Compartir
Publicidad
Arqueología de las campañas electorales: una selección de lo peor de lo peor
Why so serious?

Arqueología de las campañas electorales: una selección de lo peor de lo peor

Publicidad
Publicidad

Esta noche empieza oficialmente la campaña electoral de las elecciones generales en España, que se celebran el 20 de este mes. Es probable que nos sintamos en una campaña perpetua desde las autonómicas de la pasada primavera, pero esto no era sino la pre-campaña más larga posible. Lo que queda es el sprint final hasta la jornada de reflexión.

La irrupción de nuevas fuerzas políticas (sobre todo, Ciudadanos y Podemos) puede aportar un toque novedoso a dos semanas de mítines, besos a niños y discursos improvisados subidos encima del banco de un parque, aunque también puede ser que volvamos a repetir algunos de los peores horrores vividos en tres décadas largas de democracia en España. Porque de eso va esta entrada: de una arqueología electoral entre lo peor que han dejado las campañas electorales españolas.

Galería de carteles

Los carteles electorales pueden estar un poco en entredicho con la pujanza de internet, pero nunca hay que subestimarlos. Había verdaderas obras maestras de la psicodelia española, como éste del PSOE en 1977, por ejemplo.

Cartel Psoe

O éste de Jordi Pujol antes del nacimiento de CiU, con Pacte Democràtic per Catalunya, también de aquellas primeras elecciones democráticas de 1977.

Pujol

Que a nadie se nos olvide que José María Ruiz Mateos y Mario Conde llegaron a presentarse a unas elecciones, uno por el CDS, el otro cónsul propio partido.

Condemateos

El GIL, que presentaba a Jesús Gil como la voz del pueblo y lo presentaba al Senado.

Gil

Y Rita Barberá, que ya ni necesitaba eslógan para salir reelegida en Valencia.

Rita2 Foto: cuatrotipos.wordpress.com.

Pero el campeón es Moncho Rodríguez Ares, ex alcalde de Sada. "Moncho es mucho" es insuperable, aunque éste tampoco está mal.

Moncho

Videoclips de pesadilla

'Extremadura como única doctrina'. Con este rap de la cantante Discípulo de la Rima buscaba el voto joven José Antonio Monago, presidente de Extremadura, en las pasadas elecciones autonómicas. La letra de la canción utilizaba declaraciones que Monago había hecho hasta entonces, y no es el único vídeo electoral del político del PP que generó polémica en su momento.

Rivera Así se presentaban Albert Rivera y, entonces, Ciutadans, en 2006.

Un mes antes había publicado un vídeo humorístico, de una serie web titulada 'Dos sures', en el que comparaba su Extremadura con la Andalucía gobernada por la socialista Susana Díaz, utilizando los estereotipos típicos de esa comunidad. Ni que decir tiene que a los andaluces no les hizo ninguna gracia, pero es que tampoco se la hizo a la cúpula del PP, y si ni tu propio partido te ríe las gracias, mal va el asunto. En aquellas elecciones autonómicas y municipales, por cierto, hubo aún más videoclips lisérgicos.

En Oyón (Álava), su alcalde pedía ser reelegido con este vídeo musical sing-along que sólo parece buena idea si eres el mismo al que se le ocurrió que los hijos del alcalde de Calzadilla de los Barros (Badajoz) compusieran una bachata para la campaña de su padre. Si lo que nos va no es el tono festivo, se puede optar por ponerse épico-apocalípticos y perpetrar un vídeo como el del PP de Maqueda (Toledo) en contra del alcalde del PSOE.

Eso sí, el estándar en este tipo de vídeos aún no ha sido superado y hay que remontarse a 1996 para encontrarlo. Es el famoso "vídeo del doberman" del PSOE, en el que se auguraban todo tipo de desastres si Aznar ganaba aquellas elecciones. Desde luego, consiguieron que casi no se hablara de otra cosa en aquella campaña. Aunque, en esto de los vídeos polémicos, es la rama catalana del partido, el PSC, la que se llevó la palma hace unos años.

Fuera de tono

En 2010, las Juventudes del PSC sacaron un vídeo de apoyo a José Montilla en las elecciones a la Generalitat de Cataluña de aquel año. Parecía estar inspirado por los anuncios de una marca de champú que compara lavarse el pelo con ella con un momento de gran placer, y de hecho, hasta se titulaba 'Votar es un placer'. Se cambió el champú por la papeleta electoral, y vídeo listo.

Aunque otras Juventudes, las de CiU, se coronaron también en aquellas mismas elecciones con un spot en el que un tipo disfrazado de España se dedicaba a robar la cartera a los catalanes que se encontraba por la calle.

De todos modos, este vídeo es una inocente metedura de pata comparado con algunas declaraciones que se escucharon, sobre todo, en las pasadas campañas a las elecciones europeas de 2014 y a las autonómicas del pasado mes de mayo. Xavier García-Albiol tenía como lema para salir reelegido como alcalde de Badalona "Limpiando Badalona", y sus declaraciones en contra de los inmigrantes ya habían generado polémica antes. En 2011, por ejemplo, ya dijo: "con 600.000 parados en Cataluña, no creo que hagan falta más inmigrantes".

Albiol
El cartel de Albiol generó un meme con ejemplos como éste de La Retaguardia.

Perlas de ese estilo también han salido de la boca de Josu Bergara, alcalde de Sestao, del que se publicaron grabaciones durante la campaña de las europeas del año pasado llamando "mierda" a los inmigrantes de la localidad, y explicando por qué se negaba a empadronarlos.

En aquellas elecciones destacó el ex ministro, y actual comisario europeo de Acción por el clima y Energía, Miguel Arias Cañete, que justificó su pobre actuación en un debate contra la candidata socialista, Elena Valenciano, diciendo que debatir contra una mujer era muy complicado porque si se hacía "un abuso de superioridad intelectual o lo que sea", parecía machista.

No es fácil elegir un eslógan

En una campaña electoral, lo primero que se piensa es el eslógan bajo el que el partido en cuestión se va a presentar a las elecciones. Y aunque cada vez se buscan lemas con más gancho, a veces se falla estrepitosamente. O se confía en reciclar eslóganes que ya han funcionado en otros países.

¿Cuántos lemas electorales por el mundo ha suscitado el "Yes we can" de la campaña de Obama de 2008, inspirado a su vez en el "sí se puede" del activista por los derechos de los campesinos en Estados Unidos, César Chávez? Aparte de dar directamente su nombre a Podemos.

Aznar El candidato de AP era Fraga, pero es Aznar el que "chupa cámara" en 1982.

"OTAN, de entrada, no" no era un lema de campaña electoral del PSOE, sino que se creó para manifestarse en contra de la proposición del gobierno de Calvo Sotelo de que España entrara en esa organización, en 1981. El eslógan, desde luego, era muy pegadizo, pero era un mal recordatorio cuando el propio PSOE pidió el "sí" en el referéndum para ingresar en la OTAN que se convocó en 1986.

De todos modos, a la hora de buscar lemas de campaña extraños, como mínimo, UPyD se lleva la palma con su Operación Gallina y ese "¡Abajo la gallinocracia!", en la que tienen a un tipo disfrazado de gallina persiguiendo a los principales candidatos a las elecciones generales para protestar por no haber sido invitados a ninguno de los debates celebrados entre ellos. Y si antes hablábamos de "inspiraciones" sospechosas, el lema que el PP presentó para las pasadas autonómicas, "Trabajar. Hacer. Crecer", se parecía demasiado a uno del PNV presentado en enero, "Hacer. Crecer".

Es difícil hilar más fino que en el eslógan que encabeza esta entrada, de una de las campañas de José María Aznar en los 90 (probablemente, de 1993). Teniendo en cuenta que acusaban al PSOE de Felipe González de ser el partido del paro y la corrupción, se dedicaron a repartir toallas refrescantes con el lema "nosotros tenemos las manos limpias". No hay más preguntas, señoría.

Pero terminemos con una animación de la campaña electoral de Izquierda Unida de 2008, con Gaspi, como llamaban en ellos a Gaspar Llamazares, luchando contra todos los males que aquejan a España.

Confiamos en ti, campaña de las generales de 2015, para que superes esta galería.

Imagen | Fermín Grodira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio