Publicidad

Alguien ha registrado #MeToo como empresa y vende un kit anti-violación con pruebas de ADN caseras

Alguien ha registrado #MeToo como empresa y vende un kit anti-violación con pruebas de ADN caseras
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

MeToo, además de ser un movimiento que lucha por denunciar situaciones de acoso o agresión sexual, ahora también es el nombre de una compañía que pretende comercializar un kit post-violación. La empresa liderada por Madison Campbell busca financiación para que las mujeres que hayan sufrido una violación puedan tomar sus propias pruebas judiciales en casa. ¿Resultado? Con el producto ni siquiera en el mercado, la fiscal general de Nueva York ya les ha acusado de "disuadir a las víctimas de buscar ayuda profesional".

Analiza tu violación en casa. Según adelanta New York Magazine, la propuesta del kit post-violación es similar a la de cualquier producto basado en la dinámica Do It Yourself (hazlo tú mismo). La diferencia es que en este caso no estamos hablando de un pack de ovillos de lana y agujas que te sirven para aprender a tejer tu propia bufanda, sino de una prueba forense que debe ser realizada por profesionales. Bajo el eslogan inspirado en parte del movimiento social original "Your experience. Your kit. Your story. Your life. Your choice" (Tu experiencia, tu kit, tu historia, tu vida, tu decisión) este producto busca vender unidades utilizando el empoderamiento femenino como principal reclamo.

¿Es válido como prueba? No pueden asegurarlo. En las preguntas frecuentes del producto sostienen que el kit está diseñado para mantener la cadena de custodia, es decir, ser eficaz como procedimiento que busca constatar la autenticidad, la integridad y la identidad de los indicios delictivos. De ahí, que parte del kit incluya sobres y pinzas para tomar muestras de ADN que vinculen la violación con el supuesto agresor.mPero a pesar de querer vender un producto "que mantiene la cadena de custodia", desde la propia empresa saben que un juzgado puede no aceptar estas pruebas como válidas. 

Principalmente porque podrían estar contaminadas y porque el trabajo de médicos, forenses y psicólogos es clave a la hora de acumular pruebas y resolver un juicio de este tipo.

Polémica. El pasado miércoles, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, envió una carta de disentimiento a la compañía para que echasen para atrás su idea de hacer negocio con una causa que "puede disuadir a las víctimas de buscar ayuda profesional", según declaraciones a New York Magazine. Y es que, el mero hecho de que este kit contenga un test de detección de ADN no ayuda a resolver uno de los mayores problemas que se dan en este tipo de situaciones: demostrar si hubo o no consentimiento en la relación sexual, algo que también denuncian desde la asociación Joyful Heart Foundation. 

Madison Campbell. Este es el nombre de la fundadora y CEO de MeToo Company, una empresa que a pesar de su nombre nada tiene que ver con el movimiento contra Harvey Weinstein. Campbell tiene 23 años y, a pesar de todo el ruido generado en torno a su idea, busca financiación para comercializar el kit en aproximadamente un año. Según ha contado a Buzzfeed News difiere profundamente de las acusaciones que señalan su producto como un elemento disuasorio y dice que su único objetivo es conseguir que las víctimas de una violación "puedan tener el control de su propio cuerpo." Con el producto todavía en fase de desarrollo, Campbell asegura que la web no está enfocada a clientes, sino a potenciales inversores interesados por su idea.

Monetización del MeToo. La sección de preguntas frecuentes de la web es la única parte de MeToo Company que puede visitarse actualmente. Sin embargo, es suficiente para hacernos una idea de su modelo de negocio. Para Madison Campbell, la fundadora de la empresa, el kit post-violación es tan necesario como una alarma anti incendios. Tanto es así que su respuesta a la pregunta "¿Debo comprar el kit antes o después de una agresión?" está orientada de la siguiente forma:

"Nosotros creamos la siguiente analogía: uno no se compra una alarma anti-incendios para los 364 días en los que no se producen, lo compra para el día en el que hay uno. Confiamos en que este kit sea un elemento disuasorio para las agresiones sexuales, al igual que también confiamos en que esto sea bien recibido; que los hogares de todo el mundo lo compren para ellos y sus seres queridos, no solo como un recurso viable, sino como un símbolo de protección y un disuasivo esperanzador para el asalto".

Imagen: MeTooKit

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir