Compartir
Publicidad

100 Vines como 100 soles: el loop de felicidad que necesitas para sobrellevar esta pérdida

100 Vines como 100 soles: el loop de felicidad que necesitas para sobrellevar esta pérdida
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Twitter está en problemas y su solución ha sido cerrar la mejor red social de la historia. No era la más activa, tampoco era la que mejor había dilucidado cómo enfocar su modelo de negocio. Parecía, de hecho, una red social estúpida, arbitraria, indefinida por naturaleza. Con el tiempo descubrimos que esos 6.5 segundos de video en loop era una fuente de creatividad. Una forma de experimentar diferentes storytellings, de amplificar el humor absurdo y dadaísta o de sintetizar de la forma más precisa los fails de toda la vida.

La verdad es que la mayor parte de los usuarios nunca le hicimos todo el caso que se merecía. Era una especie de rincón para el entretenimiento dionisíaco más logrado de todo Internet. Y saber ahora que, por nuestro descuido, va a cerrar, es la confirmación de que como sociedad no podemos tener cosas bonitas, de que 2016 es la peor cosa que le va a pasar a este siglo. Por suerte es una pérdida que no vamos a llorar. Por la sencilla razón de que pensar en Vine es alegrarse, dejar que te invada un gozo infinito.

Así que la única manera posible de despedirse de esta red es relanzando al mundo todos esos momentos que tanto nos han hecho disfrutar. Y que no nos engañen. No es posible hacer una lista definitiva con los mejores Vines. El concepto de Vine propiciaba el batiburrillo continuo, el mercadillo cibernético en el que lo que para unos es el gag definitivo para otros es sólo un levantamiento de ceja o una carcajada a medio gas.

Ahora que está en fase terminal, todos deberíamos meter el máximo ruido virtual posible, hacer un panegírico colectivo sobre la idea de la diversión pura, sin cortar. No dejes que ningún conocido se pierda ese Vine tan bueno de un pato con sombrero, del chico que recibe un palazo en la cara.

Nada más que decir. Gracias por tanto.

No dejes de danzar nunca, perro danzarín

Ni de rascarte la espalda, querida nutria marina

Qué grande eres, Shia LaBeouf

Vine te clavó la canción, Chris Martin

Siempre podrás volar aquí

Los mejores tropiezos eran remezclados hasta el infinito

¿Veis? No mentíamos

Y Vine siempre funcionó como agente del caos

Hasta luego, ardilla voladora. Hasta luego, rincón alegre de nuestros corazones

Y el último gran héroe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio