Compartir
Publicidad

He bajado al infierno gastronómico de vídeos de comidas bizarras en Youtube para que tú no tengas que hacerlo

He bajado al infierno gastronómico de vídeos de comidas bizarras en Youtube para que tú no tengas que hacerlo
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gente de YouTube ha arreglado y fabricado cosas que no creerías, pero también ha decidido que los programas de cocina lo hacen todo mal, que una nueva forma de llevar a cabo recetas es posible. Más divertida, más dinámica, más de todo. También se ha animado a viajar por el mundo en busca de comidas asquerosas que probar, seguramente con toda la intención de reinventar esos platos y grabarlo todo en vídeo una vez de vuelta en casa.

Las cocinas de diseño de los programas de cocina que vemos en la tele no tienen cabida aquí. Lo que toca es bajar a un infierno gastronómico en el que todo es posible. Un lugar en el que la gente cocina raro, come raro y mira raro. Un sitio en el que quedarse a vivir para siempre o del que salir pitando como alma que lleva el diablo.

Los blackmetaleros también son veganos

¿Te maquillas de blanco y negro de buena mañana? ¿Vas a trabajar ataviado con muñequeras de pinchos y una cota de malla cubriendo tu pecho? ¿Eres vegetariano o incluso vegano? Es una combinación explosiva, pero si cumples el perfil estás de enhorabuena porque hay un tipo llamado Brian Manowitz que te dice cómo cocinar lo que tienes que comer.

Rica lasaña, ¿eh? Qué dices, ¿que te apetecen unos tacos con nachos? Pues también.

Cocina para dummies

Si hay alguien en YouTube que sabe cómo explicar las recetas desde un punto de vista básico y de forma sencilla es el chalao que hay detrás del canal HowToBasic. Por ejemplo, este buen señor te muestra aquí cómo cocinar un huevo perfectamente en tres segundos:

Si buscas algo más saludable también tiene, como por ejemplo este rico helado:

Perretes en la cocina

Cuando decimos que en Japón las cosas se hacen de otra forma nos referimos a cucadas como esta:

Si hasta tiene tomas falsas con Francis dándolo todo:

¿Estás pensando por casualidad en cómo sería esto con un gato? Pues más o menos así:

Sopa de pene

De toro, ojo. Sopa de pene de toro. Parece que es algo bastante común en algunas zonas de Asia, PERO SOPA DE PENE:

Es la típica sopa que si nadie te avisa de lo que lleva igual te la comes tan tranquilo. No tiene mal aspecto, te la presentan muy bien, PERO SOPA DE PENE.

Ay, qué rico está en Sannakji

— Oye, ¿te vienes a cenar?
— ¿A dónde vamos?
— A un sitio muy guay donde ponen Sannakji.
— Suena bien, me apunto.

Cuantas más patas tenga el bicho, más rico

En Camboya, y seguramente en alguna que otra parte de este mundo tan loco en el que vivimos, se comen las tarántulas como el que se zampa una tapa de patatas bravas:

Ya, si saltamos de las arañas a los insectos podemos poner aquí cientos de miles de vídeos, pero mejor no. En su lugar puedes echarle un vistazo a un plato llamado Balut:

En efecto, es un embrión a medio formar de pollo o pato.

En el norte de Europa se come muy bien

Aquí tenemos gazpachos, fabadas, cocidos y a Ferràn Adrià, pero en algunos países del norte de Europa también se come de rechupete. Dos ejemplos clarísimos:

1) El Hákarl, manjar absoluto para los que han tenido la suerte de nacer en el país de origen de Björk, la artista antes conocida como Björk. Se trata de carne podrida de tiburón peregrino. Todo aquel vikingo que se tope con un tiburón peregrino deberá arrancarle la cabeza y enterrarlo durante meses para que las reacciones bacterianas derivadas del proceso de fermentación hagan su trabajo eliminando cualquier toxina antes de hincarle el diente:

2) El Surströmming, un nutritivo plato compuesto de arenque del báltico fermentado. Podrido también es una palabra que podemos usar. Los suecos se lo comen con una alegría inusitada:

Y hablando de suecos, a la hora de cocinar también son muy suyos. Tengo amigos allí y me confirman que el nivel de violencia a la hora de preparar sus platos favoritos no baja del mostrado en el siguiente vídeo:

Desde el coche también se puede hacer crítica gastronómica

Daym Drop lleva haciéndolo desde hace años y son cientos (o miles) de vídeos en los que puedes verle probar todo tipo de mierdas de todo tipo de cadenas de comida rápida desde su coche. Come hamburguesas, patatas, alitas de pollo, albóndigas, tacos, palitos de mozzarella, cupcakes de bacon y más. Come y habla sobre ello. O mejor dicho: come, habla sobre ello y en muchas ocasiones las marcas le pagan para que lo haga:

Siempre nos quedará ir a pillar algo en coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio