los anuncios de la tele ponen en letra pequeña los costes y pesares de las financiaciones por algo. Vendedme mejor esa moto. Y contáis con mi simpatía.

"¿Lo estoy haciendo bien?"

¡Claro!

Claro. Llevamos cientos de miles de años teniendo hijos y sólo 20 con Internet. Claro que lo estáis haciendo bien: seguimos aquí. Y es normal que os sintáis inseguros, a mí me da pánico criar un cactus. Pero vivimos en la era de Doctor Google, nos sobreninformamos sin procesar la información. Pedir consejo es normal, pedir la guía de trucos definitiva de momento sólo existe en los videojuegos. Y no en todos.

"Soy una mala madre/soy un mal padre"

Cersei Desde el otro lado de la pantalla: no, no lo eres.

No sé cuál es el baremo que usáis los padres, pero me asusta. La mayor parte de las quejas que veo son porque de vez en cuando os supera el pequeño humano por el que os desvivís 24 horas al día y os sentís la peor persona del planeta.

Pero aquí el sesgo cognitivo es curioso: la gente tiende a evitar poner estados negativos en las redes sociales porque nos hacen menos atractivos a ojos de los demás. Con lo que todos creamos una esfera virtual en la que todo es bonito, guay o hace risa. Y no es así.

La mayor ventaja que le veo a ser padre es que si estás harto de todo puedes soltarlo sin problema. Total, el centro del universo es tu hijo, no tus círculos de redes. ¿Y quién te va a decir algo, tu amigo que tiene serios problemas para encontrar dos calcetines del mismo par en su colada? Qué va, te pondré un like. Como hago con absolutamente todo lo demás en Facebook. Desahógate.

Ya que estamos: tengo recuerdos muy difusos de mi infancia, pero sé que le partí un dedo a mi madre, destrocé varias paredes de un piso de alquiler y me negué rotundamente a comer zanahorias hasta los 20 años, por citar sólo tres detalles. Mi madre me adora, yo a ella. No se me ha pasado nunca por la cabeza el concepto de que fuera una mala madre. Lo contrario, alguna vez.

"Bueno, vale, somos padres imperfectos"

¡Sorpresa! Y Michael Jordan fallaba canastas. Además, sois mucho más divertidos así. Cuando os reís de vosotros mismos y vuestras "pifias" [nota: para alguien sin hijos no lo son] como padres, todos nos sentimos mejor.

Soy un gnomo Nomo

David el Gnomo No, de estos no. Sigue leyendo.

Lo soy. Bueno, en mi caso un Nopa, pero a la sociedad le damos igual. Nomo es la etiqueta de los cazatendencias para describir a las mujeres que no quieren ser madres: Not Mothers. Y la presión social que reciben por ello. No es mi caso, pero a mi novia todo su círculo con descendencia ya está diciendo que cuándo vamos a tener hijos. Ni siquiera tenemos gato.

Seguimos ahí

Que no tenga hijos no quiere decir que me causen pánico -ya no- o que los considere problema de los padres en exclusiva. Mis mejores amigos tienen hijos y mi relación con ellos no ha cambiado: tenemos dinámicas sociales distintas. También ayuda que ellos no se tomen al pie de la letra las listas de ser padres. Y, en mi cabeza, son superhéroes.

Avengers
Esto es lo que me imagino cada vez que pienso en mis amigos o familiares con hijos. Con mejor Photoshop.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos