Compartir
Publicidad

A un ring de wrestling se ha subido gente difícil de imaginar

A un ring de wrestling se ha subido gente difícil de imaginar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo del wrestling es bastante peculiar, ya que a lo largo de los años no ha dudado en echar mano de apariciones especiales para intentar elevar su popularidad. El último ejemplo lo tenemos en el caso de Stephen Amell, un actor conocido por ser el protagonista de la televisiva 'Arrow' que dentro de unos días participará en un combate por parejas en Summerslam, uno de los PPVs más importantes de WWE, la compañía de wrestling más popular de todos los tiempos.

Su fichaje resulta de lo más llamativo, pero lo cierto es que palidece en comparación a otros ejemplos del pasado. Con motivo de ello, he hecho memoria para comentaros estas 14 apariciones reales pero difíciles de creer en el wrestling. Desde Robocop hasta el actor que llegó a convertirse en campeón mundial y ayudó a hundir a la empresa que tomó tal disparatada decisión, y todo ello sin olvidarnos de la sorprendente entrada al ring del mismísimo Dios. Os dejo con ellas.

Chucky, el muñeco diabólico y la publicidad gratuita

Imagino que todos sabréis a estas alturas que Chucky es el muñeco psicópata protagonista de la saga cinematográfica 'Muñeco Diabólico', franquicia que estaba a punto de conseguir una nueva vida gracias al estreno de 'La novia de Chucky' el 15 de octubre de 1995. La cuestión es que en WCW, que pasada por aquel entonces por su mejor momento, llevaban varias semanas dando a entender el debut de un luchador mal de la cabeza, pero todo acabó siendo una mera maniobra publicitaria.

Es cierto que al menos cuidaron el detalle de que Brad Dourif, al que algunos también recordaréis por haber interpretado a Grima en la trilogía de 'El señor de los anillos', también pusiera voz a Chucky y que el personaje mantuvo su personalidad, pero la decepción entre los fans fue notable y es una de las menciones más habituales cuando se destacan algunos de los momentos más absurdos de la historia del wrestling, ya que, para empezar, no tuvo el más mínimo sentido.

David Arquette, el campeón que hundió la empresa

El actor David Arquette, conocido por sus apariciones en la saga 'Scream', había rodado la película sobre el mundo del wrestling 'Ready to Rumble', por lo que WCW, la gran competencia de WWE por aquel entonces dentro de este deporte, decidió que apareciera en varios programas. Lo que nadie esperaba que la compañía decidiera que ganase el título mundial y tampoco que un par de semanas después diera un giro radical a su personalidad para dejar que otro luchador con el que mantenía una rivalidad se queda con el título.

Tanto los fans del wrestling como WWE considera que convertir en campeón a Arquette fue el principal motivo de que WCW se hundiese de forma definitiva -lo cierto es que fue un recurso desesperado porque su popularidad ya mostraba síntoma de debilidad-, desapareciendo en 2001 cuando su dueño se la vendió al jefazo de WWE.

Dennis Rodman y Karl Malone, "resolviendo" a golpes la rivalidad en la cancha

Dos grandes jugadores de baloncesto que mantuvieron una intensa rivalidad en la cancha, sobre todo en 1998, pues los Bulls de Rodman derrotaron a los Jazz de Malone en la final de la NBA. Lo cierto es que Rodman ya había probado suerte en el wrestling el año anterior tras ser suspendido por la NBA y siguió apareciendo de forma esporádica hasta 1999, pero nadie esperaba que Rodman y Malone fueran a resolver sus diferencias a golpes.

El combate tuvo lugar el 12 de julio de 1998 -vamos, cuando estaban de vacaciones de la NBA- y fue un combate por parejas con Hulk Hogan junto a Rodman y Diamond Dallas Page al lado de Malone. Más arriba podéis ver una versión resumida del mismo -no he logrado encontrarlo online integro, pero ya os digo que no fue nada que merezca la pena ver durante los 23 minutos que duró- que tampoco ayudó a resolver nada, porque al final fue Hogan quien dio la victoria a Rodman al tumbar para la cuenta de tres a Page.

Dios entrando al ring

Sí, ese vídeo que acabáis de ver es el de la entrada al ring de Dios, o al menos eso es lo que la compañía quiso vendernos. No voy a entrar en lo irrespetuoso que fue hacer algo así, pero lo que sí es evidente es que resulta uno de los momentos más lamentables y ridículos que uno recuerda dentro del wrestling, pero al menos luego dio pie a un interesante combate por parejas. Sí, Dios era el compañero de uno de los luchadores y, obviamente, tampoco pudo ayudarle demasiado...

Drew Carey, vino, vio y se fue

Drew Carey era uno de los cómicos más queridos de la televisión americana cuando aceptó hacer una aparición en Royal Rumble, ese combate anual de WWE en el que van entrando hasta 30 luchadores al ring hasta que solamente queda uno. La cuestión es que lo que básicamente hizo fue entrar al ring, chulearse un poco al estar solo y en cuanto vio que podían molerle a palos no dudó en eliminarse a sí mismo. Una decisión bastante cuerda, pero es que su presencia no aportó nada, y lo peor es que años después fue elegido para pasar a formar parte del salón de la fama de WWE.

Grumpy Cat haciendo bulto

Que Grumpy Cat acabase protagonizando una TV Movie era hasta cierto punto inevitable, ya que algún productor iba a querer aprovechar su enorme popularidad. El resultado luego fue el que fue. Sin embargo, convertir a Grumpy Cat en el presentador de un programa de wrestling fue pasar una línea del absurdo que nunca debería haberse cruzado y en el vídeo de más arriba podéis comprobar los motivos.

Floyd Mayweather tumbando a un gigante

Puede parecer que la idea de utilizar al boxeador más polémico de los últimos años para un combate no suene rara, pero la cosa se complica si tenemos en cuenta que luchó contra un gigante que medía 40 centímetros más que él y que pesaba el triple. Incluso el truco de hacer que en el combate se pudiera hacer cualquier cosa al no haber descalificación posible suponía un salto de fe enorme, pero, obviamente, Mayweather acabó ganando para mantener su imagen de luchador invencible. Que fuera algo creíble ya tal.

Jay Leno haciendo sufrir a Hulk Hogan

Seguro que todo vosotros conoceréis el nombre de Hulk Hogan, la mayor estrella de todos los tiempos si hablamos únicamente por su aportación al mundo del wrestling. Pues bien, en 1998 era el gran villano de WCW y a la compañía se le ocurrió que era una gran idea montar un combate por parejas en el que uno de los rivales de Hogan fuera Jay Leno, un famoso presentador televisivo que destacaba por su sentido del humor y no precisamente por su físico. Os invito a ir por ejemplo al minuto 12 y 15 segundos para ver cómo le retuerce el brazo a Hogan. Además, fue él quien se llevó la victoria por cuenta de tres, aunque al menos no fue Hogan el que la sufrió.

John Bobbitt, el castrado salvador

Imagino que lo único que os sonará a muchos de este señor es su apellido, algo lógico teniendo en cuenta que era el marido de Lorena Bobbitt. Sí, esa mujer que se hizo famosa por cortarle el pene a su marido con un cuchillo en 1993, el cual fue posteriormente reimplantado mediante cirugía. Hasta aquí quizá no os descubra nada nuevo, pero es que John hizo después un par de películas porno y eso no impidió que WWF decidiera contratarle para hacer una pequeña aparición especial siendo el que apagó las luces al final del vídeo de más arriba, salvando así a un luchador de sufrir su mismo destino.

Por desgracia, no hay imágenes online de sus declaraciones tras hacer tal "heroicidad", y no me extraña que la compañía hago todo lo posible por tumbar los vídeos de este momento en el que un luchador cuyo personaje en la ficción era el de un actor porno era salvado mágicamente -¿sólo con apagar las luces ya es suficiente para escapar?- por uno de los castrados más famosos de toda la historia.

Kevin Federline, el triunfo del ex de Britney Spears

Ser el marido de Britney Spears es una credencial bastante dudosa para ser presentado como una celebridad, pero eso fue lo que realmente convenció a WWE para que Federline hiciera acto de presencia en octubre de 2016 2006 y regresara de nuevo en enero de 2017 2007, cuando ya se había separado de la cantante. El resultado fue un combate contra la gran estrella de la compañía y que encima venció. Es cierto que con trampas, pero aún cuesta creérselo.

Leslie Nielsen encuentra como puedas al Enterrador

¿Cuántas veces os habéis reído gracias a las películas de parodias protagonizadas por Leslie Nielsen? Seguro que no son pocas y eso es algo que quisieron aprovechar en WWE hace ya 22 años a través de una línea argumental para averiguar el paradero del Enterrador, que llevaba meses desaparecido. Lo cierto es que Nielsen hizo un buen trabajo y en su aparición final incluso estuvo acompañado por George Kennedy, compañero de reparto en la trilogía 'Agárralo como puedas', pero no tengo muy claro que fuera la mejor forma de dar entidad a la reaparición del personaje más oscuro de la compañía por aquel entonces...

Robocop al rescate

Lo de Chucky ya fue delirante, pero lo de Robocop está a otro nivel. Retrocedemos a mayo de 1990, justo el mes anterior al estreno de 'Robocop 2', algo que en WCW vieron como una gran oportunidad para utilizar al personaje dentro de uno de sus PPVs. Dejando de lado lo ridículo de la idea, la cosa se complicaba aún más por el hecho de que el actor que lucía el traje apenas podía moverse con él, por lo que un combate quedaba completamente descartado.

La solución a todo eso fue que los grandes villanos del momento encerrasen dentro de una jaula al héroe de la compañía para que Robocop llegase al rescate mientras los malvados... pues no sé, se quedaban por ahí mirando sin hacer nada, probablemente atónitos ante el despropósito que estaban presenciando.

Snooki, la "luchadora" que llegó de 'Jersey Shore'

En WWE siempre han sido muy aficionados a intentar que "estrellas" del cine, la televisión o el mundo de los deportes participen en sus programas, pero no tengo muy claro a quién pudo parecerle buena idea contratar para un combate a Snooki, conocida única y exclusivamente por aparecer en 'Jersey Shore'. Al menos lo disimularon con una pelea de tres contra tres y trayendo de vuelta a Trish Stratus, la luchadora más popular de la historia de WWE. El resultado, pues algo cortito para que Snooki no metiera la pata y además fuese ella quien diera la victoria a su equipo.

En Magnet | El wrestling ha vuelto: guía para los novatos, los que vuelven y los que nunca dejaron el 'Pressing Catch'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos